El asesinato del gobernador de Burgos en el claustro de la catedral (1869) / Acontece que no es poco

Que el expolio del patrimonio no es cosa nueva nos lo recuerda Nieves Concostrina al relatarnos cómo un 25 de enero de 1869, Isidoro Gutiérrez, gobernador civil de Burgos, fue linchado en la catedral por una turba alentada por el arzobispo de la provincia y sus curas, por intentar cumplir el decreto de inventariar e incautarse de aquellos bienes de la Catedral susceptibles de ser objeto de expolio por su valor cultural: Bibliotecas, archivos, arte, literatura a excepción de los bienes destinados al culto. Eso sí, ahora con la complacencia de legisladores y registradores de la propiedad…

Isidoro Gutiérrez de Castro, gobernador civil de Burgos

3 de enero de 2021

Que el latrocinio de la iglesia católica no es algo nuevo y que no empieza y acaba con las inmatriculaciones lo pone de manifiesto el asesinato del gobernador de Burgos, Isidoro Gutiérrez de Castro,  dentro de la propia catedral cuando se disponía a cumplir un decreto que, para las huestes pías, constituiría mucho más que un desafío: una ofensa en toda regla: «El Estado se incautará de todos los archivos, bibliotecas, gabinetes y demás colecciones de objetos de ciencia, arte o literatura que con cualquier nombre estén hoy a cargo de las catedrales, cabildos, monasterios u órdenes militares» a fin de poner coto al expolio lento y silencioso al que los mismos curas sometían el patrimonio a su cargo; un patrimonio que calladamente iban vendiendo y que se perdía para siempre, las más de las veces saliendo de España para no volver.

Para evitar que el ambiente se enrareciera más, el día antes de la publicación del decreto el entonces ministro de Fomento, Manuel Ruiz Zorrilla, ordenó a todos los gobernadores que procediera a inventariar los bienes de los templos. Pero de nada sirvió prevenir. Alguien, probablemente un funcionario que se hallaba al tanto del asunto, avisó al Nuncio, que se aprestó a informar a todos sus obispos de las intenciones del gobierno. Esto hizo que muchos clérigos aprovecharan a poner a buen recaudo bienes de todo tenor y que en Burgos una turbamulta encendida, clérigos incluidos, estuviera esperando la llegada del gobernador a la Catedral…

La historia nos la cuenta Nieves Concostrina en La Ventana , Cadena SER,  Acontece que no es poco: Asesinado en la catedral

La imagen que ilustra el vídeo es un fragmento de la Escena del drama en la catedral de Burgos, grabado de Vicente Urrabieta publicado en El Museo Universal del 21 de febrero de 1869, año XIII, n.º 8.

Naturalmente la reacción no se hizo esperar y el 26 de enero hubo protestas contra la Iglesia católica en muchos lugares pero especialmente masiva en Madrid (también en Barcelona) donde un grupo de manifestantes quemó un escudo pontificio arrancado de una iglesia ante el ministerio de justicia y llevaron la protesta ante la nunciatura al grito de Los curas han asesinado al gobernador de Burgos Viva la separación Iglesia-Estado.

Nos lo cuenta también, Nieves Concostrina en un nuevo episodio de Acontece que no es pocoBronca en la nunciatura de Madrid

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: