A la sombra de la cruz

abril 23, 2018

Un documental de Alessandro Pugno. Vídeo

Fotogramas del documental

Los peritos, tras más de diez años de batalla judicial de las familias, iniciaban esta mañana los trabajos preliminares de exhumación en el Valle de los Caídos, mientras que Patrimonio Nacional impide la entrada de las familias en el Valle de los Caídos en el inicio de las exhumaciones según denuncian los familiares de los hermanos Lapeña.

Ambas noticias traen a la actualidad un documental de 2013 que, centrado en la educación que los monjes benedictinos ofrecen a unos 40 niños que estudian en su escuela de música, -subvencionada por Patrimonio Nacional-, cuenta una realidad de la que apenas se conoce nada y a la que resulta difícil acceder: el interior de la basílica del Valle de los Caídos.

“A la sombra de la cruz” ganó en 2013 la Biznaga de Plata en el Festival de Málaga. Su director, el italiano Alessandro Pugno contó con la colaboración del productor español Antonio Saura Medrano, y consiguió rodar en uno de los lugares con más oscurantismo de España, el Valle de los Caídos, ese mausoleo construido por presos republicanos bajo cuya cruz yacen casi 35.000 víctimas y de cuyo cuidado se encargan desde 1958, por orden de Franco, unos monjes benedictinos que mientras cuidan primorosamente de las tumbas del dictador, y de José Antonio, dejan que poco a poco se vayan deteriorando entre humedades y derrumbamientos las fosas.

En los últimos años del gobierno socialista, en pleno debate sobre qué hacer con ese símbolo del franquismo, este italiano comenzó a rodar un documental que se centraba en la escuela de música que los monjes benedictinos tienen en el interior de ese mismo recinto para niños de entre 8 a 14 años. Lee el resto de esta entrada »


Campaña IRPF 2018 / Asturias Laica

abril 23, 2018

Quienes marcan alguna casilla o ambas no pagan de más, sino que lo detraen del conjunto de los ingresos del Estado, mientras que quienes no marcan ninguna casilla aportan el 100% de sus impuestos a las arcas públicas para que se puedan atender las necesidades comunes

Campaña 2018 /Asturias Laica, 29 de abril, 12:00 h, Mesa informativa en El Rastro, Gijón

Por tantas, por tantos, por tod@s, en tu declaración de la Renta no marques ni la casilla destinada a la iglesia católica ni la destinada a fines sociales…

Abierto ya el período para cumplimentar la declaración de la Renta se inicia también para Asturias Laica la campaña informativa sobre IRPF y la doble casilla del 0,7 de asignación tributaria.

La campaña se iniciará en Gijón el próximo domingo 29 de abril, (a partir de las 12:00 horas, mesa informativa a la entrada de el Rastro, -paseo del Dr. Fleming, s/n-), y se emprende con el doble objetivo de explicar por qué debe suprimirse la financiación estatal a la iglesia católica, y a otras confesiones, y por qué en nuestra declaración de la Renta no debemos  marcar ninguna casilla ni la destinada a la iglesia católica ni a la de otros fines sociales.

¿Por qué no debemos marcar ninguna casilla? ¿Por qué a la iglesia católica le interesa que se marquen ambas casillas?

  1. Quienes presentan la declaración de la renta, sea cual sea su creencia, o su no creencia, aportan dinero de su renta a la financiación de la Iglesia católica. Lo quieran o no. Marquen la casilla o no lo hagan.
    Quienes lo deseen y marquen la casilla de la iglesia católica lo que hacen es declarar su voluntad de que se aporte el 0,7 de la recaudación total por el IRPF a la financiación de la iglesia, no aportan más de su bolsillo. Su “equis”  determina que vaya a la Iglesia un dinero que no irá a otras partidas: educación, sanidad, defensa, carreteras…
    .
  2. Al marcar una o ambas casillas estaremos desviando fondos públicos hacia fines privados, de modo que una parte de nuestros impuestos no se destinará al bien común sino a intereses particulares. Y es que al marcar la opción de “fines sociales”, no sólo seguimos financiando a la iglesia católica (de los 300 millones anuales recaudados por esta casilla, el 35% va a parar a ONGs que están relacionadas de una u otra forma con ella), sino que, además, privatizamos el deber de atención a los fines de interés social, atención que corresponde al Estado y cuyos criterios y prioridades deben ser definidos y fiscalizados por el Parlamento, sede de la soberanía popular. 

Sin embargo, al dejar ambas casillas en blanco, el 0,7% de la cuota íntegra del IRPF se imputará a los Presupuestos Generales del Estado con destino a fines generales, es decir, se destinará a aquello que también es de todas y todos: sanidad, educación, pensiones, dependencia, paro…, fines generales que han de estar regulados por los presupuestos generales del Estado.

La iglesia católica, que ve cómo la cifra de declarantes que se muestran a favor de sufragar con dinero público a la jerarquía católica va disminuyendo, -un 3,2% menos en el ejercicio pasado-, anima a marcar ambas casillas. Brevemente en “Mas vale tarde” (La Sexta) algunos datos del porqué de ese interés: Lee el resto de esta entrada »