“El Transparente de la catedral de Toledo”: Informe sobre El Yunque que la Conferencia Episcopal Española encargó en 2010

agosto 11, 2021

Contenidos del informe encargado por la CEE a López Luengos sobre el Yunque, recogido también en los documentos de WikiLeaks sobre Hazte Oír y El Yunque, son tratados en Contralínea, uno de los periódicos que como Público publicaron sobre La red de intolerancia

Asamblea Plenaria CEE, 2011 / Fuente CEE

_________________

11 de agosto de 2021

El Transparente de la catedral de Toledo

La Conferencia Episcopal Española encargó al profesor de Filosofía en Toledo, y miembro de la Federación España Educa en Libertad (ESEL), Fernando López Luengos un “Análisis del asociacionismo de los laicos cristianos españoles y la intromisión del Yunque”.

López Luengo elaboró un informe, el Transparente de la Catedral de Toledo, y lo entregó a los obispos. Un informe que le ha llevado a enfrentarse a un largo proceso judicial, que terminó con la sentencia  en 2014 en la que la juez desestima la demanda que HazteOír presentó contra él al quedar probada la veracidad del informe y la vinculación de algunos de sus miembros a la asociación secreta el Yunque. Durante el juicio, según recogía El Confidencial,  al menos siete testigos revelaron con nombres y apellidos la identidad de los principales dirigentes de El Yunque en España. Entre ellos, Eduardo Hertzfelder, presidente del Instituto de Política Familiar; Jaime Urcelay, de Profesionales por la Ética; Liberto Senderos, de la Organización del Bien Común; Leonor Tamayo, del Grupo de Montaña Contracorriente; los miembros de Hazte Oír Álvaro Zulueta, su esposa Olga Cuquerella (hermana de la que fue secretaria personal de Iñaki UrdangarinJulia Cuquerella), Marcial Cuquerella -hermano de los anteriores- o Luis Losada, subdirector del diario La Gaceta, del Grupo Intereconomía, y actual colaborador de 13 TV, la cadena de los obispos.

Como explicaría en una entrevista realizada Ricó Pavés, obispo auxiliar de Getafe, (a raíz de que la Diócesis de Getafe prohibiera a Hazteoír y Derecho a Vivir utilizar la diócesis para promover sus actividades), el informe sería tratado en dos reuniones en la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe y se entregó a la Secretaría General de la CEE para que estuviera a disposición de los obispos que quisieran consultarlo. La CEE adoptó el criterio de que cada obispo actuara según su criterio en sus respectivas diócesis.

Lee el resto de esta entrada »

La mezquita de Córdoba nunca fue solo propiedad de la Iglesia

agosto 11, 2021

El medievalista Jesús Padilla analiza textos originales del siglo XIII al XVIII y concluye que la inmatriculación del templo que hizo el obispo de Córdoba en 2006 no tiene fundamento porque la propiedad siempre fue compartida con el Estado

Visitantes en el interior de la mezquita-catedral de Córdoba / Paco Puentes / El País

Margot Molina, El País, 11 de agosto de 2021

La inmatriculación de la mezquita-catedral de Córdoba, que en 2006 realizó el entonces obispo Juan José Asenjo a nombre de la Diócesis de Córdoba, ha sido una de las más controvertidas entre las 34.961 realizadas por la Iglesia católica en España por la importancia del monumento: declarado en 2014 Bien de Valor Universal Excepcional por la Unesco y con una extensión de 20.396 metros cuadrados, en 2019 recibió más de dos millones de visitantes y recaudó en taquilla 15,5 millones de euros. Pero pese a que la privatización del templo levantó un gran revuelo, nadie en su momento realizó un análisis exhaustivo de los textos históricos en los que la Iglesia fundamentó su derecho de propiedad; ni para avalarlo ni para desmentirlo.

Por fin, el medievalista Jesús Padilla (Córdoba, 70 años) decidió ponerse a ello en 2018 dejando a un lado connotaciones religiosas, políticas e ideológicas y ciñéndose a los documentos que hacen referencia a la mezquita durante 600 años. El historiador ha buceado en la legislación medieval cristiana y las crónicas reales para concluir que “la Iglesia no tiene señorío sobre la mezquita-catedral”, ya que Fernando III la cedió al clero para que actuaran como sus “guardadores y servidores”, pero nunca les otorgó un título de propiedad. Lo dice un informe de los capellanes reales del siglo XVII: “Fernando VII dio al obispo y Cabildo la dicha mezquita, solo para efecto de que en ella fuera nuestro Señor alabado y se celebrasen los divinos oficios; pero no de modo que perjudicara a la suprema jurisdicción real”.

Lee el resto de esta entrada »