Más del 60% de las fiestas de “interés turístico nacional” en España son de carácter católico

La Conferencia Episcopal sostiene que 92 festividades cuentan con ese reconocimiento oficial, lo que implica un “estímulo honorífico” por parte de la administración y otorga carácter “prioritario” en materia de concesión de ayudas públicas.

606481b8c2fac

imagen de Jesús Cautivo en la Semana Santa de Málaga de 2019. — EFE

Danilo Albin, Público, 2 de abril de 2021

Desde la Semana Santa de Almería hasta la Pasión Viviente de Castro Urdiales en Cantabria, con escala en las Fiestas de la Reconquista de Moros y Cristianos de Orihuela o parada en el Bautizo del Niño de Jesús de Palencia. Más allá de la geografía y de la época del año, el mapa de España muestra un amplio número de fiestas populares de carácter religioso que van más allá de la Semana Santa y que cuentan con reconocimiento “honorífico” institucional.

Según datos de la Conferencia Episcopal, hay 92 fiestas católicas que gozan del reconocimiento de “interés turístico nacional” y otras 42 que disponen de la categoría de “interés turístico internacional”. En su última memoria, los obispos destacan que “la presencia secular de la Iglesia en España ha dejado infinidad de lugares para la celebración en ermitas, santuarios, basílicas y monasterios”.

Del mismo modo, “en torno a ellos han surgido también un gran número de tradiciones en forma de romerías, peregrinaciones y expresiones múltiples de la piedad popular“, de forma que se “articula” la celebración cristiana “adaptándola a cada lugar de una manera nueva”. 

De acuerdo a los datos publicados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, en España hay en total 148 fiestas catalogadas por la administración como “de interés turístico nacional”, por lo que las 92 reivindicadas por la Conferencia Episcopal suponen el 62% de esos reconocimientos. Abundan las romerías, homenajes a vírgenes y varias festividades de “moros y cristianos”. 

En este país existen además 73 actos de “interés turístico internacional”, de las cuales 42 son reivindicadas como propias por la Iglesia. En esta última categoría aparecen incluidas hasta 25 festividades de Semana Santa de distintas ciudades españolas, así como la Fiesta de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca de la Cruz (Murcia), el Corpus Christi de Ponteareas (Galicia) o la Procesión del Corpus de Béjar (Castilla y León).

“Siguen con sus privilegios”, denuncia desde Valencia Raquel Ortiz, portavoz de Valencia Laica. José Antonio Naz, coordinador de Andalucía Laica, sostiene por su parte que “se confunde lo que sería cultura con fiesta y con tradición”. “En algunos casos, además, se están perpetuando fiestas de origen nacionalcatólico“, remarca. En tal sentido, este veterano activista por el laicismo advierte sobre la “utilización” de la Semana Santa y la “invasión de todos los espacios” que se produce en Andalucía durante estos días. 

Para Karina Mouriño, portavoz de Galicia Laica, el alto número de fiestas religiosas que cuentan con ese reconocimiento demuestra que “se identifica al Estado español con la religión católica”. A su juicio, “la Iglesia tiene muchas estrategias para hacer ver que la población pertenece a su grupo”. “Una de las estrategias es, precisamente, confundir la cultura con los ritos religiosos“, afirma.

Mouriño sostiene que “no se comprende la separación Iglesia-Estado en la población en general precisamente gracias a esa estrategia de confusión entre la cultura y la religión”. “Se confunden la cultura y el divertimento con las ceremonias religiosas. ¿Cómo no vamos a identificar fiesta con religión si todos los días de fiesta tienen el nombre de un santo?”, se preguntó.

“Denominación honorífica”

El Ministerio de de Industria, Comercio y Turismo señala en su página web que “la categoría de Fiesta de Interés Turístico Nacional o Internacional es una denominación honorífica otorgada a festejos o acontecimientos que se celebran en España y que ofrecen interés real desde el punto de vista turístico”. “Para su concesión se tiene en cuenta, su antigüedad, continuidad en el tiempo, arraigo y participación ciudadana, así como la originalidad y diversidad de los actos y las acciones promocionales realizadas al efecto”, explica.

En un artículo publicado en el número 1 de la Revista General de Derecho del Turismo que vio la luz en julio pasado, Mariano López Benítez, catedrático de Derecho Administrativo en la Universidad de Córdoba, destaca precisamente que “las fiestas de interés turístico son estímulos honoríficos con los que las Administraciones distinguen a determinadas celebraciones”,  mientras que su régimen jurídico resulta “muy parco y presenta muchas dudas y lagunas”.

López señala que “la finalidad de estas distinciones es, obviamente, turística”. “Se trata de destacar las singularidades que adornan una fiesta o celebración para que su declaración como fiesta de interés turístico actúe como un imán, como un polo de atracción de turistas hacia esa localidad o municipio”, explica. 

El catedrático indica que la distinción de una fiesta o celebración como fiesta de interés turístico “no lleva aparejada la concesión de subvención o ayuda alguna, aunque sí que es frecuente que estas distinciones se valoren como criterios prioritarios o preferentes por parte de la Administración en la convocatoria de determinadas líneas de ayudas”. “Por el contrario, la declaración como fiesta de interés turístico sí que da derecho a que tal circunstancia se exprese en cuantos actos publicitarios o propagandísticos se realicen en relación con la fiesta o celebración”, agrega. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: