Estimado Presidente, Sr. Adrián Barbón

octubre 18, 2019

Carta remitida el pasado 30 de septiembre al Presidente de Asturias por entidades memorialistas y republicanas. Publicada el 17 de octubre en Oruba.es

Sintonía entre el socialista Adrián Barbón y el arzobispo Sanz Montes en  Covadonga

 18 de octubre de 2019

El pasado 30 de septiembre, entidades memorialistas y republicanas (entre ellas Asturias Laica), enviaron a Adrián Barbón una carta a propósito de su presencia, el 8 de septiembre, día de Asturias, en la misa oficiada en la basílica de Covadonga por el arzobispo Jesús Sanz.

Reproducimos la carta que ayer publicaban en Oruba.es:

Texto

Sr. Presidente, las asociaciones memorialistas y republicanas abajo firmantes nos dirigimos a Vd. con el fin de hacerle las siguientes consideraciones:

Después de asistir el día 8 de septiembre a la misa solemne en el templo católico de Covadonga, y tras el correspondiente sermón del ciudadano Jesús Sanz al que sus feligreses llaman arzobispo de Asturias, recibió Vd. críticas de parte de diferentes colectivos, especialmente las feministas. Ello fue motivado por su asistencia como presidente del gobierno de Asturias a un acto religioso y no cumplir debidamente con la aconfesionalidad del Estado proclamada en la Constitución y de obligado cumplimiento especialmente para las autoridades del Estado.

A modo de justificación, en días posteriores manifestó en los medios que “Covadonga trasciende el ámbito religioso”, sin ser más explícito en ello.

Puede usted estar en lo cierto, pero ello exige una aclaración. ¿Qué quiso Vd. decir? Nadie mejor que Vd. para aclarar sus propias palabras. Porque por nuestra parte entendemos que Covadonga, ciertamente es toda una construcción ideológica, política y social encubierta con un manto religioso que es necesario dilucidar. No solamente en qué consiste sino quién la ha creado y la sostiene y sobre todo a qué intereses sirve.

El fenómeno de Covadonga, Sr. Presidente, es un fenómeno cultural y político sentado sombre unas bases históricamente falsas, como han probado historiadores rigurosos. Sus componentes actuales (sobre todo el templo católico) no se remontan más allá del siglo XIX, como muchos de esos santuarios marianos (Lourdes, Fátima, Sacré-Cœur de París…) que no son sino la reacción católica a los movimientos republicanos, laicistas y revolucionarios del citado siglo. Lee el resto de esta entrada »