Estado Laico: Iguales en la diversidad

septiembre 22, 2018

#IglesiaYEstadoAsuntoSeparado

El medio metraje “Estado laico: iguales en la diversidad” (2018), estrenado en Argentina el pasado 20 de septiembre, está producido por la Coalición Argentina por un Estado Laico (CAEL), y Católicas por el Derecho a Decidir Argentina. De la cámara y de la edición se encargó Activismo Audiovisual, (canal en Youtube)

CAEL “es un conglomerado de organizaciones y personas con un objetivo común. Luchar por un Estado laico en Argentina. El Estado laico supone la autonomía de lo político ante lo religioso, que el poder civil no se recueste en símbolos y poderes religiosos para obtener legitimidad. Y más que eso, una cultura ciudadana y política que garantice la libertad de conciencia, la no discriminación y que amplíe derechos”.

Por su parte, Católicas por el Derecho a Decidir Argentina se definen como “un movimiento autónomo de personas católicas, comprometidas con la defensa de los derechos de las mujeres, especialmente los que se refieren a la sexualidad y a la reproducción humana, y a una vida libre de violencia y discriminación. Trabaja por la equidad en las relaciones de género y por la ciudadanía de las mujeres contrarrestando, desde una perspectiva teológica y feminista, los fundamentalismos religiosos. Sus acciones se remontan al año 1993 y en la actualidad está constituida como una asociación civil sin fines de lucro”.

Documental
24 minutos Lee el resto de esta entrada »


Ventajas y desventajas de la propiedad: La Iglesia católica hace gala de su sentido práctico ahora que la Mezquita es rentable

septiembre 22, 2018

No hay diálogo posible con quien no está dispuesto a ceder un ápice […] La buena solución pendiente es la que adoptó Francia en 1905: legislar que todos los edificios de culto son de dominio público, propiedad del Estado

Rafael Mir Jordano, escritor, Numerario de la Real Academia de Córdoba
Diario de Córdoba, 22 de septiembre de 2018

Vista desde la indigencia o la máxima pobreza la propiedad no tiene pero que ponerle, todo con ella es abundancia y felicidad, pero en la realidad la propiedad tiene muchas veces obligaciones o cargas frecuentemente costosas; la de conservar en ocasiones.

Porque mantener la Mezquita es tarea que conlleva continuas y gravosas inversiones, cuando apenas rendía nada y necesitaba mucho, la Iglesia católica ni insinuaba ser propietaria del monumental edificio. Le era mucho más fácil y práctico extender la mano menesterosa primero a los reyes –¡cuántas peticiones a Alfonso X y sus sucesores!–, luego al Estado y finalmente, desde las autonomías, a la Junta de Andalucía. Penúltimo ejemplo: la restauración de la torre de la Catedral costó a la Junta de Andalucía más de dos millones de euros; lo que hace la Iglesia es cobrar dos a todo el que quiere subir para ver la judería desde arriba.

Pero cuando la Mezquita empezó a ser rentable, a dar para reparar y retener, la Iglesia comenzó a presumir de propietaria y de haberlo sido siempre, lo que es una falacia. Lee el resto de esta entrada »