Solidaridad versus caridad: Ouróboros: la espiral de la pobreza

noviembre 25, 2019

Documental de Rafael Fuertes, 2015

25 de noviembre de 2019

El documental producido por Albatros y Neu Cicuta y realizado en 2015 aborda desde un punto de vista crítico una situación que continúa inamovible: qué significa y qué consecuencias tienen la caridad empleada como herramienta de atención a la exclusión social, cuyo impulso desde las instituciones políticas y económicas sustituyendo los sistemas públicos de protección social ha sido una constante en los últimos años. Se produce, pues, un trasvase de recursos públicos hacia instituciones de caridad fundamentalmente administradas o controladas por estructuras de carácter religioso o privado.

Ouróboros: la espiral de la pobreza es producto de más de diez años de investigación (investigación y documentación de Julio Reyero) sobre la cuestión social de la pobreza. El documental pone en cuestión los métodos que se emplean para paliar la miseria desde las instituciones de caridad y asistencialistas y su vinculación directa con la Iglesia Católica, como pueden ser Cáritas o el Banco de Alimentos**. En el recorrido de la grabación el equipo se fue encontrando con otros métodos, proyectos e iniciativas populares y vecinales que resuelven de modo colectivo la problemática actual ante la falta de alimentos y las cuestiones del derecho a la vivienda.

En el documental  de presentan formas de afrontar la pobreza y tratar de resolverla mediante dos formulas contrapuestas o caridad o solidaridad, la primera desde instituciones asistencialistas, la segunda otra desde la toma de conciencia social y popular. Tanto los  proyectos de movimientos sociales basados en la solidaridad como la asistencia social pública fundamentada en los derechos de las personas han chocado con esa forma de abordar la pobreza mediante la caridad en que a menudo se vulnera el  respeto a la dignidad y se oculta el origen de la desigualdad que nos lleva a situaciones como las que vivimos.

Documental


Sobre el Banco de Alimentos un reportaje de El Salto, Banco de alimentos: la caridad disfrazada señala las relaciones directas del Banco de Alimentos con instituciones religiosas y ultracatólicas: “Un vistazo a las memorias publicadas por la Fundación de Banco de Alimentos de Madrid, similar a las memorias de otros bancos de alimentos, revela que la práctica totalidad de los alimentos está siendo enviado a organizaciones religiosas entre las que encontramos parroquias, conventos, monasterios, organizaciones antiabortistas como Provida o la Fundación Vida, el seminario del Camino Neocatecumenal, residencias de los Legionarios de Cristo o centros relacionados con el Opus Dei. Pertenecer de alguna manera a la red, que la iglesia católica tiene en este país, es prácticamente requisito suficiente para participar de la acumulación organizada por el Banco de Alimentos.

Es algo lógico, ya que desde sus comienzos, a pesar de su retórica “aconfesional”, esta organización ha demostrado una ligazón palpable con los sectores católicos más reaccionarios”…