Gijón: El reglamento de laicidad, a punto de ver la luz tras numerosas dudas jurídicas

________________

“Es absurdo e innecesario”, dice la oposición de centro-derecha del futuro reglamento de laicidad

Ni les gustó cuando se anunció ni les gusta ahora que se va a ejecutar. La oposición municipal de centro-derecha se mantiene firme en su rechazo a que Gijón tenga un reglamento municipal de laicidad, cuyo texto está ultimando el equipo de gobierno para hacerlo efectivo este año tras suplir numerosas dudas jurídicas, como ayer desveló LA NUEVA ESPAÑA. Un reglamento que se incluía en el pacto de gobierno firmado en 2019 por PSOE e IU y donde la oposición ve un nuevo escenario de enfrentamiento político y social que poco aporta a las prioridades que deben marcar la política local de Gijón en este momento de crisis e incertidumbre. El reglamento fijará, por ejemplo, las condiciones de participación a título institucional de los ediles en actos religiosos o la cesión de locales municipales para actividades vinculadas a alguna religión.

“Es absurdo e innecesario”. Así de contundente es la reflexión de Rubén Pérez Carcedo. Para el concejal de Ciudadanos, “el actual ordenamiento jurídico ya asegura la independencia y neutralidad de las instituciones frente al hecho religioso y garantiza la libertad de conciencia” y por ello no hay necesidad municipal de ir más allá. “Es ya significativo que tan sólo uno de los más de 8.000 municipios que hay en España, el de Rivas-Vaciamadrid gobernado por IU, haya considero necesario regular esta materia”, explica. Desde la formación naranja se tiene claro que el interés del actual gobierno local de PSOE e IU es “imponer su sectarismo al tratar de suprimir cualquier aspecto que les suene a religión, especialmente católica, de la vida pública de la ciudad. Por mucho que se empeñen no se pueden borrar ni ocultar las raíces cristianas de nuestra sociedad”.

Tampoco entiende Foro que un reglamento de laicidad sea lo que ahora más urge a Gijón y a los gijoneses. “El gobierno de Ana González es especialista en generar división en la sociedad gijonesa y en crear problemas donde no los hay. Con el reglamento de laicidad, Gijón da la espalda a sus tradiciones”, explica el portavoz forista Jesús Martínez Salvador. Desde Foro se lamenta que “para lo que realmente importa a día de hoy a los gijoneses y su calidad de vida, como no respetar el convenio del plan de vías o la atrocidad del Muro, la alcaldesa no consulta a nadie”.

En la misma línea de inoportunidad y falta de necesidad real de este reglamento está la reflexión del presidente local del Partido Popular. “Los gijoneses están sufriendo una inflación que lo encarece todo, una inflación desbocada que nos empobrece y por la que llevamos pagando el equivalente al IBI de todo el año. Ante esta situación, el reglamento de laicidad es una tomadura de pelo a todos los gijoneses. Gobernar es priorizar, y la prioridad en este momento es ayudar a nuestros vecinos a llegar a fin de mes. Es evidente que Ana González tiene otros intereses, muy alejados de Gijón y los gijoneses”, remata Pablo González.

Para Eladio de la Concha, portavoz de Vox en el Ayuntamiento, “la prioridad del gobierno es su agenda sectaria, que no resuelve ninguno de los problemas de la ciudad. Ahora les entran prisas para llevar a cabo cuestiones como este reglamento que no servirá de nada, salvo para quienes siguen empeñados en buscar motivos para el conflicto y desacuerdo donde antes no había ninguna preocupación ni emergencia social”. Para Vox el reglamento va “en contra de la fe cristiana de muchos gijoneses” y aseguran que “quieren eliminar de los espacios públicos y de las calles de Gijón la Navidad, la Semana Santa, las celebraciones de San Pedro o Begoña y, por supuesto, la Cabalgata de Reyes”.

El único apoyo del gobierno en este asunto llega desde Podemos-Equo, aunque su portavoz Laura Tuero tiene sus dudas sobre que el reglamento vaya a entrar en vigor este año y reprocha que el gobierno no apoye su propuesta de cambiar San Pedro por San Xuan como fiesta local. En cuanto al reglamento, Tuero recuerda que Xixón Sí Puede junto a IU promovieron en 2015 que Gijón formara parte de la Red de Municipios por un Estado Laico. “Siempre hemos apoyado que Xixón avance en laicidad porque precisamente es garantía de respeto para todas las convicciones religiosas y para quien no las tiene”, sentencia Laura Tuero.

Hace ahora un año el Ayuntamiento utilizó su web para hacer una consulta ciudadana respecto a elementos que tendría su reflejo en este nuevo reglamento. Esa consulta dio pie a una importante polémica tanto social como política en la que la propia Alcaldesa, la socialista Ana González, salió en defensa de la necesidad de un reglamento de laicidad dejando claro que “este Ayuntamiento no va a atacar a ninguna religión porque no lo ha hecho ni lo hará” y recordando el mandato constitucional de aconfesionalidad y neutralidad religiosa en el ámbito municipal.

A los ciudadanos se les hicieron dos preguntas entonces: ¿cómo crees que han de ser las relaciones entre el Ayuntamiento y las diferentes confesiones religiosas? y ¿qué cuestiones sería necesario incluir en una regulación del uso de espacios públicos y edificios municipales para garantizar el mandato constitucional de neutralidad religiosa?

Páginas: 1 2

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: