Jesús Sanz, arzobispo de Oviedo, vuelve a acusar al Gobierno de ampararse en el dolor “para imponerse impunemente con sus leyes ideológicas y sus formas mentirosas”

“Mezclar la responsable ayuda y las urgentes medidas necesarias con un abusivo atrincheramiento fuera de todo control parlamentario durante meses, tiene ribetes de preocupante deslizamiento hacia formas tan poco democráticas que arriesgan en convertirse en dictatoriales”

La rotunda derrota de Jesús Sanz

La rotunda derrota de Jesús Sanz / Religión Digital

Jesús Bastante, Religión Digital, 2 de noviembre de 2020

No es la primera vez que lo hace, pero el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz, vuelve a mostrarse como un nuevo Recaredo, utilizando la pandemia para arremeter, de nuevo, contra el Gobierno y sus medidas. En su última pastoral, publicada por el Arzobispado, el prelado denuncia a quienes se amparan “en la sombra del ciprés de nuestros males, para imponerse impunemente con sus leyes ideológicas y sus formas mentirosas, confinando nuestros derechos y conculcando nuestra libertad”.

En la carta, titulada ‘La sombra alargada de nuestro ciprés’, Sanz incide en que en estos días “la sombra de nuestro ciprés sigue siendo muy alargada”. “Son sombras aciagas ante la impostura de una pandemia que siembra a diario la muerte en tantas personas, hiere a los contagiados que luego tendrán secuelas, mientras astilla a médicos y sanitarios y cuantos los ayudan de tantos modos, hasta la extenuación más dura”, apunta el arzobispo de Oviedo.

Medidas hay que tomarlas, incluso drásticas y audaces para intentar paliar y parar el mal que nos atenaza“, admite Sanz, quien lanza, inmediatamente, sus críticas a los gobernantes. “Pero nadie debería ampararse en la sombra del ciprés de nuestros males, para imponerse impunemente con sus leyes ideológicas y sus formas mentirosas, confinando nuestros derechos y conculcando nuestra libertad”.

“Mezclar la responsable ayuda y las urgentes medidas necesarias con un abusivo atrincheramiento fuera de todo control parlamentario durante meses, tiene ribetes de preocupante deslizamiento hacia formas tan poco democráticas que arriesgan en convertirse en dictatoriales”, añade el prelado, quien da la bienvenida a “las medidas inspiradas en el consejo de personas competentes por su saber científico, epidemiológico y de seguridad ciudadana, no en trágalas políticos y partidistas”.

 

 

‘Ordeno y mando’

Como decimos, no es la primera vez. Ya en septiembre, [en Covadonga], el arzobispo de Oviedo acusaba al Gobierno de “aprovechar esta tragedia para intentar cercenar y censurar la libertad religiosa a golpe de ordeno y mando”. [Y poco más tarde, por San Mateo, en Oviedo, lo acusaba de irresponsable y mentiroso]

“Unas veces alertándonos con pánico, otras diciendo que no pasa nada. Momentos en los que no podemos salir del búnker doméstico, y otras con un pistoletazo de salida para un casi vale todo… con mascarilla y las medidas de distancia”, decía entonces Sanz. Genio y figura.

 


Pastoral

Ver este documento en Scribd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: