Lucía Montejo: “El Gobierno de Pedro Sánchez debe clarificar la titularidad de San Antolín”

junio 28, 2018

La diputada de Podemos Asturies, Lucía Montejo, defendió este viernes 29 de junio una proposición en el Pleno sobre el templo llanisco, que resultó aprobada / Actualización 29 de junio: Vídeo presentación PNL

Lucía Montejo, Junta General del Principado. Foto Podemos Asturies

Fuente: Podemos Asturies

En la sesión de orientación del Pleno de la Xunta Xeneral de este próximo viernes 29 de junio, Podemos Asturies llevará una proposición no de ley para que el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez clarifique la titularidad de San Antolín de Bedón. La diputada Lucía Montejo, encargada de defender la propuesta, ha indicado que “queremos que se inicien con carácter de urgencia” los trámites necesarios para la derogación o, en su caso, declaración de nulidad, de la resolución relativa a San Antolín de Bedón dictada el 23 de diciembre de 1996 por el Subdirector General de Patrimonio del Estado. De la misma manera, la diputada ha anunciado que “también queremos iniciar los contactos oportunos para la reincorporación de dicho inmueble al Inventario General de Bienes del Estado”.

La iglesia de San Antolín de Bedón pasó a formar parte del patrimonio del Estado durante la década de 1820, tal y como demuestra la aparición de la misma entre la relación de bienes públicos puestos a la venta en el número 126 del Boletín de Crédito Público de 1822. Tal es así que, en el acta de compraventa de 1870 de parte de la casería circundante, se alude específicamente a la exención de la iglesia al ser un bien de propiedad estatal, no habiendo sido modificada dicha referencia de la inscripción primera de la finca registral, tal y como se referencia en el informe realizado por la Abogacía del Estado en 1996, que explicita igualmente que la mención a la titularidad del Estado está asegurada por la protección de que gozan los asientos del Registro de la Propiedad. Lee el resto de esta entrada »


Los planes nacionales que permiten a la Iglesia restaurar anualmente su patrimonio con cargo al Estado

junio 28, 2018

La Conferencia Episcopal reconoce que, solo a través de la polémica ‘X’ del IRPF, se destinaron en los últimos 5 años 356 millones de fondos públicos a construir o reformar templos pero sin rendición de cuentas. Pero la cantidad que la Iglesia católica ha podido recibir para la restauración de su patrimonio superaría los dos mil millones de euros.

Capilla de los Vigiles. Catedral de Oviedo: el Instituto del Patrimonio Cultural prevé restaurar en 2018 con una inversión de 395.900 euros

Europa Laica en su web laicismo.org recoge, desde hace años, datos sobre los fondos públicos que Estado y distintas comunidades han ido dedicando a restaurar bienes eclesiásticos (etiquetas: Mantenimiento del Patrimonio Eclesiástico / Restaurar bienes con fondos públicos -datos de  2018-).

Hoy eldiario.es publica una noticia sobre los planes nacionales que permiten a la la iglesia católica restaurar su patrimonio con cargo al Estado.

Jesús Bustamante, eldiario.es, 28 de junio de 2018

El Plan Nacional de Catedrales, firmado por Felipe González, y el Plan de Abadías, Monasterios y Conventos, firmado en 1997 por el PP, regulan que se aporte dinero público para los bienes y “compensar” la desamortización de Mendizábal

La  desastrosa restauración de la estatua de San Jorge (siglo XVI) en la parroquia de San Miguel de Estella (Navarra) y su precedente Ecce Homo abre el debate sobre cómo se restaura el patrimonio de la Iglesia y quién lo financia. La respuesta, como casi siempre ocurre en el caso de la Iglesia católica en nuestro país: la Administración paga, los curas deciden.

En 1997, siendo ministra de Cultura Pilar del Castillo (PP), se suscribió el Plan Nacional de Abadías, Monasterios y Conventos, que venía a complementar el firmado, a finales de los ochenta, entre la Conferencia Episcopal y el Gobierno de Felipe González para financiar la conservación, iluminación y restauración de las 95 catedrales españolas, y que venía a cumplir con los Acuerdos entre la Iglesia y el Estado suscritos en 1979. Esos acuerdos pretendían, entre otras cosas, “compensar” a la Iglesia católica tras la desamortización de Mendizábal de 1822 y la “persecución religiosa” durante la II República. Todavía hoy se paga anualmente esa compensación desde las arcas públicas. Lee el resto de esta entrada »