Evolución de la no religiosidad en España

Si en los años 80 ni uno de cada diez españoles se consideraban no religiosos, en 2021 esta cifra se sitúa en casi 4 de cada 10.

___________________

Julio Guerra, Cadena SER, 18 de abril de 2022

En la SER entrevistaban(1)este pasado domingo a Álex, que tras haber sido catequista se declara ahora autónomo. Y el caso de Álex no es el único. Ni mucho menos. Las religiones no pasan por su mejor momento en España. Más del 37% de la población de nuestro país se declara atea o agnóstica. Esta cifra, en 2019, era de algo menos del 28% de la población. Si en los años 80 ni uno de cada diez españoles se consideraban no religiosos, en 2021 esta cifra se sitúa en casi 4 de cada 10. Son los datos del Informe de la Fundació Ferrer i Guardia sobre religión y libertad de conciencia

«Se produce un cambio generacional. Entre los jóvenes de 18 a 24 años, tan solo uno de cada dos son creyentes. Así que el cambio generacional es muy importante», cuenta Hungría Panadero, coordinadora de proyectos de la ‘Fundació Ferrer i Guardia’. Las nuevas generaciones creen menos. De hecho, ateos y agnósticos son mayoría entre los menores de 34 años. Y durante la pandemia el crecimiento ha sido exponencial: «El cambio presenta una aceleración muy importante en los últimos dos años y coyunturalmente el efecto pandemia marzo 2020. En esa fecha un 27% de la población se declaraba no religiosa y al finalizar el año 2021 ha aumentado hasta el 37%», señala Panadero.

Fuente: Informe Ferrer Guardia 2021  / Interactivo en Datawrapper

En cambio; ocurre una cosa curiosa. Aunque esta semana conocíamos que el número de alumnos que cursan religión en nuestro país ha caído por primera vez por debajo del 60%, en los últimos años la religión ha tenido un empujón de estudiantes en Secundaria. Y no se trata de una generación intermedia especialmente devota, sino más bien la consecuencia de una decisión política: «Concretamente, se debe al efecto de la ley Wert, que hizo que la asignatura de religión en Secundaria computara para la media. Entonces, ha habido un porcentaje no muy elevado -pero un porcentaje un poco más elevado- de alumnado que ha decidido cursar religión. Esto veremos como evoluciona a partir del curso que viene en el que con la enésima reforma educativa deja de computar por fin otra vez la religión para la nota media», explica la coordinadora de proyectos de Ferrer i Guardia.

Porcentaje de no creyentes por comunidades autónomas

Fuente: Informe Ferrer i Guardia / Interactivo en Datawrapper
En Asturias: 30,8%

_____________________________

Lo cierto es que la religiosidad si vive de formas muy diferentes. Hay ateos como Pedro, que sí que creía en Dios cuando era pequeño «hasta que me lo empecé a cuestionar con 13 – 14 años». Él lo tiene claro, no cree en Dios, pero la Semana Santa es una parte fundamental de su vida porque va mucho más allá de lo religioso: «Llevo 27 años siendo hermano de una cofradía de la semana santa de Málaga. A día de hoy sigo siendo hombre de trono; yo saco el trono, lo vivo y lo siento pero no creo», explica. Porque al margen de la religión están la familia y la tradición: «Mi abuela paterna era mucho del Cristo Cautivo de Málaga. El Cristo Cautivo de Málaga es una seña de identidad de la ciudad. Ella era mucho del Cautivo de Málaga. Y yo cuando veo al Cautivo veo a mi abuela; veo a mi abuela y me acuerdo de ella. Entonces, ese factor hace que aunque yo no crea en Dios, yo veo el Cristo Cautivo y me emociono. Así».

También hay ateos convencidos como David, que se fue a vivir a Alemania y le explicaron que al empadronarse hay un impuesto que dependen de tu opción religiosa, ya que se destina al mantenimiento de esa institución; así que decidió hacer algo que ya había barajado en su momento: apostatar. Pero el camino no fue sencillo, el primer enfado fue el del cura de su pueblo cuando le pidió la partida bautismal: «El párroco se enfadó bastante, me dijo que eso no era posible en España y que dónde había escuchado yo eso (…) Esa partida de bautismo se la envié junto con una carta al obispo de la diócesis que me correspondía y ahí expliqué que va en contra de los Evangelios que me hayan bautizado sin tener uso de razón y siendo menor de edad. El obispado me contestó que si apostataba no iba a poder ser padrino, ni enterrarme en un cementerio católico, ni recibir el resto de sacramentos de la Iglesia Católica».

A pesar de la estrategia de conciliación y acercamiento de la Iglesia, prohibiéndole que le entierren en el cementerio de su pueblo. David apostató. Álex se lo llegó a plantear. Y eso que -lo decía al principio- venía de ser creyente de toda la vida. Si hay un responsable de su pérdida de fe, es la propia Iglesia: «Hubo algún problema con uno de mis compañeros que siempre había sido abiertamente homosexual, pero cuando él dio mucho más la cara, no gustó dentro de nuestra parroquia… Y, bueno, al final mi nivel de amistad también se resiente, hace que vea que por ahí no, que no se puede ir por ahí. Cuando tú estás más bajito, también de moral, notas como que no te apoyan, como que no están… Y al final todo eso se deteriora y también va deteriorando un poco lo que es tu relación con Dios. Ahí ya se empieza a acabar, ya empiezan a surgir las dudas hasta el punto de decir «bueno, pues a lo mejor es que yo no tengo una idea comprensible de lo que es Dios, ¿no? O de que hay». Entonces ese es mi punto actual».

Álex sintió que la que le habían dicho que era su familia, solo lo era cuando las cosas iban bien: «Ves que te has sentido un poco utilizado. Solamente los años que podías estar más disponible eran los años que te han utilizado y luego ya… Nada».

Importancia de la política y la Religión para los españoles (valoración del 1 al 10)

El CIS dejó de preguntar por esta cuestión en el año 2017 (hasta el que se muestran los datos). La Fundació Ferrer i Guardia pide que se recuperen estas preguntas sobre religiosidad.

Fuente: Informe Ferrer i Guardia (CIS) / Interactivo en Datawrapper

__________________________

(1) De catequista a agnóstico: «Cuando estás más bajito, también de moral, notas que no te apoyan

Álex pasó de ser catequista y coordinar campamentos cristianos a alejarse de una Iglesia que, siente, le dejó de lado.

Pregunta: Si te pregunto a tus 34 años en qué etiqueta religiosa te colocarías, ¿eres creyente, ateo, agnóstico?

Respuesta: Ahora mismo soy agnóstico

Pero creo que esto no siempre ha sido así. Si no me equivoco, hasta hace muy poquito (unos dos años) eras creyente y de los muy creyentes.

– Cierto, era muy muy creyente. Muy creyente es el nivel de ir todos los domingos a misa, que eso es como lo básico… Pero también he sido catequista durante muchos años, he sido monitor de campamento cristiano durante muchos años, coordinador de campamento cristiano muchos años y -ahora mismo- pues todo eso, nada, está lejano.

Álex, para terminar: dime la importancia que le das a la política y a la religión en tu vida del 1 al 10. A día de hoy y hace unos años.

– La política hace años un 7 y la religión un 8 o un 9. Y ahora mismo la religión, un 1 o un 0.

En estos dos años creo tu vida ha tenido algunos cambios. Te has casado, no sé si por la Iglesia…

– Me casé, de hecho cuando ya estaba en mi fase última de catolicismo no me casé por la Iglesia porque ya vi que algo no estaba funcionando. He sido padre de una niña pequeña que no está bautizada ni tengo intención de bautizarla porque quiero que ella elija la religión que cree que merece. O si no quiere tener ninguna religión, pues estupendo también.

Tu yo de hace tres años se habría casado por la iglesia y habría bautizado a su hija?

– Sí, seguramente. Seguramente sí.

__________________

AUDIO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: