Inmatriculaciones en Navarra: Más campos que iglesias

El Arzobispado de Pamplona-Tudela se ha inmatriculado más de 700 fincas agrícolas

Eduardo Santos

_________________________________

Cadena SER, Pamplona, 23 de noviembre de 2021

A las 9 menos cuarto de esta mañana el Consejero de Justicia entrega al parlamento de Navarra el informe que su departamento ha realizado sobre los bienes que la Iglesia ha escriturado a su nombre sin tener que demostrar su posesión. Mapa y detalle de las inmatriculaciones que la diócesis ha realizado mientras la ley le permitió inscribir bienes sin más prueba que su decisión que conoceremos enseguida. Fenómeno del que también adelantamos en la SER detalles llamativos, como por ejemplo el abultado patrimonio agrícola de la Iglesia Navarra.

De hecho el número de fincas agrícolas con las que se ha hecho la diócesis supera al número de iglesias que tiene en Navarra. Más de 700 propiedades de distintos cultivos. Huertos, campos de cereal y de cultivo de secano suman más de 600 posesiones que explota la iglesia. Olivares y viñedos suman también casi 40 fincas, aunque la diócesis tiene también otras fincas agrícolas más llamativas como 4 alamedas o 3 bojerales. Hasta un platanal se inscribió la diócesis a su nombre.

No se queda ahí la nómina de propiedades poco relacionadas con el culto. La Iglesia es dueña de 9 plazas en distintos pueblos y de 3 frontones. El patrimonio inmobiliario que la iglesia se ha anotado cuenta también con casi 200 pisos, además de las 250 casas parroquiales. Incluso una veintena de locales comerciales también se apuntaron a nombre del arzobispado.

La Iglesia centra esa inscripción de bienes a su nombre en el ámbito rural. Esteribar es el municipio con más fincas, más de cien, superando a Pamplona. Sólo 4 municipios se han librado de esta práctica; Castejón, Sartaguda, Petilla de Aragón y Roncesvalles, donde todo ya era de la colegiata desde el medievo.

La ley hipotecaria permitió hasta 2015 que la Iglesia Católica no tuviera que demostrar la posesión de los bienes que quisiera inscribir a su nombre, como ocurre al resto de personas físicas y jurídicas. Entre los bienes inmatriculados no figuran aquellos que sean donaciones o adquisiciones a particulares, sino aquellos en los que la diócesis utilizó este sistema que le permitía la ley. Posibilidad que comenzaron a usar con intensidad en 1931, justo con la proclamación de la II República, pero que tuvo en los años de gobierno de José María Aznar (PP), que recuperó esta figura legal, si mayor auge. En la década entre 2000 y 2010 el arzobispado de Pamplona se inscribió más de un tercio de todas las posesiones que ahora figuran a su nombre.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: