El congreso de referencia del movimiento ultracatólico que se celebrará en México cuenta como «speakers» con Ignacio Arsuaga y Tamara Falcó

La marquesa de Griñón acudirá a México a la nueva edición del Congreso Mundial de las Familias, un encuentro internacional promovido por organizaciones religiosas conservadoras del que es habitual Ignacio Arsuaga y al que han acudido desde Matteo Salvini y Giorgia Meloni a Viktor Orbán.

__________________

Laura Galaup, El Diario, 6 de septiembre de 2022

Tamara Falcó participará a finales de este mes en el Congreso Mundial de las Familias que se celebrará en México. Este evento se ha convertido en un encuentro de referencia para el movimiento internacional ultracatólico. En las últimas ediciones, celebradas en Verona (Italia) y Budapest (Hungría), han acudido líderes políticos de formaciones de extrema derecha como el ex ministro italiano Matteo Salvini, la presidenta de Hermanos de Italia (Fratelli d’Italia), Giorgia Meloni; y el primer ministro húngaro Viktor Orban.

Ignacio Arsuaga, presidente de HazteOir, es un habitual de este evento. De hecho, la marca internacional de su organización, CitizenGo, es uno de los colectivos convocantes del Congreso Mundial de las Familias. Este lobbista español se ha convertido en uno de los actores más relevantes del movimiento ‘antigénero’ internacional, con campañas en contra de la ley del aborto y de los derechos LGTBI. Su organización está detrás del autobús que recorrió Madrid con el mensaje tránsfobo “los niños tienen pene y las niñas tienen vulva”.

En su intervención en la edición que se celebró en Verona en 2019, Arsuaga aseguró que “la familia natural está siendo atacada en todo el mundo”. Por lo tanto, para evitar esta situación animó a los asistentes a rezar. “Rezad por la familia natural, rezad por nuestras familias. Confiad en Dios y en la divina Providencia”. aseveró. Y sentenció: “Si Dios quiere, ganaremos la batalla cultural más pronto que tarde”. 

Falcó acudirá como ponente

Por su parte, la aristócrata e influencer Tamara Falcó se estrena en este tipo de encuentros internacionales. Hija de Isabel Preysler y del Marqués de Griñón, heredó el título nobiliario de su padre después de que éste falleciese en marzo de 2020 a causa de la Covid-19. Desde la agencia de representación de Falcó confirman que la marquesa de Griñón acudirá “como ponente, además de como asistente”, aunque no detallan en qué consistirá su intervención. 

No es una novedad la presencia de nombres vinculados a la nobleza en movimientos ultracatólicos. Ya lo detalló Neil Datta, director ejecutivo del Foro Parlamentario Europeo sobre Derechos Sexuales y Reproductivos, en el informe que publicó en junio de 2021 titulado La Punta del Icebergfinanciadores religiosos extremistas contra los derechos sexuales y reproductivos. En la edición de 2019 del Congreso Mundial de las Familias Luis Alfonso de Borbónbisnieto de Francisco Franco y Alfonso XIII, participó como “orador VIP”

Datta recuperaba en ese informe unas palabras del sociólogo alemán Andreas Kemper para explicar esta vinculación. “La ‘protección de la vida’ en este sentido es la ‘protección de la nobleza”, explicó en su investigación. Y continuó citando al académico germano: “El vínculo entre este movimiento ‘provida’ y sus seguidores aristocráticos es el título. La familia debe ser ‘santa’ porque garantiza herencia familiar. No solo en el sentido de propiedad privada, sino también en el sentido de un pedigrí más ‘elevado”. 

Junto a Arsuaga y Falcó, los españoles que también han confirmado su asistencia son Tomás Melendo, que se presenta como doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación; el cineasta Juan Manuel Cotelo; el sacerdote Guillermo Serra; el psiquiatra Enrique Rojas y José Miguel Cubillo, expresidente de la Federation for Family Development en España.  

Asistentes de varias nacionalidades

En el programa de asistentes que está publicado en la web del congreso también hay representantes de México, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Guatemala. Algunos de ellos lideran organizaciones o iniciativas religiosas como el Instituto de la Teología del Cuerpo, el Curso para Matrimonios ALPHA,  la Organización Internacional para la Familia, el Consejo de Red Familia, proyectos sobre castidad o el Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II. 

El encuentro se presenta como un evento para “afirmar, celebrar y fortalecer a la familia como el entorno fundamental y natural clave para el florecimiento de individuos maduros y sociedades sostenibles”. El programa arrancará el viernes 30 de septiembre y terminará el domingo 2 de octubre. En él también se detallan algunos de los temas que se abordarán. El título de algunas de las mesas son ‘Familias fuertes, sociedades sostenibles’, ‘Acompañando a las familias en la empresa’, ‘Familia y entretenimiento’ y ‘Vida en familia’. Las entradas para el público en general oscilan entre los 900 y los 1.300 dólares.

Este evento es el gran punto de encuentro para las organizaciones ultracatólicas. Algunos colectivos, como Human Rights Campaign, han alertado de que este congreso –en el que se reúnen decenas de organizaciones– es uno de los “más influyentes” en la “exportación de odio”. En una entrevista con elDiario.es en 2019 el profesor de Sociología y Estudios de Género de la Universidad Libre de Bruselas (ULB), David Paternotte, explicó que esta cumbre ayuda a las organizaciones asistentes a “definir la agenda”. 

Según explicó Datta en el informe titulado La Punta del Iceberg, en sus últimas ediciones esta cumbre ha reunido a líderes “populistas” europeos y “de extrema derecha”, así como a “líderes de la derecha cristiana estadounidense y actores cristianos antigénero que tienden a ser críticos con el Vaticano”. 

La investigación realizada por el Foro Parlamentario Europeo sobre Derechos Sexuales y Reproductivos detectó en 2021 un auge de movimientos contrarios al feminismo, al aborto y al colectivo LGTBI. Según reveló esta red de parlamentarios de todo el continente, la financiación para impulsar una agenda en contra de estos derechos se ha multiplicado por cuatro en una década. Se ha pasado de 22,2 millones de dólares en 2009 a 96 millones en 2018.

Esta institución llegó a esta conclusión antes de que el Tribunal Supremo de Estados Unidos revocase la histórica sentencia que garantizaba el derecho al aborto. Este fallo ha alentado y dado alas a las esperanzas de los colectivos ultracatólicos para recortar los derechos sexuales y reproductivos en sus respectivos países.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: