El Concordato, Franco y la autodeterminacion se cuelan en la campaña electoral

octubre 31, 2019

Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica

Los asistentes al acto de Falange realizan el saludo fascista en el Ateneo.

26O: Los asistentes al acto de Falange realizan el saludo fascista en el Ateneo de Madrid / Fuente

Antonio Gómez Movellán, Público, 31 de octubre de 2019

En las últimas semanas se ha hablado mucho en nuestro país de la reasignación de los símbolos. La exhumación de la momia de Franco, en medio de una retrasmisión televisa con cierto olor a naftalina ha concitado, por un lado, la alegría de todas las personas que sufrieron la represión franquista y por otro, la incomodidad de una derecha española que nunca ha roto su cordón umbilical con el franquismo. Ha sido Nicolás Sánchez de Albornoz quien ha puesto los puntos sobre las ies sobre el futuro del monumento nacional católico: “tengo la esperanza de que un día al mirar la gran cruz, ésta haya desaparecido”.

En España los símbolos del franquismo se han mantenido durante más de cuarenta años y todavía muchos persisten por aquí o por allá. Por ejemplo, en la ciudad de Santander la estatua ecuestre de Franco presidió la plaza central de la ciudad desde el año 1964 hasta el año 2009 y con la aquiescencia explicita de todos los partidos políticos de la ciudad. La realidad es difícil de explicar, pero en España, tras la muerte de Franco, se produjo una reforma, lo que se vino en denominar transición, que fue dirigida por los capitostes del régimen franquista en un contexto de fortísimas movilizaciones sociales. En cierta forma la Constitución española de 1978 tiene, como dice Pérez Royo, más de Carta otorgada que de Constitución radicalmente democrática. La transición española requiere de una urgente revisión histórica y de su desmitificación y el régimen surgido de ella de un reseteo que abra la vía a cambios políticos y constitucionales profundos. El resultado de estas elecciones de 10 N determinará, en gran medida, si se avanza en un sentido de ruptura o bien se consolida un bipartidismo monárquico que ya no cabe en sus costuras.  Desde luego, las reformas que se puedan emprender necesitarán de una fuerte presión popular. Lee el resto de esta entrada »


Así es el chalé que el Arzobispado quiere levantar a 100 metros de Santa María del Naranco

octubre 31, 2019

El ayuntamiento y el Consejo de Patrimonio Cultural denegaron en 2017 el permiso de obra para rehabilitar la casa rectoral y convertirla en una vivienda residencial. El Arzobispado llevará el caso a los tribunales

Proyecto del Arzobispado para la casa consitorial del Naranco

Proyecto del Arzobispado para la casa rectoral del Naranco

Luis Fernández, La Voz de Asturias, 31 de octubre de 2019

En la carretera del Naranco, justo antes de los monumentos prerrománicos, se encuentra un edificio en un estado de aparente ruina. Las pintadas ensucian una fachada en la que destacan las ventanas rotas. Todas las señales indican que el inmueble está abandonado, pero no es así. Su propietario es el Arzobispado y tiene grandes planes de futuro para su casa rectoral. Su intención es rehabilitarla y levantar allí una vivienda unifamiliar. Según Somos, se trata de «un chalé de dimensiones considerables», aunque el proyecto ya obtuvo la negativa del ayuntamiento y del Consejo de Patrimonio Cultural en 2017. El motivo principal es que está ubicado a unos 100 metros de Santa María del Naranco y cerca también de San Miguel de Lillo. Ahora el Arzobispado vuelve a la carga y llevará el caso a los tribunales.

El proyecto que presentó el Arzobispado hace dos años consistía en una vivenda unifamiliar de 189 metros útiles divididos en semisótano, planta baja, primera planta y bajo cubierta. El inmuble estaría formado por tres dormitorios, cuatro baños, almacen, lavandería y dos garajes. El precio en el mercado rondaría los 600.000 euros y en su momento se especuló con la posibilidad de que la intención fuese reformar la casa para venderla posteriormente. Lee el resto de esta entrada »