El extremismo religioso se queda sin juez

El 9 de abril el comité del Tribunal Europeo de Derechos Humanos rechazó la polémica candidatura del fundador de Ordo Iuris y la de los demás aspirantes polacos.

stop_ordo_iuris

Campaña Movemos Europa

21 de abril de 2021

En este mes de abril, la Asamblea Parlamentaria elegía a los nuevos jueces del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH). Cada país nomina a tres candidatos y se elige a uno de ellos para que ocupe el cargo durante 9 años. Para este cargo Polonia había presentado a Aleksander Stępkowski, abogado cofundador y primer presidente de la junta del Instituto de Cultura Jurídica Ordo Iuris 

El Instituto Ordo Iuris (centro jurídico católico polaco) es una organización católica extremista que ha trabajado activamente para suprimir los derechos humanos en Polonia y Europa, sobre todo los de las mujeres y de la comunidad LGTBQ.

Oficialmente, Ordo Iuris es una fundación de la sociedad civil, constituida en Polonia en 2013. En la práctica, es una organización religiosa extremista y sus líderes han creado una red de organizaciones reaccionarias, tanto en Polonia como en otros países. En Polonia, han conseguido que sus miembros estén presentes en el Tribunal Supremo, el Ministerio de Asuntos Exteriores y el órgano oficial de asesoramiento al presidente, entre otras instancias. Los abogados de Ordo Iuris, entre los que se incluye el juez Stępkowski, han impulsado una serie de iniciativas regresivas en Polonia.

Redactar un proyecto de ley contra el aborto, que prevé su prohibición total en Polonia, cuyo objetivo es introducir la responsabilidad penal para cualquier persona que cause la muerte de un niño concebido, incluida su madre, su campaña contra la Convención de Estambul (a la que se sumaría el Centro Jurídico Tomás Moro español), o crear la carta de valores tradicionales, adoptada por muchas autoridades locales en Europa y que ha llevado a la creación de las llamadas zonas “libres de LGBT”, son algunas de sus iniciativas.

Están, además, elaborando una propuesta de ley para criminalizar la educación sexual, trabajando en un borrador para restringir la fecundación in vitro o trabajando para restringir o incluso prohibir el divorcio.

A las protestas en Polonia contra el abandono de convención contra violencia doméstica o contra el veto al aborto se han sumado campañas (dirigidas Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa y Comité de la Asamblea para la elección de los jueces del Tribunal Europeo de Derechos Humanos) de movimientos como Movemos Europa, que, en colaboración con el movimiento Huelga de las Mujeres Polacas (Ogólnopolski Strajk Kobiet), consiguieron que 123 008 personas manifestaran su oposición desde todos los rincones del continente en muy pocos días.

El 9 de abril el comité rechazó la polémica candidatura del fundador de Ordo Iuris y la de los demás aspirantes polacos. Ahora el Ejecutivo del país tendrá que presentar a otros candidatos para cubrir esa plaza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: