Jesús Sanz Montes: «El reglamento de laicidad es un brindis al sol ideológico»

El arzobispo, sobre los indultos: «Es difícil dialogar con quien no quiere hablar y ofrecer gracia a quien quizá no la merece»

65557407--624x415

Misa en la basílica del Sagrado Corazón. / CAROLINA SANTOS

Eugenia García, El Comercio, 26 de junio de 2021

Ya había expresado su opinión al respecto del reglamento de laicidad en una de sus cartas semanales y la reiteró ayer en Gijón: «No me parece que sea la necesidad de la ciudad. Es una especie de brindis al sol ideológico. Gastar los recursos de una ciudadanía en lo que la ciudadanía no está pidiendo ni necesita, es una cosa extraña». Jesús Sanz Montes, arzobispo de Oviedo, ofició ayer la misa de tarde en la basílica del Sagrado Corazón de Jesús y después asistió a la presentación del Informe de Libertad Religiosa en el Mundo que elabora Ayuda a la Iglesia Necesitada.

El jueves, participó en la reunión de la Conferencia Episcopal Española en la que se acordó secundar la actitud de apoyo al «diálogo» de los obispos catalanes respecto al indulto a los presos del ‘procés’. Sanz Montes no ocultó ayer que en la reunión hubo grandes diferencias de opiniones entre los obispos, si bien aseguró que «el diálogo entre nosotros fue sereno, cordial y muy fraterno; aunque pudiéramos exponer unos y otros diferentes puntos de vista, que no eran adversarios y menos aún hostiles, sino complementarios». Precisamente, aclaró, durante su intervención en la reunión argumentó que «habría que completar, no negar ni renegar de esa nota -de los obispos catalanes- sino más bien completar en lo que no ha dicho y que creo que hubiera sido justo y necesario que afirmara también». Es decir, que aunque «nosotros asumimos medidas de gracia como la reconciliación, el diálogo, la magnanimidad», cree el arzobispo de Oviedo que faltaba algo tanto en la comunicación de la postura de la iglesia catalana como, después, en la de la española.

Respetar la ley

«Lo que ocurre es que España es un estado de derecho y tiene un ordenamiento jurídico que hay que respetar, y es difícil apostar por un diálogo con gente que no quiere hablar u ofrecer medidas de gracia a gente que quizás no las merece», apuntó Sanz Montes, quien por cierto cursó estudios de Derecho Mercantil. Sobre los indultados aseguró: «No vienen precisamente de rezar el rosario. Vienen de un acto en el que han puesto en un brete la unidad del pueblo, dividiéndolo con insidia».

«El diálogo es un valor para nosotros, para todos; los obispos que están en Cataluña -a quienes ofreció su comprensión y afecto «porque comprendo que ser obispo allí es complicado cuando tienes la sociedad partida»- y los que estamos en otras partes de España», prosiguió. «Lo que hemos hecho nosotros es, partiendo de esas palabras que son valores enormemente positivos, decir también que hay que respetar un estatus de convivencia, que hay unas normas de juego que no podemos transgredir». En definitiva, «que tenemos que dar cabida y escuchar a otras personas, porque en Cataluña, no solo en el resto de España, hay gente que no lo ve así. Y ¿qué haces con la otra mitad de catalanes que se sienten españoles? Es complicado».

Igualmente, se pronunció sobre la Ley de la Eutanasia, que entró en vigor ayer y que para él implica «cortar la vida como diciendo ‘te dejo morir o acepto tu petición de muerte’ y supone una mala noticia, no porque nadie queramos el dolor ni el sufrimiento, pero sí porque creemos que ese dolor puede tener otro tipo de respuesta». El arzobispo insistió en que «puede haber enfermos incurables, pero no incuidables, y nosotros siempre hemos abogado por acompañar con ternura, con delicadeza, a través de unos recursos paliativos y espirituales».

Acerca de la ‘ley Trans’, cuyo borrador se presentará el martes al Consejo de Ministros, opinó que «hay tantos cabos sueltos que hay que ir perfilando». «Nosotros estamos por la libertad de las personas, que puedan ir encontrando su lugar, reconciliándose consigo mismas y con la entera sociedad sin jugar a determinados juegos que terminan siendo prohibidos, porque en el fondo te alienan, te enajenan, y terminas haciendo una confusión de la que hay caminos sin regreso».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: