Datos sobre cruces y símbolos religiosos en las cumbres

julio 9, 2021

Por Observatorio del Laicismo

cristo-naranco-big

Cima del Naranco, Oviedo

9 de julio de 2021

Escribía hoy en Facebook Jose Angel Aguirre Gonzalez un texto que recordaba a una carta de los lectores publicada en La Nueva España, Los montañeros ateos, contra la virgen del Picu, en 2018 cuando un grupo de montañeros se disponía a reponer la escultura de la Virgen de las Nieves en la cumbre del Urriellu.

José A. Aguirre, ante la existencia de decenas de cruces en nuestras montañas se planteaba algo similar, ¿por qué esa gente se cree con derecho a imponernos sus símbolos? He aquí el texto:

CUMBRES CRUCIFICADAS

José Ángel Aguirre González

Decenas de cruces coronan muchos de los montes más altos, en los países cristianos. Otra forma de recordarnos a todos, cristianos, agnósticos y ateos, quiénes son los que de verdad mandan allí. Y pobre del que se le ocurra derribar una de esas cruces: imagino que puede ser hasta denunciado y procesado en algunos lugares. Pero si el monte es de todos, y a él tenemos acceso todos, ¿por qué esa gente se cree con derecho a imponernos sus símbolos?

Responder a su pregunta exigiría un reflexión más profunda y extensa, pero facilitar los datos de los cientos de símbolos religiosos, cruces incluidas, que “adornan” nuestras cimas (las cimas de todas y todos) resulta más sencillo gracias al Observatorio del Laicismo -Europa Laica que en 2018 (y a falta de datos más actuales) cifraba ya en casi 500 los símbolos confesionales localizados en nuestras montañas.

Se incluyen los datos de cada territorio con enlace a la página en la que se incluye la relación concreta de cada comunidad acompañados de imágenes.

Y una solicitud que se recoge también en su web:

Si conoce alguno que no figure en esta relación agradeceremos nos lo haga llegar al correo:

observatorio@2020.laicismo.org

Los datos

Lee el resto de esta entrada »

Los montañeros ateos, contra la virgen del Picu

agosto 29, 2018

La Virgen de las Nieves

Martín Martín Álvarez
Cartas de los lectores
La Nueva España, 29 de agosto de 2018

Me dispongo a tomar mi café mañanero, abro el periódico y leo, estupefacto: “Un grupo de montañeros volverán a subir la virgen a la cima del Urriello tras haber sido víctima del vandalismo (sic)”. Se me atraganta el café porque de nuevo los alegres muchachos adalides de la intolerancia, hinchados de soberbia, vuelven a apropiarse de la cumbre de una montaña. No les bastan las cruces que ensucian nuestras cumbres o los aberrantes belenes de cumbres que año tras año ponen en unos lugares que son de todos, no sólo suyos. El pequeño detalle de que existen personas no creyentes no parece importarles, ellos a lo suyo, a imponer sus creencias cueste lo que cueste y sea como sea, colocando en la cima del Picu una imagen que ofende profundamente a un montañero ateo como yo.

Inasequibles al desaliento, las huestes de la superstición y la “tradición” porfían en colocar la imagen en la cima en contra de los que defendemos que las cimas de las montañas no haya nada, ni cruces, ni imágenes, ni belenes, sólo un humilde montón de piedras batido por los vientos.

Nadie les impide a ustedes llevar en su mochila cuantas imágenes deseen, hasta pedruscos tallados de 17kg, y una vez en la cima, sacarlas y besarlas, y hacer todo tipo de rituales que consideren oportuno, son ustedes muy libres, luego se las guardan y se bajan a su casa, pero no molesten a los que están allí solamente para contemplar el paisaje. Lee el resto de esta entrada »