Feligreses indignados porque el obispo ha prohibido la celebración de un concierto de Carlos Núñez en una iglesia de Alcañices que “históricamente es del pueblo”

agosto 15, 2019

La prohibición del obispo de Zamora, es un secreto a voces, no ha sentado nada bien a algunos feligreses, no porque el concierto se haga o no allí, “que eso al fin y al cabo nos da igual”, sino porque la histórica iglesia fue siempre propiedad del pueblo.

Resultado de imagen de Iglesia de la Salud de Alcañices

Chrany Sebastián, La Opinión de Zamora, 15 de agosto de 2019

El obispo de Zamora Gregorio Martínez Sacristán ha prohibido el concierto “Lugares Mágicos”, del gaitero gallego Carlos Núñez, –que ya ha tenido lugar en numerosos recintos religiosos del Arzobispado de Compostela–, en el Santuario de la Virgen de la Salud, previsto para mañana.

Es un secreto a voces en Alcañices y en Aliste que no ha sentado nada bien a algunos feligreses, no porque el concierto se haga o no allí, “que eso al fin y al cabo nos da igual”, sino porque la histórica iglesia fue siempre propiedad del pueblo. Pero desde los años 90 del siglo XX aparece inscrita en el Registro de la Propiedad a nombre del Obispado, sin que nadie haya explicado el cómo, cuándo y por qué del cambio de dueño. La iglesia fue construida en el siglo XVI por la Orden Tercera de San Francisco, con el apoyo de los primeros Marqueses de Alcañices Francisco Enríquez de Almansa e Isabel de Ulloa (con el dinero que recaudaban a los alistanos).

Desde hace varios años un gran incensario (tipo Botafumeiro) esta colgado bajo “La Tribuna”, a la espera de que el Obispado autorice su instalación en la parte central del templo.

Lee el resto de esta entrada »


La Iglesia pudo inmatricular a su nombre más de cien mil inmuebles desde la aprobación de la Constitución

agosto 15, 2019

Los Registradores de la Propiedad sólo han entregado al Gobierno los datos de los bienes puestos a nombre de la Iglesia entre 1998 y 2015

seo

Seo

Jesús Bastante, Religión Digital, 15 de agosto de 2019

30.000 bienes, entre catedrales, iglesias, garajes, frontones, jardines, apartamentos y campos de labranza. Esos son los bienes que, a falta de confirmación oficial, ha entregado el Colegio de Registradores al Gobierno, y que hacen referencia a los bienes inmatriculados a nombre de la Iglesia gracias a la “Ley-Aznar”, entre 1998 y 2015. Un informe que, según ha podido confirmar RD, el Ejecutivo socialista tiene en sus manos desde hace más de un año, y que todavía no ha decidido cómo hacer público.

Sin embargo, esa cifra no refleja toda la realidad. “Es el chocolate del loro”, lamenta el responsable de la plataforma Recuperando, Jorge García, que recuerda al Gobierno que la Iglesia “lleva inmatriculando bienes a su nombre desde 1946”. “Es imposible saber cuánto”, recalca este activista aragonés, que ha conseguido, después de muchos años de pelea, que Aragón diera una cifra concreta: 49 en la capital (Zaragoza) y 2.023 en toda la comunidad. Aunque sin decir cuáles, ni por supuesto hablar de los inmuebles puestos a nombre de la Iglesia con anterioridad.

Y es que, si sólo contáramos los bienes apropiados por la Iglesia católica desde 1978 (año de la proclamación de la Constitución española), la cifra se incrementaría por tres o por cuatro. Distintos expertos en Patrimonio consultados por este diario cifran en más de cien mil los inmuebles inmatriculados desde la instauración de la democracia.

Sin cifras oficiales

“A mí no me gusta dar más cifras de las oficiales”, apunta Jorge García, que no obstante ve “extraño” que si el propio gerente de la Conferencia Episcopal, Fernando Giménez Barriocanal, admitiera el pasado año que los bienes inmatriculados rondarían los 40.000, y que una primera estimación elevaba los datos a entre 40 y 60.000. “Da la impresión de que se han ‘afeitado’ las cifras”, denuncia el responsable de Recuperando.

Y es que, por el momento, las únicas cifras oficiales (el Gobierno no ha confirmado ni desmentido que el dato de 30.000 bienes adelantado por El País sea real) son las que distintas asociaciones han arrancado en algunos territorios. Así, la Plataforma en Defensa del Patrimonio de Navarra ha conseguido que el Gobierno hable de 1.087 propiedades públicas anotadas entre 1998 y 2007, que casi se triplicarían si se tiene en cuenta el período en que estuvo en vigor la ‘Ley Aznar’. Hace meses, la plataforma Recuperando anunció que había logrado documentar otros 1.500 registros anteriores a la reforma en el territorio foral, aunque, explicaban, en muchos casos una sola inmatriculación incluye varios bienes. En un mismo paquete se hablaba de parroquia, atrio, casa parroquial o huerto. Lee el resto de esta entrada »