Barbón se abre a la conmemoración del 25 de mayo pero mantiene la confusión entre lo ciudadano y lo religioso y el Día de Asturias seguirá siendo el 8S

El Gobierno regional plantea celebrar la rebelión de Asturias contra Napoleón

El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes (dcha), saluda al presidente del Principado, Adrián Barbón, durante la eucaristía celebrada en la basílica de Covadonga a la que también han asistido el presidente del parlamento regional, Marcelino Marcos Líndez, y la delegada del Gobierno, Delia Losa, entre otros.

Jesús Sanz Montes saluda a Adrián Barbón, durante la misa en la basílica de Covadonga, con asistencia además del presidente del parlamento regional y la delegada del Gobierno, Delia Losa / Fuente

La celebración del Día de Asturias cumple ya 40 años, y ya desde el primer momento dos fechas estuvieron encima de la mesa.

Por un lado, la propuesta de Conceyu Bable apostando por el 25 de mayo:  recordando una fecha en la que, en 1808, se creó la Junta Suprema, se reconoció la soberanía popular y se declaró la guerra a Napoleón, lo que supuso el “nacimiento, ni más ni menos, que del pensamiento y la praxis democrática en nuestro país, Asturies, con todas sus imperfecciones y deficiencias, pero también con toda su grandeza” (Faustino Zapico); la primera vez, pues, no solo en Asturias sino en toda España, que un órgano oficial reconocía la soberanía popular, base de toda democracia moderna.

Por otro, la del Partido Comunista proponiendo el 8 de septiembre, festividad de la Virgen de Covadonga, una fecha que, argumentaban, con arraigo que remitía a la historia del reino de Asturies, a una cierta tradición institucional, y que podía conectar bien con la sociedad asturiana, socializada en los mitos nacionalistas españoles del covadonguismo.

Sería esta última la que acabaría imponiéndose a pesar de que inicialmente sólo contaba con el apoyo de UCD, el PSOE se abstendría mientras Alianza Popular, partidaria de separar lo religioso de lo autonómico, se opondría (en 1983  presentaría una moción en un nuevo intento de cambiar la fecha).

Ahora, Adrián Barbón, tras haber asistido a la misa oficiada por el ultraconservador arzobispo de Oviedo con motivo de la festividad de la Virgen de Covadonga,  vuelve a poner en el candelero la fecha del 25 de mayo.

«Creo que es importante que una comunidad autónoma como la nuestra reivindique su orgullo de historia y la ponga en valor», diría a los medios antes de participar en la inauguración del curso académico en la Universidad de Oviedo junto al rector, Santiago García Granda. (El Comercio).  Y por ello, para atender a «reinvindicaciones sociales» y “para recordar desde el Gobierno asturiano este hecho histórico”, se abre a que su Gobierno plantee alguna fiesta que conmemore el hecho del 25 de mayo en nuestra Comunidad.

Así lo publicaba también Adrián Barbón en su Facebook:

El Gobierno de Asturias ha decidido que el 8 de septiembre -día de nuestra Comunidad- se celebre el acto institucional, en el que se entregan las medallas de nuestra tierra, recuperando una tradición instaurada en la propia transición democrática. Es decir, el acto oficial conmemorativo de nuestro día.

Así mismo, hemos anunciado que, ante la petición que nos hacen numerosos colectivos, haremos una conmemoración histórica del 25 de mayo. Una fecha clave en la historia de Asturias, efeméride que no se puede ni debemos perder. Ese día, la Junta General declaró la guerra a Napoléon, que había invadido España. En esos días tiene además su origen la bandera de Asturias, que se diseñó basándose en un informe del propio Gaspar Melchor de Jovellanos. Repito: una conmemoración histórica, no una “fiesta”. 

Indudablemente el reconocimiento de un hecho significativo para nuestra historia como lo sucedido el del 25 de mayo de 1808 es un paso importante, pero para Barbón la fecha parece carecer de la suficiente entidad como para unirlo a la celebración del Día de Asturias (como vienen reivindicando desde hace años distintos colectivos, entre ellos Asturias Laica), y , reitera, que se mantendrá el 8 de septiembre, coincidiendo con la festividad de la Virgen de Covadonga.

Lo esperable, si tenemos en cuenta que en la Agenda del Gobierno para este pasado día 8 los actos religiosos en el Basílica de Covadonga estaban incorporados a la celebración del día de Asturias:

12:00 horas. Cangas de Onís.

El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, asiste a los actos organizados en Covadonga por el Arzobispado de Oviedo y el Cabildo del Real Sitio con motivo del Día de Asturias. Basílica de Covadonga.   (Facebook)

Nada nuevo, entonces, Barbón continúa pertinaz en someter a la ciudadanía a sus creencias religiosas

Adrián Barbon en declaraciones a la RTPA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: