“Hubo un breve periodo de la historia de España, allá por 1931-1936, en que al Estado no le hubieran colado las inmatriculaciones”, Ángel Munárriz

septiembre 11, 2018

Un tweet de Ángel Munárriz (11 de septiembre de 2018),  nos recordaba y nos remitía a un período de tiempo en que el Gobierno dictaba una Ley de Confesiones y Congregaciones religiosas (1933) que habrían hecho imposible la situación que actualmente estamos viviendo con las inmatriculaciones de la iglesia católica.

TÍTULO III:

Del régimen de bienes de las Confesiones religiosas:  Pertenecen a la propiedad pública nacional los templos de toda clase y sus edificios anexos, los palacios episcopales y casas rectorales, con sus huertas anexas o no, seminarios, monasterios y demás edificaciones destinadas al servicio del culto católico o de sus ministros. La misma condición tendrán los muebles, ornamentos, imágenes, cuadros, vasos, joyas, telas y demás objetos de esta clase instalados en aquéllos y destinados expresa y permanentemente al culto católico, a su esplendor o a las necesidades relacionadas directamente con él. (Artículo 11º)

Ley promulgada relativa a Confesiones y Congregaciones religiosas. Gaceta, 3 de junio de 1933 (PDF)

Lee el resto de esta entrada »