La casa rectoral del Naranco, con licencia para transformarse en centro del Prerrománico.

A Somos Oviedo le suena «muy raro» el anuncio del Arzobispado de que ya dispone de licencia para rehabilitar el exterior de la fachada de la casa rectoral junto al Naranco. Según Somos es imposible rehabilitar ese inmueble porque el edificio está en ruina y situado sobre un suelo destinado a ser parque, «por lo que debería demolerse», explicó el concejal Nacho del Páramo.

Casa rectoral situada a unos 100 metros de Santa María del Naranco
_______________

2 de enero de 2022

La casa rectoral del Naranco de 2015 a 2022

2015

En 2015 el Arzobispado presentó un proyecto de «rehabilitación» de la casa rectoral del Naranco que consistía en una vivienda unifamiliar de 189 metros útiles divididos en semisótano, planta baja, primera planta y bajo cubierta. El inmueble estaría formado por tres dormitorios, cuatro baños, almacén, lavandería y dos garajes. El precio en el mercado rondaría los 600.000 euros y en su momento se especuló con la posibilidad de que la intención fuese reformar la casa para venderla posteriormente.

La casa rectoral, un edificio en un estado de aparente ruina, está ubicada a unos 100 metros de Santa María del Naranco y cerca también de San Miguel de Lillo. El inmueble, obra de Menéndez Pidal, se encuentra ubicado en la misma parcela que Santa María del Naranco. Por tanto, dentro del perímetro de protección de los monumentos.

2017

En 2017 el Ayuntamiento de Oviedo (regido entonces por PSOE, Somos Oviedo e IU) y el Consejo de Patrimonio Cultural denegaron al Arzobispado de Oviedo el permiso de obra para rehabilitar la casa rectoral y convertirla en una vivienda residencial. El informe municipal en el que se deniega la licencia de rehabilitación está fechado en marzo de 2017. Una vez informado al Consejo de Patrimonio Cultural de Asturias y recabada la información necesaria, el ayuntamiento señaló que «la casa rectoral compite en volumen y presencia con el palacio prerrománico, por lo que su rehabilitación para vivienda es una actuación que incumpliría la normativa que establece que en los entornos de protección delimitados, las intervenciones y los usos no pueden alterar el carácter arquitectónico y paisajístico del área, ni perturbar la contemplación del bien».

«El edificio sigue siendo parte de ese equipamiento público», recoge el documento, que añade que «no debe cambiar a residencial, y menos de carácter privado, a menos de 100 metros de un monumento que ostenta tantos reconocimientos». Recuerda el consistorio que los monumentos prerrománicos están incluidos en un conjunto histórico con nivel de protección integral monumental que forma parte del listado de patrimonio mundial de la Unesco.

Por último, ese documento recuerda que en la tramitación del Plan Especial de Protección del Entorno, y de acuerdo a la información existente en 2017, ese inmueble debería incluirse entre los que deben demolerse.

Por su parte el informe de Patrimonio advertía de «que los monumentos tienen la catalogación de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y uno de los aspectos que más se mira para la concesión de ese sello es la presión urbanística sobre los monumentos. Se revisa cada cinco años y si hay cambios podrían excluir a Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo de la catalogación», indicaba, además quedaba acreditado que el edificio se encuentra en ruinas y el Ayuntamiento de Oviedo, con el aval Patrimonio, señalaba este inmueble para su demolición.

2019

El Arzobispado entonces presentó un recurso ante el Juzgado de lo Contencioso contra el Servicio de Patrimonio Cultural y contra el Consistorio por denegar la licencia para restaurar esa vivienda. La negativa municipal y judicial a la obra planteada por la Iglesia en 2017 se basaba en un informe de la Consejería de Cultura del Principado, en el que se adviertía de que una rehabilitación ajena a los criterios de conservación resulta “inviable”, ya que supondría un “incumplimiento” de la Ley de Patrimonio Cultural. Tras la primera negativa del Consistorio a las obras planteadas por la Iglesia basándose en el informe del Principado, el Arzobispado recurrió la decisión ante el contencioso. Tras el segundo revés, presentó un recurso de apelación ante el TSJ, que se resolvió con idéntico resultado frustrando así los planes iniciales del Arzobispado de convertir el inmueble en chalé para sacarlo al mercado.

Proyecto para la conservación de la antigua Casa rectoral de Santa María del Naranco / Arzobispado de Oviedo
____________

2021

El Arzobispado entonces presentó en abril de 2021 (con un nuevo gobierno de PP y Ciudadanos en el Ayto.), otro proyecto para la antigua Casa rectoral de Santa María del Naranco tras serle denegado el permiso para un proyecto anterior. Para el Arzobispado «este es el primer paso para acondicionar el inmueble como futuro Espacio de Acogida y Atención al Visitante de los Monumentos»(1).

Las conversaciones para este nuevo proyecto se iniciaron ya entonces y según señalaba La Nueva España, «La voluntad del arzobispado es obtener algún tipo de rédito económico de la propiedad y el Ayuntamiento exige que el edificio esté ligado a los monumentos del Prerrománico. Así, apuntan fuentes municipales, la única opción es darle un “uso turístico”. Bien como punto de información turística o como un recinto expositivo«.

(1) Ya existe un Centro de Interpretación del Prerrománico Asturiano, situado en las antiguas escuelas del Naranco, a 200 metros de Santa María, gestionado por la Sociedad Pública de Gestión Turística y Cultural del Principado de Asturias y dependiente de la Consejería de Cultura, Política Llingüística y Turismo.

2022

La rectoral del Naranco, con licencia para transformarse en centro del Prerrománico

La Nueva España, 30 de diciembre de 2022

La casa del rectoral de Santa María del Naranco ya cuenta con licencia municipal para las obras de su transformación en nuevo centro de visitantes del Prerrománico, según los planes presentados hace más de un año por el Arzobispado.

El inmueble, prácticamente en ruinas, se convertirá en un «espacio de acogida y atención al visitante», según explicó en su día la Iglesia. Desde allí, el Arzobispado quiere canalizar las visitas a las dos grandes joyas del Prerrománico del Naranco, Santa María y San Miguel. Gracias a la recuperación del viejo edificio, explican fuentes del Arzobispado, se podrá mejorar la gestión de las visitas a los templos y los planes turísticos asociados.

La Iglesia cuenta ya con la licencia de las obras referidas a la envolvente exterior, lo que permitiría avanzar en el adecentamiento de la estructura, con un aspecto externo muy deteriorado en la actualidad y que afea el entorno de los monumentos. La idea del Arzobispado es poder iniciar cuanto antes los trabajos, pero tratará de avanzar, al tiempo que comienza la recuperación de los muros, con el proyecto de transformación del interior, para poder acometer la obra en su conjunto.

Según los bocetos presentados hace más de un año, la propuesta para el interior de la «casa rectoral» del Naranco pasa por aprovechar al máximo el espacio, con grandes salas y abriendo vanos que aprovechen la luz natural e integren el templo dentro del centro de atención al visitante.

Aunque los planes de la iglesia asturiana pasaban, inicialmente, por convertir este patrimonio en un activo inmobiliario, la justicia tumbó sus planes y propició esta solución con la que el Arzobispado confía en mejorar la gestión de las visitas turísticas que se desplazan al Naranco.

La rehabilitación de la «casa rectoral» del Naranco coincide con las actuaciones en los accesos que viene desarrollando el Principado de Asturias en los últimos años, adecentando caminos desde el otro equipamiento, este dependiente del gobierno regional, vinculado al patrimonio del arte prerrománico, el centro del Prerrománico instalado en las antiguas escuelas de San María del Naranco.

Somos y la rectoral (LNE)

A Somos Oviedo le suena «muy raro» el anuncio del Arzobispado de que ya dispone de licencia para rehabilitar el exterior de la fachada de la casa rectoral junto al Naranco. Según Somos es imposible rehabilitar ese inmueble porque el edificio está ruina y situado sobre un suelo destinado a ser parque, «por lo que debería demolerse», explicó el concejal Nacho del Páramo.

De un modo u otro el arzobispado de Oviedo está decidido a hacer negocio con un edificio ruinoso, Ignacio Fernández del Páramo

En prensa: La casa rectoral de Santa María del Naranco: crónica de un proyecto de especulación

Nortes

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: