La Charanga Ventolín estará en París en el homenaje a La Nueve

agosto 18, 2019

La Charanga Ventolín participará en París en los homenajes a La Nueve los días 24 y 25 de agosto

Velada Republicana en el Café de Macondo, poco antes de la marcha a París

18 de agosto de 2019

Este mes de agosto se cumplen 75 años de la entrada en París de las fuerzas que lograrían liberarla del nazismo, y al frente de las fuerzas liberadoras la Segunda División Blindada del general Leclerc con la novena compañía de Raymond Dronne, “la Nueve”, unidad de vanguardia integrada en su mayoría por republicanos españoles, la primera en llegar a la alcaldía se París el 24 de agosto de 1944.

La Nueve y los republicanos españoles que en ella se integraron permanecieron olvidados hasta 2004, cuando se cumplían 60 años de la liberación de París en que el entonces alcalde, Bertrand Delanoe, (en presencia de los últimos supervivientes españoles de la división el asturiano Manuel Fernández*** y el catalán Luis Royo) descubrió una placa junto al río Sena dedicada “a los republicanos españoles, componente principal de la Columna Dronne”.

Pasarían otros diez años hasta que en 2014 la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, hija de republicanos españoles, anunciara que  propondría “al Consejo de París que un lugar de nuestra ciudad lleve el nombre de La Nueve para rendir homenaje a estos héroes durante tanto tiempo olvidados”. Y hoy París cuenta también con un espacio dedicado a ellos, el Jardín de los Combatientes de la Nueve, inaugurado en 2015. Lee el resto de esta entrada »


La Iglesia se pone al frente del boom de la universidad privada

agosto 18, 2019

El alumnado de las universidades católicas sube más de un 14% desde el curso 2010-2011, mientras en la pública cae

José María Aznar, durante su investidura como doctor honoris causa por la Universidad de Murcia. Interviene el presidente de la institución, José Luis Mendoza.

José María Aznar, durante su investidura como doctor honoris causa por la Universidad de Murcia. Interviene el presidente de la institución, José Luis Mendoza. UCAM

Ángel Munárriz, InfoLibre, 18 de agosto de 2019

Esther Simancas y Marcial López escriben en su artículo Historia de un secuestro: de la Iglesia a la Marca. Evolución histórica de la universidad en España (Revista Latinoamericana de Comunicación, 2016) una frase que enmarca el sentido de su aportación al debate académico: “Las tres etapas de evolución de la universidad han estado marcadas por una servidumbre al poder: Iglesia; Estado; capitalismo”. Ahora, aunque estaríamos en la tercera fase, la protagonista de la primera no pierde pie. Es más, se hace fuerte e incrementa su influencia sin cesar. Esto se explica en base a dos hechos singulares de la Iglesia en España: 1) La institución católica fue durante buena parte del siglo XX consustancial al Estado; y 2) Hoy es una organización cuyas terminales más poderosos están incrustadas en el neoliberalismo, es decir, en la forma más extrema de capitalismo, especialmente en el ámbito educativo. Dentro de ese ámbito educativo, último fortín del viejo poder eclesial, la universidad es el terreno más propicio.

A nadie puede extrañar el poderío de la Iglesia en la academia. La universidad es un campo vinculado a ella desde su origen, que escribe los primeros párrafos de su historia europea en la Sorbona, en Oxford… Y en España, concretamente en Salamanca. ¿Y ahora? ¿Avanza la Iglesia en el ámbito universitario o vive de la nostalgia de glorias pasadas? Avanza, y a toda máquina. Ha perdido la hegemonía, por supuesto. Pero su posición es poderosa. Y su alumnado aumenta año a año.

Pública a la baja, privada al alza

Hay que enmarcar el crecimiento de la universidad católica en dos datos. El primero dibuja un ascenso de la universidad privada en general. Entre el curso 2010-2011 y el curso 2018-2019, su número de alumnos ha pasado de 173.676 a 192.960, lo que supone 19.284 más, un 11,1%, según las estadísticas del Ministerio de Educación. El ritmo de crecimiento de la universidad católica es superior al de la universidad privada en su conjunto.

El segundo dato dibuja un retroceso de la universidad pública en el mismo periodo: de 1.382.701 alumnos en el curso 2010-2011 a 1.098.184 en el curso 2018-2019, lo que supone una merma de 284.517 alumnos, un 20,57% menos.

La Compañía de Jesús, el Opus y la Asociación de Propagandistas cimentan el poderío académico de la Iglesia

Compañía, Opus y Propagandistas

Lee el resto de esta entrada »


Catolicismo, aconfesionalidad y república

agosto 18, 2019

Decía Rousseau que no puede haber república cristiana porque un término —basado en absolutos— excluye al otro… En Cataluña Quim Torra nombra al nuevo prior de la capilla de Sant Jordi, tradición reinstaurada por Tarradellas y que tal vez el trozo de un Estado aconfesional, -por no hablar ya de quien aspira a la república-, debería aparcar

Quim Torra y el abad de Poblet.

Quim Torra y el abad de Poblet. / Jaume Sellart / EFE

Francesc Vall, El País, 18 de agosto de 2018

El historiador y sacerdote Joan Bada solía ironizar sobre las exhibiciones de fe sociológicas que tanto abundan en este país. En una ocasión, cuando el Fútbol Club Barcelona ofreció con pompa y boato sus trofeos a la Virgen en la basílica barroca de la Mercè, sentenció: “Los seguidores de los demás clubes deben haber apostatado, puesto que la Virgen ha mostrado que el Barça es el elegido”. Bada murió hace casi dos años y todo va a peor: el Barça ha recuperado su vieja tradición nuñista y vuelve a hacer ofrenda de sus trofeos a la Mercè, una práctica, por otra parte, muy similar a la que sigue el Real Madrid con la Almudena.

Lee el resto de esta entrada »


Los bienes de la Iglesia

agosto 18, 2019

Conocer todas y cada una de las propiedades inscritas es el primer paso para delimitar el alcance de posibles reclamaciones

Sacerdotes en el interior de la Mezquita-Catedral de Córdoba.

Sacerdotes en el interior de la Mezquita-Catedral de Córdoba. / Paco Puentes

Editorial El País, 18 de agosto de 2019

La relación de bienes que la Iglesia católica ha inscrito a su nombre en las últimas dos décadas sigue siendo, inexplicablemente, una materia reservada. Los registradores de la propiedad enviaron hace ya un año al Gobierno la lista de propiedades inmatriculadas por los diferentes obispados, pero nada se conoce sobre su contenido. Una de las pocas cosas que han trascendido es que, entre lugares de culto y otros bienes, son alrededor de 30.000 las propiedades que la Iglesia ha registrado a su nombre sin tener necesariamente la titularidad. En aras de una imprescindible transparencia, los ciudadanos tienen derecho a saber con la máxima precisión las catedrales, iglesias, ermitas, casas parroquiales, abadías, escuelas, plazas o solares inmatriculados desde hace 20 años y a comprobar qué bienes son de dominio público o forman parte del patrimonio cultural.

Desde la oposición, los socialistas impulsaron hace dos años en el Parlamento una proposición no de ley para conocer el listado de los bienes que la Iglesia católica anotó a su nombre entre 1998 y 2015. El Gobierno de Pedro Sánchez ha tenido tiempo suficiente para remitir al Congreso los datos recabados por los registradores. Escudarse en que la lista sigue en elaboración parece más bien una excusa para no abrir un nuevo frente con la cúpula eclesiástica. Conocer todas y cada una de las propiedades inscritas es el primer paso para determinar hasta qué punto se han cometido abusos y delimitar el alcance de posibles reclamaciones.