La Iglesia, esa multinacional

febrero 27, 2019

El periodista Ángel Munárriz analiza en Iglesia S. A. la financiación de la organización católica, con la lupa puesta en los recursos públicos que la sostienen

El ensayo aborda desde las exenciones del IBI y las inmatriculaciones, hasta el cobro por la entrada a los templos o los ingresos por la casilla de la renta

Imágenes expuestas en la Mezquita Catedral de Córdoba / P.M.C.

Clara Morales, InfoLibre, 27 de febrero de 2019

La Iglesia recibe ingresos por las donaciones de sus fieles, por la entrada a edificios que forman parte del patrimonio histórico, por la aportación del Gobierno vía IRPF, por las exenciones fiscales —como el Impuesto de Bienes Inmuebles, el IBI—, por el alquiler de sus edificios y terrenos, por las cuotas, públicas o no, por sus centros educativos concertados y privados… Pero la Iglesia no es una empresa. ¿Y qué es la Iglesia, entonces? “No es fácil delimitar su naturaleza exacta”, advierte Ángel Munárriz, periodista de infoLibre, en la introducción de su libro Iglesia S. A., editado por Akal. Es “una gran organización privada atomizada en miles de terminales”, aventura el autor, algo así como “la delegación ibérica de un Estado teocrático extranjero, el Vaticano”. Pero si fuera una empresa, si existiera esa Iglesia S. A. que imagina el título, sería una “en rescate permanente”. Munárriz desentraña a lo largo del trabajo cómo funcionan los privilegios económicos de esta particular sociedad anónima y cómo encajan, o desencajan, dentro de un Estado aconfesional.

No es una tarea fácil la de desenmarañar el entramado económico de la Iglesia católica en este país. Para empezar, defiende la Conferencia Episcopal Española (CEE), la Iglesia católica española no es un solo ente, sino un cúmulo de diócesis, parroquias, monasterios y órdenes. No hay un dinero de la Iglesia. “La Conferencia Episcopal invoca siempre la descentralización para explicar por qué no puede dar una cuenta global de sus asuntos económicos”, explica el periodista por teléfono, desde Sevilla. Porque no, no hay una cifra oficial que englobe ni todo lo que la Iglesia ingresa ni todo lo que el Estado le concede. Por supuesto, la institución tiene las suyas —algo menos de mil millones de ingresos en 2016, más de la mitad recibidos a través de subvenciones públicas y actividades económicas—, que no incluyen, entre otras cosas, exenciones fiscales como la del IBI. Munárriz esgrime otras dos. Primero, la estimación de la organización Europa Laica, que calcula que la Iglesia recibe anualmente unos 11.000 millones de euros de dinero público por distintos conceptos, una cuenta que el periodista considera “bien hecha”. Segundo, unas declaraciones de Carrero Blanco en 1972: según el entonces vicepresidente del Gobierno, el Estado había gastado 300.000 millones de pesetas en la Iglesia desde 1939. 

Lee el resto de esta entrada »


La recuperación del patrimonio inmatriculado en la Ley Foral de reforma de la Administración Local de Navarra

febrero 22, 2019

Que la recuperación del patrimonio inmatriculado por la Iglesia católica aparezca de manera explícita entre las competencias de las administraciones locales es un avance en el respaldo legal a nuestras reivindicaciones

Un momento de la sesión en la que se ha debatido la reforma del mapa local. / Resultado votación. Fuente foto

Fuente: Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro, 22 de febrero de 2019

La Asamblea municipalista por la recuperación del patrimonio inmatriculado por la Iglesia católica, celebrada en Burlada el 16 de diciembre de 2017, aprobó una Resolución para incluir en la futura Ley de reforma de la Administración Local de Navarra lo siguiente: “Así mismo, las entidades locales de Navarra deben procurar la recuperación del patrimonio inmatriculado al amparo y durante la vigencia del artículo 206 de la Ley Hipotecaria.”

Esta enmienda trataba de explicitar la recuperación del patrimonio inmatriculado como una competencia de las entidades locales y, en consecuencia, reforzar el respaldo normativo a las actuaciones que dichas entidades puedan realizar en tal sentido.

Fracasado el intento de incorporación de la enmienda en el trámite de participación ciudadana, se planteó su defensa en el trámite parlamentario. Apoyada por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos – Orain Bai, PSN (PSOE) e I-E (IU y Batzarre), fue aprobada y, en consecuencia, incorporada al texto de la Ley Foral de reforma de la Administración Local. Lee el resto de esta entrada »


La coordinadora Recuperando exige al Gobierno la publicación del listado de inmatriculaciones de la Iglesia

febrero 20, 2019

Un mandato parlamentario de 2017 compromete al Ejecutivo.
Recuperando teme un “apaño” entre el Estado y la jerarquía.

Catedral de Málaga,  inmatriculada en 2011/ Foto S. Fenosa

Fuente: Coordinadora Recuperando, 20 de febrero de 2019

La coordinadora Recuperando, que agrupa a una veintena de colectivos ciudadanos, exige al Gobierno que cumpla con el mandato parlamentario y con su compromiso político de hacer público el listado de inmatriculaciones de la Iglesia católica. Buena parte del patrimonio histórico del Estado español, entre ellos la Mezquita de Córdoba y la Giralda de Sevilla, así como decenas de miles de bienes de todo tipo, han sido inscritos de forma irregular por la jerarquía católica en lo que representa el mayor expolio inmobiliario de la historia contemporánea.

Una proposición no de ley (PNL), acordada de forma mayoritaria por los grupos parlamentarios en abril de 2017 ***, instaba al Gobierno a la elaboración y difusión del listado completo de los bienes inmatriculados por la Iglesia, cuyos cálculos más prudentes elevan su cuantía a unos 40.000. Solo en Navarra, su número asciende ya a 2.500, según acaba de trascender, el doble de lo conocido hasta ahora.

Nada más acceder al poder, el Gobierno de Pedro Sánchez se comprometió a completar el listado de inmatriculaciones y hacerlo público en atención a su voluntad de transparencia democrática. Así lo declaró en sede parlamentaria el 2 de agosto de 2018: “El Ministerio de Justicia se encuentra en estos momentos procesando los datos para la realización del listado de bienes inmatriculados y se prevé que una vez finalizado se proceda a su publicación”.

Nueve meses después, y una vez haber reconocido que la documentación ya obra en su poder, el Ejecutivo no ha cumplido con su promesa y no hace sino dilatar en el tiempo una obligación de transparencia en una cuestión crucial del patrimonio cultural de todos los ciudadanos. La coordinadora Recuperando ha solicitado formalmente sendas entrevistas con la vicepresidenta del Gobierno y con la ministra de Justicia al objeto de conocer el listado y las causas que pudieran explicar el retraso de su publicación. Lee el resto de esta entrada »


Andrés Valentín: Las inmatriculaciones, un expolio monumental

febrero 15, 2019

La Iglesia católica se apropia la Mezquita de Córdoba, la Giralda de Sevilla, la Seo de Zaragoza y…

Viento Sur, 15 de febrero de 2019

Inmatricular es inscribir por vez primera un bien inmueble en el Registro de la Propiedad. Pero, sobre todo, ha sido el procedimiento a través del cual la Iglesia católica se ha apropiado de decenas de miles de bienes de valor incalculable.

La reforma de la Ley Hipotecaria (Decreto de 8/2/1946) equipara la Iglesia católica al propio Estado (art. 206) y el artículo 304 del Reglamento de 1947 establece que las certificaciones requeridas para la inmatriculación de bienes por la Iglesia Católica serán expedidas por los obispos respectivos. Esta normativa franquista convierte a la Iglesia católica en administración pública y a los obispos en notarios. “Inmatriculo este bien porque yo mismo digo que es mío, porque me pertenece desde tiempo inmemorial”. Con eso bastaba; no era necesario acreditar de manera alguna la propiedad de lo inmatriculado.

En coherencia con el artículo 16.3 de la Constitución (ninguna confesión tendrá carácter estatal) y de su disposición derogatoria tercera (Así mismo quedan derogadas cuantas disposiciones se opongan a lo establecido en esta Constitución) esos privilegios de la Iglesia Católica debieran haberse considerado inconstitucionales, pero ningún Gobierno promovió la inconstitucionalidad del art. 206 de la Ley Hipotecaria.

El Real Decreto 1867/1998 del Gobierno de Aznar suprime el artículo 5.4 del citado Reglamento que prohibía expresamente inmatricular lugares de culto, algo que, pese a ello, la Iglesia católica venía haciendo. Esta norma regulariza las ilegalidades cometidas por la Iglesia y amplia de manera espectacular el ámbito del expolio: catedrales, parroquias, ermitas se privatizarán al amparo de ese Decreto.

La Ley 13/2015 de Reforma de la Ley Hipotecaria excluye a la Iglesia Católica del procedimiento de inmatriculación instaurado en 1946. Esa derogación del art. 206 de la Ley Hipotecaria ha impedido que pudiera ser declarado inconstitucional y, en consecuencia, ha generado una “amnistía registral” de todo lo inmatriculado. Se necesitaban 50 firmas de miembros del Congreso y del Senado para presentar el recurso de inconstitucionalidad que lo pudiese impedir; pero, esas 50 firmas no se encontraron. La presión social, mediática y, sobre todo, una primera sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) obligó al Gobierno de Rajoy a acabar con esta normativa franquista. Esa sentencia califica las inmatriculaciones llevadas a cabo por la Iglesia católica como una “violación continuada y masiva” de los derechos garantizados por la Convención Europea de Derechos Humanos y condena al estado español a pagar una indemnización de 615.000 €.

Este es el marco normativo que ha propiciado la mayor apropiación privada de patrimonio público y todo ello en la más absoluta opacidad. Ese es el motivo por el que durante décadas esta problemática fue desconocida.

La respuesta

Lee el resto de esta entrada »


Navarra: Sólo el 37% de las inmatriculaciones de la Iglesia son bienes de culto

febrero 10, 2019

La Plataforma de Defensa del Patrimonio sospecha que muchas propiedades corresponden a comunales

Iñaki Cenoz, Andrés Valentín, Marisol García y Julio Urdín, miembros de la Plataforma.

Virginia Urieta Unai Beroiz, Noticias de Navarra, 10 de enero de 2019

“La Iglesia no paga ningún impuesto por sus bienes, sean de la naturaleza que sean. La normativa Europea está acercando cada vez más esta cuestión, y es otro de los temas a negociar, que los bienes no destinados al culto tienen que tributar, máxime si en ellos se están realizando actividades económicas por las que obtienen beneficio, aunque esto está por hacer. Y es un problema gravísimo porque no sólo no tributan, tampoco declaran, y los ingresos que perciben son dinero negro: en el Estado hay un paraíso fiscal que se llama Iglesia Católica”. Andrés Valentín es tajante, y claro. Desde la Coordinadora Recuperando, que trata de rescatar esos bienes que al Estado y a Navarra les han sido arrebatados, pone los datos sobre la mesa y las cifras son abrumadoras, a pesar de conformar sólo una parte de la realidad. “En el conjunto del periodo conocido, sólo el 37% de las inmatriculaciones son bienes de culto, lo que significa que 1.560, el 62%, nada tiene que ver con él”.

Después de que el Parlamento de Navarra aprobara en abril de 2018 una resolución promovida por la Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro mediante la que instaba al Gobierno foral a recabar del Colegio de los Registradores de la Propiedad de Navarra las notas simples (o, en su defecto, la relación) de los bienes inmatriculados por la Iglesia Católica, desde 1978 a 2015 y al amparo del artículo 206 de la Ley Hipotecaria, el listado llegó por fin a sus manos el pasado 21 de enero. Al menos con las inmatriculaciones realizadas en la Comunidad Foral antes de 1998.

Tal y como revelaron ayer los miembros del colectivo, según la información que manejan en Navarra pasamos de 1.087 bienes inmatriculados, (datos de los que ya disponían), a más de 2.500 con los nuevos listados. “Si tenemos en cuenta que carecemos de información sobre el periodo de 2008 a 2015, que varias inmatriculaciones reúnen más de un bien (atrio y jardín;casa y huerto parroquial;casa, ermita y atrio) y que los bienes inmatriculados que han sido vendidos no aparecen, los bienes inmatriculados en Navarra superarán los 3.000”. Lee el resto de esta entrada »


Los obispos han inmatriculado en Navarra el doble de propiedades de las conocidas hasta ahora

febrero 8, 2019

Los datos aportados por los registros a instancias del Parlamento foral elevan la cifra a 2.518 y eso solo hasta 1998

Vista principal de la catedral de Pamplona. LUIS AZANZA

Carmen Morán Breña, El País, 8 de febrero de 2019

Navarra ya tiene su listado completo de inmatriculaciones efectuadas por los obispos desde 1931 hasta 1998 y suman un total de 2.518 bienes de toda clase, huertos, jardines, casas, iglesias, catedrales, incluso ruinas. Los datos los han entregado los registradores de la propiedad a instancias del Parlamento foral, que así lo pidió al Gobierno de la comunidad. El documento es confuso, porque algunos registros incluyen más de una propiedad, otros mencionan un solar pero no se especifica que sobre él hay una casa construida y algunas dependencias anexas, por ejemplo.

Pero algo de luz arroja todo esto, si Navarra puede servir como muestra. Antes de 1998, la Iglesia puso a su nombre, sobre todo, bienes rústicos (49,8%) o urbanos (43,7%). Pero llama la atención que un 5% corresponde a lugares de culto, algo ilegal porque en el franquismo y parte de la democracia estuvo prohibido inmatricular templos. A pesar de eso, los obispos lo hicieron.  Aznar quiso que, a partir de 1998 lo siguieran haciendo pero dentro de la legalidad y amplió el privilegio de la Iglesia: los obispos podían ya poner a su nombre cualquier propiedad que nunca antes hubiera estado registrada sin entregar un solo papel. Bastaba con su palabra. Lee el resto de esta entrada »


El Estado cancela la titularidad eclesiástica de San Juan de los Panetes

febrero 3, 2019

La resolución está fechada a 16 de enero de 2019 y entró en el Ayuntamiento el pasado día 24

San Juan de los Panetes / El Periódico

El Periódico de Aragón, 3 de febrero de 2019

El templo de San Juan de los Panetes pasa a ser de nuevo propiedad del Estado y no de la Iglesia católica, después de que el Ayuntamiento de Zaragoza solicitara la apertura de un expediente de investigación sobre la propiedad del inmueble, que ha finalizado con su inscripción en favor del Ministerio de Cultura.

El Estado rectifica así con este acto, con el que concluye el proceso administrativo abierto, y recupera la titularidad de uno de los numerosos edificios que la Iglesia católica inmatriculó en la capital aragonesa en los años 80 del siglo pasado.

La resolución, a la que ha tenido acceso Efe, está fechada a 16 de enero de 2019 y entró en el Ayuntamiento el pasado día 24.

En ella se indica que ya se ha producido la inscripción de San Juan de los Panetes en favor del Ministerio de Cultura en el Registro de la Propiedad número 2 de Zaragoza.

El proceso comenzó con el acuerdo del Gobierno de Zaragoza del 31 de marzo de 2017, por el que se solicitaba a la Administración General del Estado que abriera un expediente de investigación sobre la titularidad de este templo y de la iglesia de Santiago el Mayor. Lee el resto de esta entrada »