Barriocanal abre la puerta a retocar los Acuerdos Iglesia-Estado

Barriocanal y Juan Bedoya debatieron sobre el pasado, presente y futuro del Concordato

Bedoya, Bastante y Barriocanal, en los Jueves de RD

María Gómez, Religión Digital, 14 de octubre de 2022

«Por supuesto que los Acuerdos Iglesia-Estado se pueden tocar. Pero llegar hasta donde pide Juan… Hace falta un marco legal para la relación». El vicesecretario de Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal, Fernando Giménez Barriocanal, abrió ayer la puerta a retocar los convenios que, desde 1979, rigen las relaciones entre la Iglesia católica y el Gobierno español.

Y lo hizo durante un intenso debate con el periodista Juan G. Bedoya, en el marco de los ‘Jueves de RD’, que alcanzaron su 40 edición, con un debate que, por primera vez, se celebró en formato mixto (on line y presencial), en el auditorio del Banco Sabadell de Madrid, ante medio centenar de personas, además de los miles que nos siguen virtualmente, gracias al patrocinio de Instituciones Religiosas del Banco Sabadell y el apoyo técnico de Católicos en Red, y la agencia ARAS

En la presentación, el director de Instituciones Religiosas del Banco Sabadell, Santiago José Portas, reivindicó este apoyo, que viene traduciéndose en webinars quincenales desde hace más de dos años, en «estas ventanas digitales que son altavoz y foco de aquellas temáticas que interesan a lectores y clientes». 

____________

Acuerdos «desfasados»

El ‘plato fuerte’ de este jueves fue el debate entre el vicesecretario de Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal, Fernando Giménez Barriocanal; y el periodista de El País, Juan G. Bedoya. Moderados por nuestro redactor jefe, Jesús Bastante, se vivió un auténtico ‘duelo’, de guante blanco pero con posiciones claramente enfrentadas, aunque ambos coincidieron en admitir que los Acuerdos de 1979 estaban «desfasados».

Bedoya, muy crítico con la existencia misma de unos tratados que, denunció, hunden sus raíces en la connivencia de la Iglesia con el régimen de Franco, y que no casan con dos acontecimientos de los que, en estos días, celebramos aniversario. Este mismo 13 de octubre, hace 91 años, Manuel Azaña pronunció la famosa (y no siempre bien interpretada) frase: ‘España ha dejado de ser católica’. Un 11 de octubre, de hace 60 años, arrancaba el Concilio Vaticano II, al que «se opusieron, con saña», la gran mayoría de los obispos españoles de la época.

Ley de Mecenazgo y prejuicios

Barriocanal y Bedoya chocaron a la hora de hablar de los privilegios económicos de la Iglesia, su sistema fiscal, la ‘X’ de la casilla de la Renta o el pago, por parte de la Administración, de los sueldos de los profesores de Religión o de los curas castrenses. «En los temas económicos, es bien conocida la postura de la CEE: queremos caminar a la equiparación con el resto de instituciones que están reconocidas en la Ley de Mecenazgo. No queremos ni privilegios ni discriminaciones», resaltó el gerente de la CEE y ex presidente del grupo Ábside, quien insistió en que los ‘derechos’ de la Iglesia son similares al de otras confesiones religiosas con acuerdos con el Estado español.

Bedoya, por su parte, recordó que «los Acuerdos dicen que la Iglesia tiene exención total en temas fiscales. Luego otras cosas están reguladas por fuera de los Acuerdos»

En el ámbito educativo: Bedoya denunció que «no tiene ningún sentido que el Estado pague los profesores de Religión o los capellanes en hospitales. Y que encima sea el obispo quien elige al profesor y le despida cuando quiera», mientras que Barriocanal negó que esta fuera la realidad. «Los pactos educativos radican en el derecho a la libertad de enseñanza y en el derecho que asiste a los padres a que sus hijos reciban la enseñanza que ellos quieren, y el Estado pone los medios para que eso suceda. Los Acuerdos consideran que la formación es buena para el individuo, y por eso a los profesores los paga el Estado. Si existe la libertad religiosa, pero no se puede ejercer, no existe la libertad religiosa».

¿Intocables? «Discutámoslo»

¿Son ‘intocables’ los Acuerdos, como sugería el título del debate? «Han cambiado muchas cosas, y a mí me parecen bien. Si algún día hay que cambiar el sistema de colaboración económica, discutámoslo«, señaló Barriocanal, apuntando al actual modelo de financiación vía IRPF. Algo, el modelo fiscal, que junto con la Obra Pía o la cuestión de las indemnizaciones, forman parte de las discusiones que, de momento en el ámbito privado, continúan manteniendo Iglesia y Gobierno.

Un Gobierno, el primero de coalición que, por cierto, llevaba la denuncia de los Acuerdos en los Programas de PSOE y Unidas Podemos, pero no en la del Ejecutivo resultante. «He perdido la esperanza de que se reformen los Acuerdos, y lo siento porque creo que España sería mejor y que la Iglesia también sería mejor si las relaciones se regularan por la vía diplomática», culminaba Juan Bedoya.

Barriocanal, por su parte, concluía afirmando que «la relación entre el Estado y las confesiones religiosas tiene que está presidida por la separación, el respeto y la colaboración. Nadie se tiene que ofender por que la CEE manifieste su opinión en una sociedad democrática. El marco de unos Acuerdos es un marco estándar y el más apropiado, con España y con otros muchos países. Lo que queremos es el bien común y el bien de todos».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: