Contra los privilegios de la Iglesia

septiembre 25, 2018

Pedro Díaz Cepero, InfoLibre, 25 de septiembre de 2018

A estas alturas parece difícil justificar los privilegios de la Iglesia católica en España, después de cuarenta años de una Constitución que declara laaconfesionalidad del Estado, garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto, y afirma que “ninguna confesión tendrá carácter estatal”.

Algo puede explicar que es el grupo de presión más importante del país, con capilaridad en los estratos alto, medio y bajo, además de depositario de credenciales para la eternidad y principal agente inmobiliario en la tierra, con mayor fortuna después de las más de 40.000 inmatriculaciones declaradas.

De tiempo en tiempo aparecen artículos (magnífico el reciente reportaje de laSexta) e iniciativas políticas denunciando esos privilegios, señalando incumplimientos reiterados de los acuerdos firmados entre la Santa Sede y el Estado español en 1979, de por sí muy favorables para la Iglesia. Pero su influencia y poder disuelven las críticas como azucarillos, hasta las siguientes que correrán la misma suerte. Para la derecha (el PP o Ciudadanos) –que todavía no se ha pronunciado abiertamente contra la dictadura– es su aliado natural, garantía de votos desde el púlpito semanal. Está claro que éstos no van a abrir nunca el melón, todo lo contrario. Mientras tanto, el PSOE ha tenido miedo de asumir el coste electoral de un posible enfrentamiento con la Conferencia Episcopal. Cuando existían unas mejores condiciones objetivas, asistimos a la pusilánime actuación de Zapatero que, para más inri, aumentó un 34 % la dotación a la Iglesia en el IRPF, cuando ésta tiene el compromiso –no cumplido desde hace años– de autofinanciarse. Lee el resto de esta entrada »


Jorge García, presidente de MHUEL y el portavoz del Arzobispado de Aragón cara a cara en “Buenos días Aragón”

septiembre 25, 2018

25 de septiembre de 2018

Jorge García, presidente de MHUEL

Poco a poco el tema de las inmatriculaciones de la iglesia católica va adquiriendo en los medios el lugar, la importancia y la trascendencia que se merece.

El esfuerzo y el trabajo del Movimiento Hacia un Estado Laico (MHUEL) lo convierten en un referente del que los medios se hacen frecuentemente eco. Si ayer, 24 de septiembre, su presidente, Jorge García, era entrevistado en Zaragoza en la Onda*** a propósito del registro de la solicitud de entrevista a la ministra de Justicia por parte de la Coordinadora Recuperando, hoy  el informativo “Buenos días Aragón” ofrecieró un cara a cara entre el portavoz del Arzobispado de Zaragoza, José Antonio Calvo y el presidente de MHUEL, sobre las inmatriculaciones en general y las inmatriculaciones en Zaragoza de manera más puntual

Vídeo *

Lee el resto de esta entrada »


Los payeses pelean por sus iglesias y sus casas de campo. Unió de Pagesos (UP) denuncia que los obispados de Vic y Solsona inmatricularon 430 bienes

septiembre 25, 2018

Cataluña inicia la lucha por el patrimonio usurpado por los obispos

Iglesia de Sant Pere de Castellfollit del Boix /Toni Ferragut / El País

Carmen Morán Breña, El País, 25 de septiembre de 2018

Cataluña apenas ha levantado la alfombra y ya ha descubierto que la Iglesia católica ha puesto a su nombre 250 propiedades usando el famoso artículo 206, una norma franquista que les ha permitido inscribir en el registro bienes que no les pertenecen. El antiguo sindicalista Joan Casajoana, apoyado por la Unión de Payeses, ha peinado tres comarcas barcelonesas, el Bages, Berguedà y L’Anoia, 35 municipios, y está pendiente de acabar con Osona, que reúne unas 50 localidades más. El caso catalán suma al llamado “expolio de la Iglesia” algunas peculiaridades, propias del territorio. En esta comunidad, los agricultores descubrieron que el el obispado de Vic estaba haciéndose con la propiedad de las pequeñas iglesias románicas que acompañan a las casonas de campo que a principios del primer milenio se constituían como pequeños municipios.

Esta es la razón de que el contraataque venga de la mano de los payeses. En una de las propiedades de Casajoana, donde en el siglo X sus antepasados ya eran labradores, la familia levantó una pequeña iglesia junto a la casa. Todo ello está ahora cedido a un centro excursionista para que, al menos, esté conservado. 70 días antes de que se derogara, en 2015, la norma franquista, el obispado de Vic se hizo con todo lo urbanizado en la finca de Serracanta, que incluye un coqueto cementerio. “Después de encontrarme con esta sorpresa fui a pelear al obispado, porque los Ayuntamientos aún no han despertado. Allí me enteré de que tenían un equipo técnico de cinco personas localizando propiedades para inmatricular [inscribir a su nombre]. No tengo papeles de la iglesia pero sí de la casa y me ofrecieron que me la devolvían si no iba a juicio con el templo. Les dije que eso era chantaje. Y no lo voy a pelear por ahora, porque creo que esto necesita una solución global. En seis meses vamos a tener los datos de toda Cataluña”, promete Casajoana. Este periódico ha tratado de obtener, sin éxito, la versión del obispado de Vic. Lee el resto de esta entrada »