Asturias: Más tierra sobre las fosas de la Guerra Civil

enero 2, 2019

La burocracia impide a un equipo de la Universidad de Oviedo investigar sobre los enterramientos comunes y las víctimas mortales de la contienda en Asturias.

Vicente García, superviviente del exterminio nazi, en el la fosa común del cementerio de Oviedo, donde está enterrado su padre / Foto original Pablo Lorenzana / Atlántica XXII

2 de enero de 2019

Sobre La Ley Asturiana de Memoria Histórica recientemente se han celebrado dos debates, el primero en Oviedo, el 24 de noviembre, y poco más tarde, el 27, en Gijón. En este último, en el coloquio que seguiría a las intervenciones de Rosa Espiño (Podemos) y David González (Izquierda Unida), uno de los asistentes, historiador que había participado en la elaboración de las fosas comunes en Asturias, denunciaba ya el boicot y el bloqueo de la Universidad de Oviedo a los trabajos del equipo de investigación:

Hoy Marta Rodríguez en Atlántica XXII recoge estas trabas a la investigación de la Universidad de Oviedo para continuar los trabajos sobre las fosas comunes en Asturias.

Más tierra sobre las fosas de la Guerra Civil

El estudio que lidera la titular de Historia Contemporánea de la Universidad de Oviedo, Carmen García, reconstruye los efectos de la Guerra Civil en Asturias. Crea un mapa de fosas comunes y las caracteriza al detalle. También registra las víctimas mortales, recopila los datos sobre los asturianos caídos fuera de la región y los foráneos que quedaron en esta tierra. Pero este trabajo se ha encallado ahora por trabas administrativas.

El proyecto arrancó en 2003 y ha ido alargándose a través de sucesivos conveniosfirmados entre la Universidad de Oviedo y las Consejerías de Educación y Cultura y de Asuntos Sociales; la Consejería de Cultura, Comunicación Social y Turismo y la de Bienestar Social y Vivienda (2004-2007) y esta última de nuevo (2009-2011). Hasta esa fecha el Principado abonó 196.612 euros de subvenciones. Asimismo, el Ayuntamiento de Gijón colaboró desde 2006 a 2011, con cifras de 12.000 y de 12.700 euros los últimos dos años. Estos importes se destinaron a gastos de trámites de la entidad académica, una partida pequeña a desplazamientos y la mayor cantidad a personal, aunque García no cobra retribución por su labor como directora. Y gracias al ingreso de unos 28.000 euros del Estado en 2011, la documentación de la base de datos se amplió, se realizaron entrevistas y se filmó el vídeo Bajo valles y montañas. Geografía y memoria de la represión en Asturias. Lee el resto de esta entrada »


San Antolín de Bedón no tiene quien le inscriba

diciembre 27, 2018

Ésta es la historia de la insólita privatización de un monasterio románico de Llanes. Su propiedad ahora la reclama Víctor Madera**, el empresario asturiano que gestionó la sanidad pública de la Comunidad de Madrid cuando fue privatizada por el gobierno de Esperanza Aguirre

El acceso a San Antolín de Bedón permanece cerrado durante la mayor parte del año / Foto: Pablo Lorenzana

Patricia del Gallo, Atlántica XXII, 27 de diciembre de 2018

A una distancia de unos 400 metros, apenas se vislumbra la torre y una verja de la que cuelga un cartel que dice: «Propiedad privada. Cerrado por motivos de seguridad». Con el paréntesis estival de unas visitas guiadas gratuitas obligadas por ley, eso es todo lo que ahora, y desde hace un año y medio, se puede ver del monasterio de San Antolín de Bedón en Naves (Llanes), un monumento románico del siglo XIII declarado Bien de Interés Cultural (BIC) y situado en el Camino de Santiago. Ahora, la desidia del Estado –que según el Ayuntamiento es su único dueño aunque éste lo niegue– y el propietario de la finca, que dice serlo también de la iglesia, han terminado por dejarlo así, en un limbo.

La finca fue desamortizada por el Estado en 1823, durante el Trienio Liberal. Se subastó toda, incluida la iglesia del monasterio. Pero, a diferencia del resto de la propiedad, el templo no se vendió. La razón se desconoce: puede ser que la subasta quedara desierta o que el monasterio fuera retirado de ella a última hora. La finca y los edificios civiles los adquirió un ingeniero, Wolfrang Mucha. Desde entonces, pasó por distintas manos hasta que acabó en las de José Pesquera García, antepasado de los actuales propietarios. En aquel documento de compraventa realizada en 1870, se señalaba claramente que la titularidad del templo era del Estado. El texto dice lo siguiente: «Adquirió la casería nominada de San Antolín de Bedón, (…) donde existe un templo y vestigios de un antiguo monasterio, (…) sin más propiedad ajena que la mencionada iglesia que corresponde al Estado como exceptuada de la venta». El monasterio fue declarado Monumento Nacional en 1931, una figura que en la actualidad equivale a un BIC, y por tanto goza de protección.

«ESPECULACIÓN CON UN BIEN DE TODOS»

Los descendientes de aquel Pesquera son ahora copropietarios, ya que vendieron las dos sextas partes a la empresa Paisajes de Asturias, del médico y empresario Víctor Madera. Fue en febrero del año 2000 mediante un documento privado. Un año antes se había marchado de la finca el casero que la mantenía en buen estado. Desde entonces han tratado de demostrar, por distintos medios, escritos y recursos, que son «los legítimos propietarios» y, según los colectivos AVALL, Asociación de Vecinos del Concejo de Llanes, Amigos de la iglesia de San Antolín de Bedón, la Asociación Cultural La Volantina y el Ayuntamiento de Llanes, «quedarse con la iglesia y hacer negocio, a toda costa». Y recuerdan que por Bedón pasan al año miles de peregrinos. Detrás, sostienen, «solo hay pura especulación con un bien de todos». Lee el resto de esta entrada »


¿Es Dios quien prohíbe el sacerdocio de las mujeres?

diciembre 2, 2018

Testosterona y pedofilia sí. Mujeres sacerdotes, jamás

Yolanda Alba, periodista y escritora. Autora del libro “Sacerdotas”*
Atlántica XXII, 2 de diciembre de 2018

Sacerdota es una palabra que fue propuesta y defendida por el periodista Haro Tecglen que admiraba la valentía anglicana de adecuarse a la época: “He escrito sacerdotas por no escribir sacerdotisas, que en España es un término reservado a las servidoras de las divinidades y los templos gentílicos (ojo, no confundir con gentilicios); pero sacerdote no tiene femenino. La Academia siempre ha sido hija amantísima de la Iglesia, y siempre ha tenido dignidades eclesiásticas para que, precisamente, definieran su propio vocabulario”. La situación de inferioridad de las mujeres y su marginación del poder en casi todas las creencias me hace afirmar que las religiones son hoy auténticos templos de la no-paridad.

Incluso Miguel Ángel, rompiendo esquemas y prejuicios ideológicos de su tiempo, había pintado en la cúpula de la Capilla Sixtina el Altar del Sacrificio de Noé con tres mujeres ejerciendo funciones sacerdotales, siglo tras siglo inconmovibles ellas ante las miradas de visitantes, papas y autoridades eclesiásticas. También fuentes arqueológicas y epigráficas testifican casos de sacerdocio femenino (sepulcros con inscripciones: presbíteras y obispas), al igual que otras referencias en las comunidades cristianas primitivas: cartas y epístolas de obispos y papas que testimonian la presencia de mujeres presidiendo la liturgia cristiana (s. IX, obispo Vercelli: “estas mujeres que eran llamadas presbíteras asumieron las funciones de predicar, dirigir y enseñar”), práctica extendida durante los 9 primeros siglos (especialmente en la Iglesia de Oriente) que muestra que los ritos y la ordenación del diaconado era idéntica en lo esencial para hombres y mujeres.

Apelando a esta tradición, crecen hoy las demandas reiteradas de movimientos que claman que otro mundo es posible desde la cordura justa donde las religiones puedan ser sal y fermento transformadores con su potencial de ética. Y hasta al mismo cielo llegan también las reivindicaciones de cristianas feministas a favor de la ordenación sacerdotal de las mujeres. Con este propósito, la Red Internacional de organizaciones ecuménicas para la Ordenación de Mujeres Católicas en el Mundo (WOW) había organizado en 2001 el Congreso Internacional de Dublín, dado que en otras iglesias cristianas las mujeres sí están teniendo acceso a todos los ministerios y existen ya obispas y primadas (la de Londres y la de Suecia). Lee el resto de esta entrada »


Los agravios comparativos de la Iglesia: el IBI, el ICIO… ¿y el IVA?

octubre 11, 2018

Luis Fernández, presidente de Asturias Laica es entrevistado para Atlántica XXII

 

La Iglesia católica se financia indirectamente con los conciertos educativos. Foto / Mario Rojas.

Atlántica XXII, 11 de octubre de 2018

“El oscurantismo es tan tremendo que es muy difícil dar una cifra”. Conocer los beneficios fiscales de la Iglesia, cuantificarlos y medir el agravio comparativo con otros contribuyentes en una tarea complicada. Luis Fernández, presidente de Asturias Laica, lleva años intentándolo. En su opinión, la Iglesia Católica tiene “una situación de dominio histórico” que le ha otorgado ciertos privilegios sobre los que la asociación que dirige quiere arrojar luz. Pero no puede hacerlo sola.

“Queremos que los ayuntamiento cuantifiquen el agujero que tenemos con el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI)”, destaca Luis Fernández al referirse a un impuesto del que están exentos todos los espacios destinados al culto. Y recuerda también que otra de sus principales caballos de batalla es el de las inmatriculaciones, que permitieron a obispos y otros cargos religiosos registrar todo tipo de inmuebles por cantidades muy bajas y sin tener que demostrar su propiedad. Muchos de ellos son iglesias o catedrales pero otros casas o lugares en los que no se oficia ningún tipo de rito.

Una estrategia, la de matricular bienes por primera vez, que ha ido alargando una lista de propiedades que nadie conoce y que cada vez más personas y colectivos demandan que se haga pública. Como piden también que las entidades religiosas pague el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) cuando hacen una reforma. Lee el resto de esta entrada »


¡Tres hurras por Asturias!

septiembre 3, 2018

Por David Remartínez, Atlántica XXII, 3 de septiembre de 2018

Alfonso XIII en la coronación canónica de la Virgen de Covadonga / El centenario. Galería de fotos históricas

Escribe hoy David Remartínez sobre el “triple centenario” que se está conmemorando en Asturias, (decimotercer centenario de los orígenes del reino de Asturias y centenarios de la creación del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga y de la Coronación canónica de la Virgen), y que tendrá su “día cumbre” este 8 de septiembre.  Como carta de presentación, Atlántica XXII, en su publicación de Facebook comentaba: “Hoy os dejamos un artículo de opinión sobre el Día de #Asturias que quizá os divierta, o quizá os cabree, pero que no os dejará indiferentes. Protestas y comentarios, a @davidrem”.

He aquí el artículo.

¡Tres hurras por Asturias!

El Gobierno regional y la Iglesia Católica han tenido una idea formidable con la celebración este año del triple centenario de Covadonga: centenario de la Coronación de la Virgen, centenario del Reino de Asturias y centenario de la creación del parque de montaña donde se ubican el templo y el mito fundacionales. Tres centenarios, varios siglos, una vista atrás telescópica capaz de romperte el cuello de tanta emoción orgullosa. Una idea formidable, en definitiva, y urgente, ciertamente urgente, pues nadie puede negar la urgencia de  financiar y jalear el retrovisor milenario de la religión y la monarquía en esta autonomía cuyo desempleo oficial pendula alrededor de las 70.000 personas (casi la población de Avilés) y cuyo PIB, a diferencia del resto del país, todavía no ha recuperado la riqueza que producía antes de la crisis de 2008. Una autonomía que vive de sus escasos servicios, mayormente turísticos; y de los funcionarios y de los jubilados y de bastante subvenciones aún. Cuyo drama demográfico tampoco conoce parangón en España, pues ya solo cotiza un trabajador por cada pensionista, ya que los escasos jóvenes ni se plantean intentar quedarse aquí. Quizá porque apenas un 45% de las empresas tienen algún asalariado. Quizá porque los 150 polígonos industriales son mayormente naves de almacenaje. Quizá porque los centenares de locales comerciales vacíos de nuestras ciudades las acercan a esos comentarios que hacíamos cuando éramos ricos y visitábamos Portugal. Lee el resto de esta entrada »