Los obispos acusan a “organismos financieros globales” de “imponer a los gobiernos” aborto, divorcio, eutanasia o ley trans

La Conferencia Episcopal publica un texto en el que reflexiona sobre los cambios sociales y ataca los proyectos legislativos “basados en la ideología de género” y que “absolutizan el derecho a decidir”, en un documento que “puede ayudar” a tomar decisiones en este “año electoral”

Presentación del documento
___________

Fuentes: Jesús Bastante, El DiarioReligión Digital, 13 de enero de 2023

“Existe una reciente legislación que se extiende por el mundo actual totalmente contraria a la razón, a la naturaleza y a la vida: aborto, divorcio, matrimonio homosexual, experimentación con embriones humanos, gestación subrogada, transexualidad…, que desde poderosos organismos financieros globales se imponen a los gobiernos”. La Iglesia española lanza un órdago a las últimas propuestas legislativas en El Dios fiel mantiene su alianza, una “reflexión compartida” –no “un documento doctrinal o pastoral de la Conferencia Episcopal”, aclaran– que este mediodía fue presentado por su alma mater: el arzobispo de Valladolid y ex secretario general y portavoz de la Casa de la Iglesia, Luis Argüello.

Un documento, de un centenar de páginas, que fue entregado a los medios de comunicación en el momento de comenzar la rueda de prensa, en el que se ponen en solfa, tal y como admitió Argüello, el “cambio de época”, con factores “económicos, sociales, políticos y culturales que afectan al ser, a la familia, al trabajo y a nuestra forma de situarnos en el tiempo”. Y se refieren al “derecho a decidir”, que “adquiere categoría jurídica al servicio de la construcción de un nuevo modelo social” y que “se impone a los gobiernos” desde “poderosos organismos financieros globales”.

Los obispos analizan en su texto varios factores: la inteligencia artificial, el pensamiento woke y la cultura de la cancelación o “la relectura, a modo de memoria histórica, a la que se somete a las reglas del juego democrático”. También incluyen una llamada a “la acción en la plaza pública” que, advirtió el exportavoz, “no tiene que ver con manifestaciones”. Se trata, explican, de una reflexión que “quiere ser católica, es decir integral e integradora” y “pone el acento en el vínculo o alianza que Dios sella con la humanidad; en la alianza matrimonial y en las alianzas entre las personas y los pueblos”.

Vídeo de la rueda de prensa para la presentación del documento

C.E.E.

____________

Críticas a las leyes del Gobierno

Más allá de las consideraciones globales, las grandes críticas del episcopado español tienen como diana este Gobierno y son las mismas que ya han mencionado en otras oportunidades. Argüello se refirió este viernes a las “propuestas legislativas que están todavía en nuestras Cortes Generales”, aunque luego enumeró un batiburrillo de temas en los que cabía la ley trans, la ideología de género, el aborto, la eutanasia, el divorcio, y hasta la crisis demográfica… Tampoco olvidó mencionar la ley del “solo sí es sí”: “Las cuestiones que tienen que ver con moral personal no se pueden separar de la moral social”, lanzó. Todo ello en un “año electoral” en el que este documento “puede ayudar” a dirigir el voto en municipales, autonómicas y generales en España.

Argüello habló de los préstamos del FMI a países con dificultades económicas, «relacionadas con todas estas cuestiones (la puesta en marcha de estas legislaciones, contrarias a la razón)». «Los grandes organismos internacionales están haciendo una apuesta por una sociedad», relató el ex portavoz episcopal, que también achacó a la ley del «sí es sí» estos problemas. «Las cuestiones que tienen que ver con moral personal no se pueden separar de la moral social».

El texto defiende que “ha crecido la protección a miembros aislados de la familia, pero se ha deteriorado la defensa de la vida y el cuidado de la institución familiar como tal”, y denuncia la existencia de la “la familia de las ideologías”: “Cuando se pone la familia en el centro de controversias y polarizaciones ideológicas, es casi imposible compartir un consenso que reconozca el valor real y vital que las personas otorgan a sus familias”.

Ideología de género

Los obispos arremeten contra lo que llaman “ideología de género”, que “cimentada en la autocreación, impone una antropología virtual que responde a la visión del hombre exclusivamente como cultura (género) anulando para ello la naturaleza (sexo)”. “El trasfondo de dicha ideología –sostiene el documento– es la primacía del deseo y su justificación. La ideología de género es en realidad la voluntad de construir una antropología del deseo”, remacha.

Otras “causas legislativas” a criticar son “el derecho a decidir” que “adquieren categoría jurídica al servicio de la construcción de un nuevo modelo social” y que, como hemos apuntado, “se imponen a los gobiernos “ desde “poderosos organismos financieros globales”.

«Normalización del divorcio»

El documento también hace un balance de “las legislaciones ya vigentes: divorcio, aborto, eutanasia, ”matrimonio igualitario“ (en comillas en el original)”. Así, lamentan “la normalización del divorcio y su fácil tramitación”: “Se agiliza el divorcio con el llamado ‘divorcio exprés’, es decir, con la simple petición de uno de los contrayentes, y sin necesidad de ofrecer un motivo válido para tal solicitud, legalizando así el repudio”, señalan los obispos, que apuntan a las “consecuencias para los ”hijos del divorcio“ y ”la pérdida del valor social de la alianza que supone el matrimonio“.

Fuente CEE
_________

Aborto

Respecto al aborto, la Iglesia española considera que “el movimiento abortista se sigue fundamentado en una ideología ya obsoleta, basada en el poder absoluto del individuo”, lamentando que “el número de abortos se mantiene en unas cifras dramáticas, en torno a cien mil al año, ahora con muchas menos mujeres embarazadas”.

“Negar que existe una nueva vida en el seno de una mujer embarazada desde la concepción es irracional, y afirmar un supuesto ‘derecho a decidir sobre el propio cuerpo’, una falacia”, aseguran los obispos. “El aborto no es derecho a elegir”, recalcan, y amenazan con que “algún día lloraremos los millones de víctimas que nunca pudieron siquiera ver la luz”.

Eutanasia

Sobre la eutanasia, “materia de legislación reciente”, y el suicidio asistido, la Conferencia Episcopal denuncia que “legitiman la muerte como solución a problemas que parecen irresolubles” y, “de manera indirecta puede animar y justificar a quien decide poner fin a su vida”. “La eutanasia no es un derecho, sino la expresión triste de una derrota de lo más esencial del ser humano”, señalan.

«Matrimonio igualitario»

Frente al matrimonio entre personas del mismo sexo, los obispos vuelven con el mantra –aparentemente superado desde 2005– que niega que se pueda denominar así a una unión que no sea propia de hombre y mujer, orientada a la vida. “Al llamar matrimonio a la relación entre dos personas que no pueden procrear se quiere igualar lo que es objetivamente desigual. Se niega el significado de la diferencia sexual” y “se devalúa así la institución matrimonial”, escriben.

Lomloe

No faltan los ataques a la nueva ley de Educación, la Lomloe, que según los obispos “avanza en la disminución del derecho de las familias a decidir el modelo educativo para sus hijos y en la incorporación de elementos ideológicos respecto a la antropología y la historia, al tiempo que disminuye la importancia de asignaturas humanistas como la enseñanza religiosa escolar”. Y en esa libertad, por supuesto, están los centros concertados. “No podemos dejar de decir que la escuela concertada es expresión de cómo la sociedad civil, con el apoyo del Estado, ofrece una propuesta de alto valor a la sociedad”.

“Sigue siendo preocupante la dificultad para comprender el lugar de la iniciativa social en el espacio público con la consiguiente identificación de público y estatal”, apunta la nota, que añade que “no podemos dejar de decir que la escuela concertada es expresión de cómo la sociedad civil, con el apoyo del Estado, ofrece una propuesta de alto valor a la sociedad”.

Finalmente, los obispos hacen un repaso a otros proyectos de ley planteados o aprobados a lo largo de esta legislatura, desde la ley de protección e la infancia a la modificación de la ley del aborto “para hacerlo todavía más fácil, restringir la objeción de conciencia e impedir la información a las madres gestantes sobre el drama del aborto y sobre otras propuestas para afrontar el embarazo y la problemática de todo tipo que estas mujeres pueden estar viviendo, desde la convicción de que la muerte de otro nunca es la solución al problema que puedan sufrir”.

“La llamada ley trans consagra definitivamente el sentimiento como categoría jurídica y radicaliza la disolución antropológica iniciada con la ideología de género”, cuestionan los obispos, que lamentan que dicha propuesta “absolutiza el derecho a decidir” y “rechaza razonamientos científicos y médicos”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: