Patrimonio ve positivo el último de los proyectos del Arzobispado para el “martillo de Santa Ana”: crear un centro cultural de arte sacro en Oviedo

El último, por el momento, de una serie de proyectos planteados para lo que en su día fue un edificio de Cáritas y desde hace más de 30 años no es sino una ruina en “el corazón de Oviedo”

1621879721938

Infografía del nuevo edificio

27 de mayo de 2021

¿Qué es el “martillo de Santa Ana? Avatares de un solar abandonado

El martillo de Santa Ana, en el casco antiguo de Oviedo, en la confluencia entre las calles Santa Ana y Canóniga, con una superficie de unos 640 metros cuadrados, lleva convertido en un solar ruinoso y abandonado desde hace más de treinta años,

El solar albergó un antiguo edificio de Cáritas, obra de Juan Miguel de la Guardia, ilustre arquitecto Municipal en la ciudad de Oviedo desde el año 1882 hasta 1911. Más tarde, en la parcela estuvo la imprenta en la que se editaban los boletines parroquiales, que, una vez derruida, dio lugar al espacio que, deteriorándose año a año, acabó convertido en la ruina que hoy conocemos.

Varios han sido los proyectos planteados desde el Arzobispado y/o desde el Ayuntamiento de Oviedo:

A.- En los años ochenta el Arzobispado planteó construir un edificio de servicios múltiples en el martillo de Santa Ana, una idea cuya primera licencia de obra data de 1981. En los 90 en el proyecto del Arzobispado se contemplaba no ya un edificio de usos múltiples sino la construcción de una residencia arzobispal, que respetaría y reconstruiría la fachada original del edificio número 4 de la calle Santa Ana, el edificio de Cáritas obra de Juan Miguel de la Guardia.

La obra nunca llegó a ejecutarse.

B.- Coincidiendo con el gobierno de Gabino de Lorenzo (PP), en 2006 el entonces arzobispo Carlos Osoro cede el solar del «martillo» de Santa Ana para la Escuela Municipal de Música. El Ayuntamiento se quedaría los derechos de superficie y edificación durante treinta años. A cambio, debería mantener el uso público del edificio que construya, reservando la planta baja para uso exclusivo del Arzobispado. Una vez transcurrido el período de cesión y si no se prorrogaba el acuerdo, la propiedad pasaría al Arzobispado. El edificio no se construyó y el acuerdo caducó.

C.- Seis años más tarde, en 2012, con Agustín Iglesias Caunedo (PP) en la alcaldía y Sanz Montes en el Arzobispado, el proyecto se desbloqueó y el convenio se renovó con algunas variaciones en las condiciones en relación al convenio inicial. El Ayuntamiento construiría una Escuela de Música reservando en el edificio 1.511 metros para usos eclesiales y tras 30 años el edificio entero revertiría en el Arzobispado. Las obras se iniciarían ese mismo año y finalizarían en el plazo de 15 meses. Como muy tarde, el nuevo edificio debería estar concluido justo dentro de dos años: en marzo de 2014.

Caunedo en 2013 se planteó que en el martillo de Santa Ana se construyera un museo de las reliquias ligado al Santo Sudario, coincidiendo con el éxito de la exposición de la Sábana Santa, proyecto que no contó con el apoyo de la entonces Consejera de Cultura Ana González. Todavía en 2015 Iglesias Caunedo presentaría el proyecto de museo aunque con modificaciones: un museo de la ciudad para mostrar la historia y patrimonio de Oviedo

Ni un proyecto ni otro salieron adelante: El documento establecía el compromiso expreso del Consistorio de iniciar las obras antes de que concluyera 2012 y terminarlas en el plazo máximo de quince meses. Transcurridos esos plazos sin que arrancase la actuación, como así sucedió, el convenio fijaba que todos los derechos revertieran al Arzobispado, sin que la administración municipal tuviera derechos de retención o de indemnización de algún tipo.

D.- En 2015 la alcaldía de Oviedo pasa a manos de PSOE, Somos Oviedo e IU.
El tripartito se planteó negociar con el Arzobispado para habilitar el solar como parque urbano después de que el Servicio de Patrimonio del Principado hubiese iniciado un expediente sobre la situación actual y el futuro del martillo de Santa Ana, a partir de una denuncia de la Asociación Vecinal Oviedo Redondo por la situación de deterior del solar, Un parque urbano era lo que defendían, y por lo que se habían movilizado y recogido firmas, también desde la Asociación Vecinal Oviedo Redondo.

La sintonía de Arzobispado y Ayuntamiento ya no era la misma que cuando gobernaba el PP (dada la intención de cobrar el IBI, no asistir a la catedral en fiestas religiosas de manera institucional…). Así que, aunque Sanz Montes se avino a negociar, su condición fue que sólo “negociaría” con el alcalde, Wenceslao López (PSOE), como interlocutor.

Evidentemente tampoco se llegó a buen puerto: El arzobispado ofreció al Ayuntamiento negociar la ocupación de espacios en un edificio de usos múltiples que proyectaba para el solar (con licencia de obra concedida en 1997 que pretendía reactivar) y descartó un parque provisional.

martillo_mix-scaled

Propuesta de parque (Tripartito- Asociación Vecinal Oviedo Redondo) / Museo sacro propuesta del Arzobispado Fuente infografía

Y llegamos a 2021 con UNA NUEVA PROPUESTA:

El proyecto presentado por el Arzobispado plantea la creación de un espacio cultural en las dependencias del edificio que prevé construir en el solar que se encuentra en la conjunción de las calles Santa Ana, San Antonio, Canóniga y Mon, en Oviedo.

Planes del Arzobispado para el martillo de Santa Ana

En abril de este año, el Arzobispado presentó en el Ayuntamiento de Oviedo, con el fin de obtener la correspondiente licencia, el estudio de detalle del edificio que proyecta construir en el Martillo de Santa Ana. El proyecto deberá contar, además de con la preceptiva licencia del Ayuntamiento, con el Visto Bueno de la Consejería de Cultura, Política Llingüística y Turismo del Gobierno del Principado de Asturias. Con este motivo, el Vicario General de la diócesis, Jorge Juan Fernández Sangrador, ha hecho público el siguiente escrito:

«El Arzobispado desarrollará un proyecto de carácter cultural en las dependencias del edificio que prevé construir en el solar que se encuentra en la conjunción de las calles Santa Ana, San Antonio, Canóniga y Mon, en Oviedo.

Los planes trazados desde hace años, para la realización, en ese espacio, de distintas actividades de interés social, no han podido ser llevados a efecto por diversas razones, si bien en todos ellos ha quedado patente que se trata de un enclave singularmente importante en el núcleo histórico de la ciudad, al que ha de otorgársele la centralidad y la funcionalidad que el lugar y la sociedad reclaman […]

[…] La comunidad diocesana de Oviedo es depositaria de un ingente patrimonio histórico y artístico, que las parroquias de Asturias han creado y conservado como un preciado tesoro asociado a la fe cristiana. Es preciso darle, sin embargo, mayor visibilidad. Y no se hallará un entorno más adecuado, para la organización de exposiciones temporales, que la calle Santa Ana, junto al Museo de Bellas Artes de Asturias, la parroquia de San Tirso el Real y la Catedral, y en el área urbana en la que se alzan emblemáticas instituciones del Estado, el Principado, el Ayuntamiento y la Iglesia […]

[…] El edificio contará con un pequeño salón de actos y una oficina de atención al público, para proporcionarle información útil acerca de la Catedral, el Oviedo trascendente, el Real Sitio de Covadonga y los santuarios dedicados a Cristo, la Virgen María o los santos; las iglesias prerrománicas y románicas, los monasterios, los museos de arte sacro, los caminos de Santiago y del Salvador; las peregrinaciones y las fiestas…

Texto completo en la web del Arzobispado / Documento técnico

¿Cómo va a poder pagar el Arzobispado el futuro Centro Cultural Santa Ana?

Juan M. Arribas, La Voz de Asturias

El martillo de Santa Ana ha sido durante décadas un problema urbanístico enquistado en el corazón de Oviedo, en la parte más noble de la ciudad. Una parcela muy jugosa abocada a proyectos sucesivos que se han saldado con continuos fracasos y una sensación de dejá vu constante. Tras años de silencio, el Arzobispado de Oviedo anunció sorprendentemente la semana pasada la puesta en marcha del futuro Centro Cultural Santa Ana. Con un boceto del arquitecto Daniel Cortizo de líneas sobrias, piedra tradicional  y respeto al entorno histórico, la Iglesia dejó claras sus intenciones: un centro en el que aportará su rico patrimonio cultural con exposiciones de cimas del arte religioso. Un proyecto que complementa la potente oferta cultural del Oviedo redondo. «Es necesario que se constituya una plataforma desde la que la Iglesia interactúe creativamente con otras instancias generadoras, al igual que ella, de cultura», ha afirmado el Vicario General, Jorge Fernández Sangrador.

La cuestión siguiente es: ¿quién va a pagar este proyecto? El Arzobispado afirma que será acometido por la Iglesia. Los sucesivos alcaldes siempre se mostraron dispuestos a colaborar, incluido Alfredo Canteli, aunque la parcela es propiedad de la Iglesia y el proyecto ha sido presentado unilateralmente por el Arzobispado. ¿Dispone el Arzobispado de fondos económicos suficientes para abordar el proyecto? Fuentes de la Iglesia han indicado a La Voz que el Centro Santa Ana «es un proyecto de largo recorrido, al que quedan muchos pasos y vistos buenos pendientes. Es una carrera de fondo y queda mucho tiempo aún». De la disponibilidad económica (en estos duros tiempos de pandemia) ni palabra. Es decir, que por el momento tenemos presente el espíritu y el alma, pero nos falta el cuerpo. ¿De dónde podría salir ese dinero? El mecenazgo es una posibilidad; otra vía es admitir finalmente la colaboración de las instituciones públicas. Y también hipotéticamente la Iglesia podría barajar como solución el crowdfunding, la versión moderna de los donativos de fieles que financiaron las catedrales góticas.

___________________________

1621880012765

Infografía documento técnico Arzobispado

Este último proyecto, a diferencia de lo que sucedió en otras ocasiones, parece haber sido acogido de manera positiva por el Principado

Patrimonio Cultural valora favorablemente el proyecto del Arzobispado de Oviedo para el martillo de Santa Ana

Web Gobierno del Principado de Asturias

El organismo considera válida la solución presentada para la reordenación del solar, aunque plantea una serie de indicaciones.

La propuesta de la Iglesia tiene que ser tramitada por el Ayuntamiento, que deberá solicitar un nuevo informe a la Consejería de Cultura.

El Consejo del Patrimonio Cultural de Asturias ha valorado positivamente la propuesta del Arzobispado de Oviedo para reordenar el área conocida como martillo de Santa Ana, emplazada junto a la zona monumental de la capital asturiana. La comisión permanente del máximo organismo patrimonial del Principado ha respondido así a la consulta realizada por la Iglesia sobre su proyecto.

En concreto, Patrimonio Cultural considera “muy positivo” el interés y la opción de uso presentados por el promotor de la propuesta, que consiste en “el desarrollo de distintas actividades de interés social, además de su deseo de otorgar la centralidad y la funcionalidad que el lugar y la sociedad reclaman”.

No obstante, el acuerdo de Patrimonio incluye una serie de indicaciones sobre cómo deberá acometerse el proyecto y recuerda que la reordenación de esa zona debe ser tramitada por el Ayuntamiento de Oviedo, que a su vez tendrá solicitar un informe al propio consejo durante el proceso.

La intervención prevista se emplaza en una zona de transición entre el Oviedo monumental, presidido por el complejo catedralicio y acompañado por la Iglesia de San Tirso, el Palacio Velarde o el propio palacio arzobispal, y el caserío medieval situado en el espacio que se proyecta reordenar. Por sus características, la manzana afectada tiene una naturaleza monumental fruto de la presencia de los palacios.

Las indicaciones de Patrimonio se refieren, sobre todo, a la parte posterior del edificio, y precisan que “el avance de la nueva construcción planteada hacia el jardín del palacio episcopal deberá cumplir el planeamiento vigente para este ámbito”. También explica que en esta zona conviven “escalas y espacios fragmentados propios de programas residenciales junto a las formas claras que destilan las arquitecturas palaciegas del lugar”, por lo que considera que “deberían matizarse para preservar una lectura homogénea de la manzana”.

El ámbito de la intervención que plantea el Arzobispado de Oviedo se incluye en el área del Plan de Protección y Mejora del Casco Antiguo, en el Área Arqueológica de Oviedo y en el entorno de protección de la Cámara Santa y del resto de los bienes de interés cultural (BIC) declarados en la zona antigua de Oviedo. Asimismo, el denominado martillo de Santa Ana, cuya ordenación se plantea ahora, contiene seis edificios incluidos en el Catálogo Urbanístico de la ciudad, y afecta a la Corrada del Obispo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: