#TalDíaComoHoy / Clara Campoamor: 87 años del voto femenino en España

octubre 1, 2018

El voto femenino en España cumple 87 años: En 1931, Clara Campoamor defendió con todo su empeño el sufragio femenino en el Congreso de los Diputados que la eligió, pero no le permitía votar.

Clara Campoamor, (Madrid 1888 – Lausana, 1972), una mujer … que de la más absoluta nada, de ser una nadie, una hija de la ínfima clase media de Madrid, que es tanto como decir una mujer condenada a ser una de tantas Matildes, de las “mujeres obreras” de Luisa Carnés; una nadie, en realidad, como la propia Luisa Carnés, consigue torcer el curso de su historia, formarse ya adulta, obtener la licenciatura de Derecho, ser pionera en defender casos, en abrir su bufete, en colegiarse, en conferenciar sobre asuntos jurídicos desde la perspectiva de género y de los incipientes derechos humanos y llegar a ser diputada**. Fue Clara Campoamor una de las primeras abogadas en España, de las primeras que intervino ante el Tribunal Supremo y de las primeras mujeres que desarrolló trabajos de jurisprudencia sobre cuestiones relativas a los derechos de la situación jurídica de las mujeres.

Su brillante discurso en las Cortes en defensa del voto femenino el 1 de octubre de 1931 trajo como consecuencia que se aprobara en Cortes (161 votos a favor frente a 121 en contra), el artículo constitucional que consagró el derecho al voto femenino. Este logro, sin duda su mayor éxito político, supuso también su “muerte política”. Para conseguirlo se había enfrentado incluso a los líderes de su partido y, tras perder las elecciones en 1933 muchos le echaron la culpa por conseguir que las mujeres (a las que se achacaba una enorme influencia de la iglesia católica) pudieran votar. Perdió su escaño, abandonó el Partido Radical (por la subordinación de éste a la CEDA y en protesta por los excesos gubernamentales durante la Revolución de Asturias), trató de ingresar en Izquierda Republicana pero sin éxito y nadie se acordó de ella cuando en 1936 el Frente Popular ganó las elecciones con un respaldo mayor que el logrado antes por la CEDA. Fue entonces cuando escribió y publicó —en mayo de 1935, El voto femenino y yo: Mi pecado mortal., todo un testimonio personal de sus luchas parlamentarias y de la lucha por lograr la igualdad de derechos para la mujer.

Exiliada con el inicio de la guerra civil, acaba residiendo en Lausana donde moriría en 1972.

Clara Campoamor en sus textos

Discurso en las Cortes de 1 de octubre de 1931

Lee el resto de esta entrada »


La educación, la Iglesia y la valentía

octubre 1, 2018

Con las reducciones horaria de 2015, comenzaron a sobrar “catequistas” en Andalucía que mantuvieron igualmente su puesto de trabajo: Un 12% del profesorado de Religión católica lleva tres años cobrando por dar unas clases que no imparte… El Gobierno de Susana Díaz localiza a 263 profesores sin horario lectivo completo y advierte de que “no puede comprobar” si otros 1.895 docentes “cumplen con la jornada por la que están contratados”… (eldiario.es).

Sobre esta situación, escribe hoy Lucrecia Hevia en eldiario.es, 1 de octubre de 2018

La responsabilidad de que se esté gastando dinero público en horas de religión que no se imparten es  de unas administraciones públicas que han estado varios cursos mirando hacia otro lado

Imaginen que en una escuela hay una serie de profesores de matemáticas sin carga lectiva ninguna. No pueden impartir su clase porque no tienen horas suficientes, se han contratado demasiados profesores de matemáticas. Pero tampoco pueden hacer otra cosa (hacer refuerzo, sustituciones) porque la ley no se lo permite. Imaginen que siguen cobrando su sueldo público pese a todo. Y esto, en medio de la crisis.

Imaginen que una administración autonómica conoce este problema desde casi el principio porque los directores de los centros han alertado de lo que sucede. Imaginen que saben lo que pasa pero es un tema espinoso este de las matemáticas, porque hay quien dice que el alumnado debería tener más horas de la materia. Pero la Junta cree que es bastante con lo puesto aunque no quiere entrar en si hay muchos o pocos profesores, y si alguno cobra sin trabajar porque claro, entraría de conflicto con las familias que quieren más matemáticas en el aula. Así que hace como que no pasa nada. Y que todo siga igual.

Imaginen un Ministerio de Educación que también conoce prácticamente desde el principio esta “anomalía” pero con tal de no pelearse con el sindicato de profesores de matemáticas, ni mira. Porque el sindicato de Matemáticas dice que no se mueva nada porque nunca se sabe si se van a aumentar un año de estos las horas. Y el sindicato de matemáticas es muy influyente en la sociedad. Lee el resto de esta entrada »