Verdad y publicidad sobre Cáritas: un gran reclamo de la campaña Xtantos con poco peso en el reparto del dinero de la casilla

La Iglesia utiliza la labor de la ONG como escaparate, pero la aportación directa vía equis católica supone menos del 2% del dinero de Cáritas

Página web de la campaña Xantos, que

Fuente imagen: Página web de la campaña Xantos que “nos anima a marcar la casilla de la Iglesia”.

Ángel Munárriz, InfoLibre, 13 de junio de 2020

¿Sirve marcar la equis de la Iglesia para financiar a Cáritas? Viendo los materiales promocionales de la Conferencia Episcopal (CEE), se diría que sí, desde luego. Y algo sirve. Pero lo cierto es que no tanto como parece. La campaña de la CEE para pedir a los contribuyentes que marquen la casilla de la Iglesia, llamada Xtantos y desplegada justamente ahora durante el periodo de presentación de la declaración de la renta, sitúa a Cáritas como un elemento central. El protagonismo de la ONG como reclamo en los materiales de la CEE contrasta con la escasa cantidad que llega a Cáritas como aportación directa de lo recaudado por esta vía, comparándola tanto con el total de lo logrado por la Iglesia con la casilla (2,46%) como con los ingresos globales de la ONG (1,76%). La CEE destaca que “Cáritas es la Iglesia”, por lo que –asegura– valorar la aportación a la ONG sólo en función de la campaña de la equis católica es incompleto. “La Iglesia católica cede instalaciones, promueve a los voluntarios, realiza frecuentemente colectas de dinero y alimentos”, incide la CEE, que subraya que los 202,09 millones procedentes del IRPF que envía a las diócesis para su funcionamiento también benefician a su brazo social.

Los mensajes sobre Cáritas en la cuenta de Twitter de la campaña Xtantos son abundantes. Entre el 5 y el 9 de junio, hubo cinco. “Una investigación de Cáritas constata el hondo impacto social del coronavirus en las personas que acompaña“, dice uno. “Juan, trabajador social de Cáritas, y N’Goro, mediador y traductor maliense, visitan asentamientos de temporeros en localidades del Cinca, en Huesca, para informarles sobre el covid-19 y darles pautas de prevención”, señala otro. La cuenta difunde también el testimonio de la responsable de un centro de atención a mujeres de Cáritas. Otro mensaje de 3 de junio señala: “[…] Desde la crisis del covid-19, Cáritas Madrid ha recibido 3.000 gestos en forma de solicitudes de personas que querían unirse como voluntarios”.

La web de la campaña Xtantos, la página que “nos anima a marcar la casilla de la Iglesia”, da un significativo protagonismo a Cáritas. “El impacto derivado de la actividad de las diócesis, parroquias y Cáritas es de 1.386 millones de euros, lo que supone cinco veces más en relación a lo aportado por la asignación tributaria”, señala en el apartado de “impacto económico y social” de la Iglesia. “Con su actividad, Cáritas dio asistencia a 3.088.825 personas, más de 1 millón y medio de ellas en España, a través de las 5.828 Cáritas parroquiales. 83.951 voluntarios y 5.076 trabajadores contratados, hacen posible cada día esta misión”, añade la campaña en un espacio sobre las actividades de la Iglesia.

Hay un apartado en la web llamado “Cáritas es la Iglesia”. Otro se titula “Cáritas, la ONG de la Iglesia”. Se reproduce en la web una entrevista al director de Gestión de Cáritas, publicada en ABC en 2014, en la que anima a marcar las dos casillas, es decir, tanto la de la Iglesia como la de fines sociales.

“Cáritas ha triplicado las peticiones de ayuda para que muchas personas puedan comer”, indica la cuenta de la CEE en Twitter, recogiendo unas palabras del cardenal Juan José Omella, presidente de la CEE. El 8 de mayo, Omella afirmaba en el Nueva Economía Fórum: “La Iglesia ha estado confinada pero no parada. Tiene dos manos para trabajar, una con los pobres más cercanos a través de Cáritas y otra con los más lejanos con Manos Unidas”.

Webs, memorias, vídeos...

La campaña de la renta de este año comenzó el 1 de abril y terminará el 30 de junio. Todos los mensajes sobre Cáritas de los párrafos anteriores se producen coincidiendo con este periodo. También la presentación de la memoria de actividades de la Iglesia de 2018, una nueva oportunidad para destacar la aportación de Cáritas.

La CEE creó en abril la web Iglesia Solidaria, con un enlace a la campaña Xtantos. La página, sobre el “compromiso de la Iglesia con la sociedad”, repasa la “ayuda espiritual, humana, psicológica, social y material” diócesis por diócesis, destacando la labor realizada por Cáritas. Es la entidad más citada de la web.

La ONG está presentando además estos días numerosos balances de actuación, en los que repasa su aportación social en cada provincia. Es frecuente que dicha información sea recogida por las diócesis en sus webs, donde al mismo tiempo se difunde la campaña Xtantos. Cáritas presentó su balance en Albacete el lunes, en Sevilla el martes, en Vizcaya, Orense, Santiago y Salamanca el miércoles, en Zamora, Málaga y Cádiz el jueves… Las presentaciones llevan a titulares en la prensa local sobre la labor social de la Iglesia durante la pandemia. El considerado “Día de la Caridad” es el 14 de junio, este domingo.

El hashtag, una especie de etiqueta utilizada en Twitter, #CadaGestoCuenta es utilizado por distintas Cáritas y diócesis, así como por la CEE. Se trata de un mensaje central de Cáritas, que encabeza así su web: “El poder de cada persona. Cada gesto cuenta”. En paralelo, los vídeos de Youtube para animar a marcar la equis católica en la campaña Xtantos empiezan con la frase “en estos tiempos difíciles cada ayuda cuenta”.

“Cada gesto cuenta” es la frase de Cáritas. “Cada ayuda cuenta”, la de Xtantos, cuyos vídeos destacan la “inmensa labor social” de la Iglesia.

El destino de los fondos de la casilla
Cáritas ingresó en 2018 más de 350 millones, 95 públicos, partida en la que no incluye los 6,24 millones de la casilla de la iglesia

A pesar de este protagonismo de Cáritas, el brazo social de la Iglesia no se financia fundamentalmente con la equis católica en la declaración del IRPF. Lo dicen los números. La memoria de 2018 de Cáritas, última en publicarse, recoge que aquel año la ONG recibió un total de 353,01 millones de euros. ¿Cuánto llegó a Cáritas directamente vía casilla de la Iglesia? La memoria de 2018 de la Conferencia Episcopal, la última en publicarse, responde: 6,24 millones euros. Es decir, el 1,76% de la financiación de Cáritas, si comparamos las dos memorias del mismo ejercicio.

El reparto de los fondos destinados por el Estado a la Iglesia tras detraerlos de la cantidad recaudada vía IRPF a menudo sorprende a los menos familiarizados con la financiación pública de la Iglesia católica, cuyo descontrol ha sido destapado por el Tribunal de Cuentas en un informe de fiscalización que aún no ha pasado por el pleno. En 2018 el total de dinero empleado por la Iglesia diocesana tras llegarle vía IRPF fue de 252,78 millones. Las partidas “envío a las diócesis para su sostenimiento”, “seguridad social del clero” y “retribuciones [de los] señores obispos” consumieron algo más de 222 millones. Es decir, más del 88%. Lo dedicado a Cáritas como aportación directa ascendió a 6,24 millones. Esta cantidad supone un 2,46% de lo empleado por la Iglesia de lo que obtiene vía IRPF. La Iglesia dedicó en 2018 su superávit, de 3,76 millones, a la televisión Trece TV, como ha publicado infoLibre.

El enfoque de la CEE

La CEE destaca, en cambio, que si se resta al total empleado (252 millones) lo enviado a las diócesis y lo dedicado a seguridad social y sueldos de obispos (222) restan 30 millones, que sería el presupuesto de la propia Conferencia Episcopal. Los 6,24 millones dedicados a Cáritas son más de un 20% de estos 30 millones.

La aportación de la Iglesia a Cáritas con el dinero del IRPF, recalca la CEE, no se queda en esos 6,24 millones. La CEE destaca que el dinero enviado a las diócesis, algo más de 202 millones, también beneficia en la ONG. “El 81% del dinero recibido por la X se entrega a las diócesis, y así sostiene una parte de sus actividades caritativas […]”, señala.

Según la CEE, la financiación a las parroquias lo es a su vez a la ONG. “Cáritas realiza su trabajo más concreto en las más de 22.000 parroquias. En cada diócesis se coordina a cada una de las 6.000 Cáritas parroquiales y 69 Cáritas diocesanas”, indica. “Hablar de Cáritas e Iglesia es lo mismo. La Iglesia católica cede instalaciones, promueve a los voluntarios, realiza frecuentemente colectas de dinero y alimentos”. A esto se suma, indica la CEE en su memoria de 2018, que “la labor catequética o la red de Cáritas parroquiales precisan de la aplicación de recursos en suministros, energía, calefacción, conservación, seguros, etc”.

¿De qué vive Cáritas?

Cáritas no depende de lo que recibe por la casilla de la Iglesia: 6,24 de los 353,01 millones, según las memorias de 2018 de la ONG y la CEE. Entonces, ¿de qué vive?

La memoria de 2018 ofrece los grandes trazos. Un 26,9% es aportación pública, según Cáritas. Concretamente, 95,08 millones. De estos, 53,11 millones llegan de las comunidades autónomas, 27,37 millones de la administración local, 7,81 de la central y 6,68 millones de la Unión Europea.

El restante 73,1% viene de fondos privados. Ahí, en el apartado de fondos privados, entran “donantes”, con 104,35 millones, y “empresas e instituciones”, con 44,9 millones, entre otros. Cáritas considera el dinero entregado por la Iglesia y que le llega a esta del Estado vía equis católica como aportación privada, no pública, según aclara la ONG a preguntas de este periódico. Entre los donantes privados a Cáritas también están Caixabank, Bankia, Inditex, Telefónica y Gas Natural. La memoria no precisa las cantidades aportadas.

Cáritas no concreta en su memoria cuánto de estos fondos privados proviene de la Iglesia. La CEE asegura que una “gran parte” de los fondos privados son “donaciones de instituciones y personas de la Iglesia, es decir, católicos que en las colectas habituales en las parroquias, o en forma de donativos, entregan una parte de su dinero para ayudar a los empobrecidos”. La Conferencia Episcopal llega a afirmar que “en torno a un 65%” del presupuesto de Cáritas “procede, de un modo u otro, de la Iglesia, por las colectas que se realizan en las parroquias, los donativos, las suscripciones…”. Tomando como referencia los ingresos de Cáritas de 2018, 353 millones, el 65% sería cerca de 230 millones, cifra estimada por este periódico pero no confirmada por la CEE, que no da un desglose más allá de esa estimación porcentual. No sería, en cualquier caso, dinero de la casilla de la Iglesia.

infoLibre preguntó a Cáritas si ese 65% es un porcentaje correcto y cómo se precisa. ¿Sería posible saber cuánto de lo que recibe Cáritas de privados proviene de la Iglesia? La respuesta fue negativa. La memoria de Cáritas no se elabora con datos de las diócesis, sino de las Cáritas diocesanas, que “no descienden a ese nivel de detalle”. Sobre ese 65%, Cáritas indica que “cualquier desglose adicional sobre lo señalado por la Conferencia Episcopal en su memoria, debe ser detallado por la misma fuente que ha elaborado sus datos, en particular sobre ese 65%”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: