Las clases de religión continúan vaciándose de alumnado

octubre 11, 2020

La mitad de los estudiantes de Primaria y Secundaria prefieren matricularse en la asignatura de actividades alternativas, cifra que refleja una secularización agigantada de la sociedad española

El País, 11 de octubre de 2020

Poco a poco la asignatura de religión pierde terreno en las aulas y observa cómo la clase de actividades alternativas le va ganando el pulso en número de alumnos. Especialmente en la pública, donde el 55,1% de los estudiantes de ESO y el 42,1% de primaria han decidido abandonar el catecismo, según el último informe de la Fundación Ferrer i Guàrdia publicado este viernes. Tendencia que en el caso de la enseñanza básica, apunta el documento, ha tenido en los últimos 20 años “un incremento más notorio y prácticamente ininterrumpido”. Preferencia que parece no compartir el alumnado (o los padres de este) de los centros privados. En los no concertados las cifras son del 27,4% en primaria y del 36,9% en secundaria; y en los privados-concertados (donde las escuelas católicas representan más de la mitad) el porcentaje es del 13,45 y del 16,2% respectivamente. La Fundación Ferrer i Guàrdia no matiza los datos en bachillerato, ya que los únicos datos globales con los que cuenta (el 67% de estos estudiantes no estudian religión) son del curso 2014-2015.

El hijo de Toñi Fernández, Bruno, ha comenzado este curso tercero de Primaria y, después de pasar varios años cursando religión, se ha matriculado en la asignatura de educación en valores. A pesar de no ser creyentes, Toñi decidió que su hijo, ahora de ocho años, asistiera a religión durante la educación infantil en un colegio de Cáceres para evitar que se sintiera desplazado. “Teníamos miedo de que no entendiese por qué a él le sacaban de clase y le separasen de sus compañeros”, comenta Fernández, maestra de profesión. Ahora, los padres sienten que Bruno está contento y que el cambio no le ha afectado. No obstante, como docente, Fernández piensa que esta elección escolar aún no está bien regulada. “Hasta hace poco, los profesores no sabían muy bien qué hacer en la hora alternativa. Tampoco había un libro de texto ni un desarrollo a seguir”, dice.

Los expertos que han escrito el informe subrayan que los resultados de la investigación dejan ver un cambio profundo en la forma de pensar de los españoles. “Estas cifras son un indicador más de la secularización actual de la sociedad. Un análisis que refleja la contradicción que supone que en España haya una menor creencia religiosa y que en la relación entre el Estado y las instituciones religiosas, especialmente la católica, se sigan manteniendo una situación de privilegios”, afirma Silvia Luque, directora de la fundación, que aboga claramente por una revisión de los Acuerdos de España con el Vaticano. Lee el resto de esta entrada »