Un millón de euros anuales: lo que destinan algunas comunidades a los capellanes en los hospitales

Cerca de 900 religiosos católicos prestan servicio en centros hospitalarios de toda España

La presencia de capellanes católicos en hospitales cuesta un millón de euros en comunidades como la Valenciana o Madrid

Un sacerdote durante la eucaristía / PIXABAY

Marta Aguirregomezcorta, Nius, 18 de enero de 2020  (Vía Laicismo.org)

“Es una pastoral un tanto dura porque el mundo del dolor no lo quiere nadie, pero yo no la cambiaría por ninguna otra. Me faltan horas para atender a los enfermos ingresados en el hospital“. El que habla no es un médico sino José Ignacio Martínez Picazo, de 50 años, uno de los tres capellanes que prestan sus servicios religiosos en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid. Un trabajo para el que no todo el mundo sirve, con jornadas maratonianas de turnos de 48 y 72 horas, y para el que, desde luego, hay que tener vocación.

La rutina diaria de Martínez Picazo en este hospital público, en el que lleva trabajando 18 años, es siempre la misma: celebrar misa en la capilla y luego recorrerse el centro de una punta a otra para ir visitando en sus habitaciones a los pacientes que lo piden para darles la comunión o, simplemente, para ofrecerles consuelo a ellos, y también a sus familias. “Hay casos muy delicados y de larga estancia, como los que están en coma o estado vegetativo, y son los familiares los que precisan acompañamiento”, asegura. 

“Mi labor no es tanto hacer proselitismo cristiano como de acompañamiento a personas que necesitan que se les escuche”, reconoce mientras sostiene que no solo asiste a familias católicas practicantes, también a pacientes que “no viven su fe” o, incluso, creyentes de otras religiones.

Como Martínez Picazo, cerca de 900 religiosos de la Iglesia católica se hacen cargo del servicio de esta asistencia en hospitales públicos y privados en toda España. A ellos hay que añadir a los más de 3.000 voluntarios que también echan una mano. Casi el 70% de los españoles se declaran católico, según datos del CIS.

En los hospitales públicos, son las comunidades autónomas las que financian este servicio, según los convenios de colaboración con cada una de las diócesis. Con ello se paga el salario de los sacerdotes, el mantenimiento de las capillas o el material. En los centros privados, es el centro hospitalario quien lo financia.

El dinero que va para este servicio varía de una comunidad a otra. Por poner algunos ejemplos, el Servicio Madrileño de Salud dedicó el año pasado 1.087.500 euros al pago para la atención católica en los hospitales, mientras que en la Comunidad Valenciana se destinaron 961.800 euros.

En las últimas semanas, el debate de la asistencia religiosa en los hospitales ha saltado a la prensa después de que el portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, cuestionase este servicio con un tuit en el que respondía “quién tenga vicios, que se los pague”, ante alguno de los comentarios en redes sociales que se hicieron sobre el planteamiento de Mulet sobre la presencia de religiosos en los hospitales.

______________________

 

Galicia gasta en contratar curas en hospitales 650.000 euros, lo mismo que costaría emplear a 15 médicos o 25 enfermeros,  La Sexta

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: