Andrés Valentín: “En ningún otro Estado se han dado casos de inmatriculaciones por parte de la iglesia”

octubre 26, 2019

Entrevista a Andrés Valentín

Resultado de imagen de catedral de pamplona

Catedral de Pamplona

26 de octubre de 2019

Navarra fue pionera en en investigar las inmatriculaciones de la iglesia. Solo en la Comunidad Foral hay 3.000 bienes inmatriculados.

Sobre las inmatriculaciones, el mayor expolio de bienes del patrimonio de la historia, habla Andrés Valentín, vicepresidente de la Plataforma Navarra para la Defensa y Recuperación del Patrimonio de Navarra, así como miembro de la ejecutiva de la Coordinadora estatal RECUPERANDO, en una entrevista en EITB

Vídeo


Dios los cría, y Franco los junta: ¿qué Iglesia es posible en España tras la exhumación?

octubre 26, 2019

Los obispos no se oponen a la exhumación de Franco, pero sí al fin de las prebendas que les dio el dictador

El prior Cantera, con los Franco

Jesús Bastante, Religión Digital, 26 de octubre de 2019

Cuando Franco murió, la Iglesia española había dejado ‘atados y bien atados’ sus privilegios en una sociedad que intentaba avanzar, lentamente, hacia la democracia. En Roma, diez años atrás, había concluido el Concilio Vaticano II, que trató de poner a la Iglesia católica en hora con el mundo, pero los obispos españoles seguían con el reloj parado en 1953, momento en que el Régimen consagró la alianza entre la Cruz y la Espada que hizo posible la ‘Sagrada Cruzada’ (así llamaron los obispos en 1937 a la Guerra Civil).

Hoy, 44 años después, con Franco reinhumado en Mingorrubio, los obispos españoles continúan mirando con dificultad al futuro. Igual que sucediera tras el Concilio, pocos prelados se animan a seguir el impulso del Papa Francisco y acabar con una Iglesia clericalizada, que oculta en un armario los estigmas de los abusos de poder y sexuales, se afana en conservar privilegios anacrónicos y sigue sin darse cuenta de que hoy, en pleno siglo XXI, España ha dejado de ser católica y su influencia en la sociedad resulta prácticamente insignificante.

En muy pocos países de nuestro entorno la Iglesia católica (y sólo la Iglesia católica) recibe, sin dar nada a cambio, un porcentaje de los Presupuestos Generales del Estado, cuya finalidad no detalla con precisión.

Acabar con la herencia del dictador

Los obispos no se oponen a la exhumación de Franco, pero sí al fin de las prebendas que les dio el dictador. El nuevo Concordado (ahora llamado Acuerdos Iglesia-Estado), que se negoció a la par que la Constitución y fue aprobado ahora hace 40 años, continúa dotando a la Iglesia de múltiples beneficios fiscales, económicos, jurídicos y de presencia social.

La enseñanza de la Religión católica es de oferta obligatoria y sus profesores son designados por el obispo del lugar (que puede despedirlos sin dar razón alguna), pero pagados por la Administración. Con el personal religioso en hospitales públicos, el Ejército o las prisiones sucede tres cuartos de lo mismo.

Polémicas inmatriculaciones Lee el resto de esta entrada »