Prelados en crispación

noviembre 25, 2019

Los prelados de la iglesia católica, eminencias en su trato honorífico, que no en el de sabiduría, vuelven por penúltima vez a hacer sonar el frufrú de las sotanas y salir al paso de las declaraciones de la ministra en funciones Isabel Celaá  referidas a la “libertad de enseñanza”…

Resultado de imagen de conferencia episcopal española de espaldas

José Manuel Barreal San Martín, 25 de noviembre de 2019

Los prelados de la iglesia católica, eminencias en su trato honorífico, que no en el de sabiduría, vuelven por penúltima vez a hacer sonar el frufrú de las sotanas y salir al paso de las declaraciones de la ministra en funciones Isabel Celaá  referidas a la “libertad de enseñanza”. No parece, a tenor del concepto de “libertad” que tienen los tonsurados, que lo que esté en juego sea la ” libertad de enseñanza” y menos “el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa”, que sí tienen;  sino que el dinero público se empleé en financiar la educación religiosa y la educación privada. La respuesta exagerada, crispada y falaz  de la jerarquía católica y de su brazo político el PP y cia, ante las palabras de la ministra, demuestra lo mucho que les importa controlar la educación de las élites. Esto es, así.

Cabe recordar que la ministra en funciones, no ha cuestionado ni los conciertos que están manteniendo a la enseñanza religiosa, como tampoco el famoso concordato con el Vaticano. Tanto el PSOE, dada su trayectoria en el tema, ya desde los años ochenta, como UP, en su minoritaria e hipotecada posición, no lo cuestionarán.  Ojalá, me equivoque.

Tienen los clérigos el inmenso problema, que es motivo de enfado y demagogia por su parte, lo que llaman «la dictadura del relativismo ético», que según ellos impregna la supuesta “dictadura laicista” que domina en esta España nuestra y que ven venir con el posible gobierno de una izquierda que, insisto, tendrá muy difícil, ya no poner en peligro la enseñanza concertada, sino aun minimizarla. Desgraciadamente.

Estos juglares del desastre, y sus cuentacuentos, que son incapaces de mostrar el mínimo arrepentimiento por la abrasadora pederastia que les quema, al igual que su pasar melifluo y obsceno ante los cientos de mujeres asesinadas en “aras del honor del macho”, sin embargo ser rasgan su hábitos telares aduciendo a la “dictadura laica”, cuando en su casa, que llaman la de Dios, no existe ni un hálito de libertad, ni de dignidad.  Protestan y patalean quienes viven a costa del erario público, los que distribuyen mentiras, miedos y bendicen todo lo que redunde en su propio beneficio. Los regidores de una institución machista, en la que la democracia es pura entelequia, se permiten la frivolidad de hablar sobre “libertad”. Hipócrita paradoja. Lee el resto de esta entrada »


Solidaridad versus caridad: Ouróboros: la espiral de la pobreza

noviembre 25, 2019

Documental de Rafael Fuertes, 2015

25 de noviembre de 2019

El documental producido por Albatros y Neu Cicuta y realizado en 2015 aborda desde un punto de vista crítico una situación que continúa inamovible: qué significa y qué consecuencias tienen la caridad empleada como herramienta de atención a la exclusión social, cuyo impulso desde las instituciones políticas y económicas sustituyendo los sistemas públicos de protección social ha sido una constante en los últimos años. Se produce, pues, un trasvase de recursos públicos hacia instituciones de caridad fundamentalmente administradas o controladas por estructuras de carácter religioso o privado.

Ouróboros: la espiral de la pobreza es producto de más de diez años de investigación (investigación y documentación de Julio Reyero) sobre la cuestión social de la pobreza. El documental pone en cuestión los métodos que se emplean para paliar la miseria desde las instituciones de caridad y asistencialistas y su vinculación directa con la Iglesia Católica, como pueden ser Cáritas o el Banco de Alimentos**. En el recorrido de la grabación el equipo se fue encontrando con otros métodos, proyectos e iniciativas populares y vecinales que resuelven de modo colectivo la problemática actual ante la falta de alimentos y las cuestiones del derecho a la vivienda.

En el documental  de presentan formas de afrontar la pobreza y tratar de resolverla mediante dos formulas contrapuestas o caridad o solidaridad, la primera desde instituciones asistencialistas, la segunda otra desde la toma de conciencia social y popular. Tanto los  proyectos de movimientos sociales basados en la solidaridad como la asistencia social pública fundamentada en los derechos de las personas han chocado con esa forma de abordar la pobreza mediante la caridad en que a menudo se vulnera el  respeto a la dignidad y se oculta el origen de la desigualdad que nos lleva a situaciones como las que vivimos.

Documental


Sobre el Banco de Alimentos un reportaje de El Salto, Banco de alimentos: la caridad disfrazada señala las relaciones directas del Banco de Alimentos con instituciones religiosas y ultracatólicas: “Un vistazo a las memorias publicadas por la Fundación de Banco de Alimentos de Madrid, similar a las memorias de otros bancos de alimentos, revela que la práctica totalidad de los alimentos está siendo enviado a organizaciones religiosas entre las que encontramos parroquias, conventos, monasterios, organizaciones antiabortistas como Provida o la Fundación Vida, el seminario del Camino Neocatecumenal, residencias de los Legionarios de Cristo o centros relacionados con el Opus Dei. Pertenecer de alguna manera a la red, que la iglesia católica tiene en este país, es prácticamente requisito suficiente para participar de la acumulación organizada por el Banco de Alimentos.

Es algo lógico, ya que desde sus comienzos, a pesar de su retórica “aconfesional”, esta organización ha demostrado una ligazón palpable con los sectores católicos más reaccionarios”…