El reino de Cristo en la tierra (y en España): las conexiones de El Yunque y la ultraderecha

Un informe de la Fundación Rosa Luxemburg explicará las relaciones de Vox y la ultraderecha española con la secta ultracatólica mexicana El Yunque.

Concentración contra la eutanasia organizada por vividores.org

Concentración contra la eutanasia organizada por vividores.org / Jaime García / ABC

Sato Díaz, Cuartopoder, 20 de diciembre de 2020

“Defender la religión católica y luchar contra las fuerzas de Satanás” para “instaurar el reino de Cristo en la tierra”. La secta mexicana El Yunque empezaba su andadura en los años 50 con estos objetivos, desde una ideología fundamentalista católica y formas paramilitares y fascistas. En su país original, tienen gran capacidad de influir a través de organizaciones pantalla. “Tuvieron influencia en la llegada al Gobierno mexicano de Vicente Fox”, recuerda el investigador Román Cuesta, que advierte: “Tras México, el segundo país donde más fuerza tienen es España”.

A través de un informe, al que ha tenido acceso cuartopoder, elaborado por la Fundación Rosa Luxemburg Stiftung sobre la extrema derecha en España que se publicará a principios de 2021 y que ha coordinado el periodista Miquel Ramos, navegamos por los tentáculos ultracatólicos en el Estado español, la influencia de esta secta mexicana. Cuesta, que ha escrito este capítulo del informe, advierte: “Encontramos muchos contactos entre El Yunque y las campañas que se organizan contra el Gobierno”. El Gobierno de coalición, tal y como hizo el de José Luis Rodríguez Zapatero en su momento, ha levantado la furia de los sectores más conservadores del Estado, lo estamos viendo, y algunas de las medidas sobre ampliación de derechos y libertades civiles ya cuentan con una oposición social reaccionaria organizada.

Esto lo hemos visto con respecto a la llamada ley Celaá educativa, la consideran un ataque a la educación concertada y privada. También ha quedado claro esta semana, cuando se ha aprobado en el Congreso la ley que regula la eutanasia. Una plataforma, bajo el nombre de ‘Vividores’, apoyada por HazteOír y la Asociación Católica de Propagandistas relacionada con el CEU, popularizaba los carteles negros con calaveras blancas para denunciar, desde su perspectiva ultra, una “pena de muerte encubierta”. Se les espera con fuerza en otros debates legislativos previstos para esta legislatura, como la ley trans, para la que cuentan, quizás de forma inesperada, con la inestimable confluencia de algunos sectores del feminismo.

El Yunque español

“La labor de infiltración que han hecho en partidos y otras organizaciones les da bastante capacidad de influencia en la vida pública española”, advierte Cuesta, que prosigue: “El caso más evidente es Hazte Oír, ahora Citizen Go, pero hay decenas de organizaciones que colaboran, no solo con contenidos y campañas, sino también económicamente”. Y es que la evolución de la secta mexicana le ha llevado a pasearse por la derecha y ultraderecha política, social y mediática española. En lo político, primero se infiltraron en grupos minoritarios, como Falange o partidos del ámbito carlista, después lograron hacerse algún hueco en el PP, la irrupción de Vox les ha hecho obtener unas mayores cuotas de presencia entre cargos públicos y orgánicos.

Y es que, allá por los 70, el fundador de la secta mexicana encargaba, según lo que recoge el informe de la Rosa Luxemburgo, a Miguel Ángel López Zabaleta la implantación en el Estado español, para lo que contaría con el apoyo económico del entorno de la familia Ruiz Mateos, Rumasa. López Zabaleta, relacionado con la labor de captación de socios para Hazte Oír, nos lleva a otro personaje clave para El Yunque español, según este análisis: Álvaro Zulueta, quien sería responsable de financiación de la plataforma, quien contrajo matrimonio con Olga Cuquerella, una de las empleadas de Aizoon, aquella inmobiliaria propiedad Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina de Borbón para defraudar a Hacienda.

A través de otro estudio, El Transparente de la Catedral de Toledo, que se recogen en las páginas de la Rosa Luxemburgo, se observa cómo en las décadas de los 80 y 90 El Yunque se iba consolidando en España, a través de organizaciones como las Comunidades Neocatecumenales, Acción Católica o Asociación Católica de Propagandistas. También se estrechan vínculos con medios de comunicación ultraconservadores, Intereconomía o La Gaceta, y cierta penetración en el PP, donde el estudio de El Transparente creó cierta discordia: el Opus Dei rivalizaba en el seno del partido conservador con El Yunque.

Este estudio de El Transparente fue declarado “esencialmente veraz” por el Juzgado de Primera Instancia 45 de Madrid, en 2014. A través de este juicio se acreditaba la relación entre El Yunque y Hazte Oír y se revelaba la identidad de algunas personas, como Ignacio Arsuaga, presidente de Hazte Oír; el propio Zulueta, director de la fundación Citizen Go y tesorero de Hazte Oír; Cuquerella; Luis Losada, subdirector del diario La Gaceta y actual colaborador de 13 TV, la cadena de los obispos; Liberto Senderos, presidente de la Organización del Bien Común; Jaime Urcelay, presidente de Profesionales por la Ética… “Arsuaga ya era amigo de hace años Santiago Abascal”, relaciona Cuesta. En aquel juicio, Victoria Uroz, que estuvo casada con el periodista Losada, desvela cómo se financiaba Hazte Oír: “He conocido que de México les venía dinero”.

Sería en 2013 cuando se fundaba Vox, el mismo año echaba a andar Citizen Go, la relación de El Yunque y HazteOir animaba a buscar nuevas marcas. Citicen Go está bien relacionada con grupos de presión internacional, lo que genera vínculos con las instituciones comunitarias en Bruselas. Según una investigación de Open Democracy, foro de debate internacional progresista, los vínculos de Citizen Go con organizaciones ultraconservadoras internacionales, autodenominadas “pro-vida”, llevan hasta estrechos vínculos con el entorno de las élites rusas y, por otro lado, de sectores del Partido Republicano norteamericano.

Pero centrándonos en la implantación del poderoso “reino de Cristo” en España, esta investigación desvela cómo Arsuaga reconocía ante un reportero infiltrado de Open Democracy que Citizen Go está alineado con Vox, que harían campañas dirigidas hacia políticos de partidos que no hayan tenido una actitud beligerante en temas como los derechos LGTBI o el aborto, lo que incluía al PP y excluía a Vox, y que estudiaban cómo, a través de fundaciones, podrían participar en la financiación del partido de Abascal de cara a procesos electorales.

Iván Espinosa de los Monteros regresa al congreso tras mostrar su apoyo a los manifestantes

Iván Espinosa de los Monteros regresa al congreso tras mostrar su apoyo a los manifestantes contra la Ley de eutanasia / Jaime García ABC

En el programa de la televisión pública vasca 360 grados, titulado ¿Qué relación hay entre Vox, HazteOír y El Yunque?, se relaciona con El Yunque a Iván Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio, diputado en el Congreso y vicesecretario de Relaciones Internacionales del partido ultra y presidenta de Vox en la Comunidad de Madrid y portavoz en la Asamblea. Del mismo modo, el autor del libro El Yunque en España, Santiago Matas, incluye en esta lista de los relacionados con la secta mexicana a Alicia Verónica Rubio, vicesecretaria de Movilización en la ejecutiva de Vox y desde 2019 diputada de la Asamblea de Madrid, Francisco Serrano, cabeza de lista al Parlamento de Andalucía en 2018, o Ignacio Garriga, candidato a la Presidencia de la Generalitat de Catalunya para los comicios del año que viene, entre otros.

Contra los avances progresistas

La plataforma HazteOír, que combina un ideario ultraconservador y novedosas técnicas comunicativas y en redes sociales, consiguió relevancia, sobre todo, durante la primera legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero. En aquel periodo, se posiciona inmediatamente contra el aborto, la eutanasia, las leyes de violencia de género, las leyes LGTBI o de memoria histórica, mientras defiende la libertad de educación y la libertad religiosa y realiza campañas por la unidad de la nación española o de apoyo a las víctimas de ETA. Como hemos visto, preparan su estrategia contra el Gobierno de coalición.

“Una clara relación entre estos grupos a nivel internacional lo hemos visto estos días, la misma campaña de aquí contra la ley de eutanasia, la han usado en contra de la del aborto en Argentina, ambas campañas se entrelazaban”, comenta Cuesta. Y es que, para el investigador, la vinculación de Vox con los tentáculos de El Yunque es evidente. “Vox es el partido ideal donde infiltrarse, hay cargos que vienen directamente de esas plataformas para después integrarse en Vox”, añade.

Las organizaciones ultracatólicas en el Estado español van más allá de Hazte Oír o Citizen Go. Algunas de ellas, con activa presencia mediática por participar en casos polémicos, como la Asociación Española de Abogados Cristianos, centrada en la actividad jurídica. Así, sus querellas han motivado juicios que se han hecho mediáticos. Por ejemplo, contra la ministra Celaá, el colectivo Femen, José Carrillo como rector de la Universidad Complutense, el actor Willy Toledo, el clown Leo Bassi o la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. El informe de la Rosa Luxemburg también relaciona a esta asociación con El Yunque, sobre lo que informará cuartopoder en los próximos días.

“Suelen buscar a gente que económicamente esté fuerte, pues les exigen aportaciones”, explica Cuesta sobre estas organizaciones ultraconservadoras. Sin embargo, advierte de que sus acciones no van únicamente dirigidas a personas de clase alta, “no tienen miramientos a la hora de intentar captar a todo tipo de gente”. Y señala: “Ahora vemos a un grupo de curas negacionistas con la covid-19 en distintos municipios”. Desde algunos púlpitos, en plena pandemia y ante una crisis de incertezas e inseguridades en la población, se lanzan mensajes que ponen en cuestión los avances científicos para parar la enfermedad, según cuenta Cuesta. Unos discursos que pueden prender en diferentes sectores sociales. Unos discursos que nos llevan al origen de El Yunque. Volvamos a los 50.

A pesar del secretismo de sus integrantes, que juran no desvelar la existencia de la organización y la pertenencia a la misma, su origen se puede situar en la ciudad mexicana de Puebla de Zaragoza en el año 1953. En aquel momento, según contó Álvaro Delgado, periodista que obtuvo por sus investigaciones sobre El Yunque el Premio Nacional de Periodismo de México, la aparición de esta secta estuvo vinculada al Frente Universitario Anticomunista, en dicha ciudad mexicana. Estos estudiantes católicos eran censurados por otros estudiantes por sus posturas en contra de la ciencia. Décadas después, la ciencia se vuelve a poner en duda por posiciones ultraconservadoras.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: