La oposición dice que el reglamento de laicidad «genera división en la sociedad»

Los grupos la tildan de «dictatorial» e «innecesaria», salvo Podemos que espera que «salga adelante lo antes posible»

Misa San Pedro 2022: con la presencia de ediles los ediles de Cs, Foro, PP, Vox y el concejal no adscrito Alberto López-Asenjo

_____________

Marco Menéndez, El Comercio, 3 de julio de 2022

Todas la formaciones del centro derecha del Ayuntamiento de Gijón se mostraron decididamente en contra del borrador del reglamento de laicidad que prepara el equipo de gobierno y que fue dado a conocer ayer por EL COMERCIO. De la oposición municipal, solo Podemos-Equo Xixón lo respalda y espera que se pueda aprobar «lo antes posible». El resto de formaciones le dedican muy diferentes calificativos, como «dictatorial», «obsceno», «absurdo», «innecesario», «radical» y «sectario», pero si en algo coinciden todos es que parece que el equipo de gobierno busca «generar división en la sociedad gijonesa».

El documento es producto del acuerdo de gobierno entre PSOE e IU. La coordinadora de la coalición en Gijón, Ana Castaño, indicó que es fruto del trabajo de ambos grupos municipales y «el borrador se sometió a los servicios jurídicos del Ayuntamiento». Asegura que los partidos no intervinieron en el trabajo de los ediles, aunque lo hicieron «lógicamente con nuestro apoyo».

Ya dentro de la Corporación Municipal, Laura Tuero es la portavoz de Podemos-Equo Xixón y recuerda que España es un estado aconfesional, por lo que «no tiene cabida que alguien que ostente un cargo institucional acuda a actos religiosos en representación pública, si bien puede hacerlo a título personal, como un ciudadano más». A la espera de que el estado pase de ser aconfesional a laico, Tuero considera que «pasos como este reglamento son necesarios en el ámbito municipal». Por ello, apunta que «confiamos en que el reglamento salga adelante lo antes posible para aportar claridad y refrendar un principios constitucional que está siendo ignorado».

«Obsceno»

La postura del resto de la oposición es diametralmente opuesta. El concejal de Ciudadanos Rubén Pérez es muy duro al indicar que «es obsceno que este gobierno pretenda imponernos su sectarismo a través de un reglamento tan absurdo como innecesario». Echa en cara del equipo de gobierno que tramite este documento mientras «mantiene paralizada la tramitación de otras once normas, algunas tan importantes como la ordenanza de subvenciones o la de prestaciones sociales». Pérez considera que a los responsables municipales «les preocupa más restringir la libertad e impedir que los concejales podamos asistir a un acto religioso».

El portavoz de Foro, Jesús Martínez Salvador, dice que el reglamento de laicidad «tiene tintes de tiempos dictatoriales». Critica que incluya prohibiciones como que los concejales acudan a la festividad del patrón de la ciudad en la misa de San Pedro, lo que «parece una norma alejada de toda libertad». Es más, se pregunta «¿por qué acude la alcaldesa a la inauguración de la Semana Negra y no a la bendición de las aguas, un acto con mayor arraigo y tradición en Gijón?». Su conclusión es que «un gobierno municipal que no acude a los actos festivos del día de su patrón merece dejar de serlo».

Espalda a las tradiciones

Martínez Salvador ahonda en el asunto al asegurar que el equipo de gobierno «se ha especializado en generar división en la sociedad gijonesa y en crear problemas donde no los hay». Por eso, reclama que se trabaje en solventar «otros asuntos más acuciantes». Y es que este documento, según dice, va en contra de la ciudad, pues «Gijón da la espalda a sus tradiciones», al tiempo que se pregunta qué ocurrirá con actos como los de la Semana Santa o los Reyes Magos. «¿Van a ser Sus Majestades personas ‘non gratas’ en Gijón con este gobierno?», se pregunta.

El acuerdo de reglamento alcanzado entre los grupos municipales de PSOE e Izquierda Unida es, según la concejala popular Ángeles Fernández-Ahúja, «un ejemplo más del talante sectario y autoritario de la izquierda en Gijón y, en particular, de su alcaldesa, Ana González». La edil aboga por preservar la libertad de credo y la libertad religiosa, pero en este caso considera que «la izquierda gijonesa pretende imponer como una especie de credo religioso un laicismo que en ningún caso viene protegido en nuestra Constitución». Además, también muestra su preocupación por la cabalgata de los Reyes Magos, el Belén monumental del Jardín Botánico y el que coloca la Asociación Belenista de Gijón en el Antiguo Instituto. Por contra, recuerda que municipios con gobiernos socialistas potencian la Semana Santa y el Camino de Santiago. «Está claro por qué no se abrió el albergue de peregrinos en la Casa Paquet cuando ya estaba todo hecho y preparado para ello. Talante sectario y autoritario que no se merece esta ciudad». Por los populares también mostró su desacuerdo el presidente del PP de Gijón, Pablo González, quien se preguntó si con el nuevo reglamento de laicidad, «¿adiós recepción a los Reyes Magos? Cuando un político se olvida de lo importante y prioriza lo que solo preocupa a una minoría pasan estas cosas».

Oposición frontal

«Radicalidad y sectarismo» son los calificativos que dedicó Eladio de la Concha, portavoz de Vox, a un equipo de gobierno que «no va a dejar tranquila a nuestra ciudad hasta el fin del mandato». Apunta que «crea un nuevo problema donde no lo había y, a buen seguro, encorajina aún más a gran parte de la ciudadanía, que ya no soporta más su particular forma de gestionar el Consistorio». De la Concha añade que se «busca continuamente el enfrentamiento social». Además, alerta de que la Constitución habla de aconfesionalidad del estado y no de laicidad, por lo que «este borrador de reglamento pudiera ser ilegal». En cualquier caso Vox considera «totalmente innecesaria su tramitación y nos opondremos frontalmente a la misma».

El concejal no adscrito, Alberto López-Asenjo, lo que achaca al gobierno local es no atajar «necesidades imperiosas de la ciudad» mientras lo que hace es «fragmentar, dividir, imponer, excluir y, sobre todo, establecer nuevas líneas de confrontación entre la ciudadanía». Además, cree que busca «la confrontación y la imposición» con «acciones anticlericales».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: