Europa Laica cuestiona la agenda oculta de la publicitaria entrevista del Presidente al Papa y exige la inexcusable denuncia y derogación de los Acuerdos con la Santa Sede

Europa Laica, Laicismo.org, 18 de octubre de 2020

La próxima visita, sorpresivamente anunciada, del Presidente del Gobierno al Papa en el Vaticano se realiza en el marco de las negociaciones en el más absoluto secretismo sobre su contenido que se vienen teniendo entre el Gobierno y la jerarquía católica, que  auguran concesiones gubernamentales a los privilegios del catolicismo en EspañaAdemás, el Presidente del Gobierno pretende legitimar con esta visita su imagen y la estabilidad gubernamental, al igual que la hacen muchos otros mandatarios con la bendición y ungimiento que reciben de los líderes religiosos.

Europa Laica considera que el motivo de esta visita viene impuesto por el momento legislativo y político, donde la Iglesia tiene un especial interés en condicionar, tutelar, mantener o incrementar su presencia y situación de privilegio respecto al adoctrinamiento, la moral católica y las subvenciones públicas que disfruta. Así, se trata de la ley de educación en debate, en relación con la asignatura de la religión en la escuela, la libertad de enseñanza y los conciertos educativos; o sobre la propuesta de ley de eutanasia; o en la anunciada modificación progresista de la ley del aborto; o respecto a la enorme financiación pública que disfruta a través del IRPF y otras partidas; o las exenciones fiscales de privilegio; o de cara a un arreglo torticero en el expolio de las inmatriculaciones  y  sobre los bienes de patrimonio histórico  de raíz religiosa. Estos y otros asuntos están en juego, con la jerarquía católica defendiendo sus intereses y privilegios, y los gobiernos de turno mirando para otro lado.

Europa Laica exige al gobierno que lo realmente necesario e inexcusable es la denuncia y derogación los Acuerdos con la Santa Sede de 1979 como primera medida para avanzar hacia un Estado entroncado verdaderamente con la modernidad y el laicismo como principio indisociable de la democracia, en lugar de mantener unos privilegios confesionales que sacrifican los principios de separación Iglesia-Estado, la igualdad y el interés general en el altar de una supuesta estabilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: