Solo 2 de cada 10 matrimonios se celebran por la Iglesia en España

El número de matrimonios civiles en nuestro país aumenta un 5,5% con respecto a 2018

 

El Ayuntamiento de Murcia abre el calendario de 2020 para la ...

Boda civil en el Ayto. de Murcia / Foto Ayuntamiento, Fuente

Vida Nueva, 4 de junio de 2020

Según la serie histórica desde 2009, la cifra más baja de bodas se produjo en 2013, cuando se celebraron 156.446. A partir de ese momento, se incrementó su número: 162.554 en 2014; 168.910 en 2015, y 175.343 en 2016. En 2017 volvió a bajar hasta las 173.626, una tendencia que ha continuado en los años posteriores, con 167.613 en 2018 y 165.578 en 2019.

De estas 165.578 bodas celebradas en 2029 en nuestro país, un total de 33.869 bodas lo fueron por la Iglesia. Este dato, recogido por Europa Press de las ‘Estadísticas del movimiento natural de población. Indicadores demográficos básicos. Año 2019’ del Instituto Nacional de Estadística, (publicado este pasado miércoles), supone un 10,5% menos que en 2018.

Mientras, se celebraron 129.240 matrimonios civiles, un 5,5% más que en el año anterior, suponiendo de esta manera el 79,5% del total de matrimonios celebrados en 2019. De ellos un 3,1%  lo fueron entre parejas del mismo sexo (5.108).

Los matrimonios católicos suponen el 20,1%, mientras que los celebrados por otros ritos supusieron el 0,4% del total.

Estos datos reflejan la continua tendencia a la baja en el número de bodas celebradas por la Iglesia católica en España que se registra desde que, en 2009, el número de matrimonios civiles superase a los eclesiásticos. Asimismo, el número de parejas que contrajeron matrimonio es un 1,2% más bajo que en 2018, con un total de 165.578, la cifra más baja desde 2014.

La tasa bruta de nupcialidad disminuyó un 1% en 2019, hasta los 3,5 matrimonios por cada mil habitantes. Además, la edad media para casarse mantiene su tendencia creciente, alcanzando los 38,7 años en los hombres y los 35,9 años en las mujeres.

______________________________

Dibujo matrimonios

La imparable decadencia del matrimonio católico: del 70% al 20% del total en apenas dos décadas

Magnet, 5 de junio

España atraviesa un proceso de honda secularización. Desde mediados de los setenta y hasta nuestros días los españoles han pasado de ser una de las sociedades más católicas de Europa a una de las más indiferentes al hecho religioso. En este proceso, unos ritos han sustituido a otros. Algo especialmente evidente en materia nupcial.

La cifra. El último informe del Instituto Nacional de Estadística sobre el movimiento natural de la población (un amplio estudio que abarca de forma regular los matrimonios, los nacimientos, las defunciones y otros aspectos demográficos) es claro. En 2019 se celebraron 165.578 bodas en toda España. 129.240 fueron civiles. 33.869 fueron católicas, una caída del 10% respecto a 2018. En total, apenas un 20,5%.

La evolución. El dato es por sí mismo revelador. Pero la gravedad del fenómeno se comprende mucho mejor si observamos la tendencia a largo plazo. En 2001 el 73,1% de los matrimonios celebrados en España eran católicos. Ocho años después el porcentaje se había reducido al 45,5%. A mediados de la pasada década caía hasta el 31,7%. Y a las puertas de los años veinte, a duras penas supera el 20%. Un proceso muy rápido.

Menos bodas. Todo ello en un contexto de menores compromisos nupciales. En el año 2000 el INE registró 216.451 nupcias. Fue el pico desde que se tienen registros. Por aquel entonces la mayor parte de los matrimonios eran católicos (163.000, también el pico, frente a 52.000 civiles). Durante las dos décadas siguientes los ritos cristianos se han desplomado, mientras que los civiles no han dejado de crecer (44.779 en 1996; 129.000 en 2019).

El desplome es muy gráfico.

General. La gente se casa menos. Y cuando lo hace, no opta por la Iglesia.Sevilla, una de las ciudades acaso más devotas de la península, ofrece un ejemplo gráfico: mientras a finales de los noventa el 83% de los enlaces se realizaban por el rito católico, hoy los civiles duplican a las religiosos. Un proceso desvinculado de la legalización del matrimonio homosexual, por cierto (sólo representa el 3% de las bodas totales).

Secularizados. No se trata de un fenómeno aislado. España es hoy uno de los países menos religiosos de Europa. Sólo el 9% de los españoles, por ejemplo, asocia el cristianismo a su identidad nacional (el porcentaje más bajo del continente, sólo superado por Suecia). Casi el 60% del país considera “nada importante” la religión a la hora de definir la pertenencia a la nación. Un elevado contraste con el 38% de Reino Unido o el 9% de Polonia.

Y no va a mejorar. Sólo el 37% de los menores de 30 años se considera “católico”, por un 55% que no se adscribe a ninguna creencia. La ya religión es cosa de viejos.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: