Una sentencia firme golpea la bula fiscal de la Iglesia al obligarla a pagar el IBI por tres negocios

abril 19, 2018

♦ El Obispado de Mallorca renuncia a recurrir un fallo que permite cobrar el impuesto por una panadería, una hospedería y una tienda de recuerdos
♦ La sentencia parte de una reclamación del Ayuntamiento de Escorca, del PP
♦ 
La diócesis defendía que la actividad comercial era “auxiliar” al culto religioso

 

Santuario de Lluc, en Escorca, al norte de la isla de Mallorca. Consorcio Serra de Tramuntana-Patrimoni Mundial / InfoLibre

 

Ángel Munárriz, InfoLibre, 20 de abril de 2018

Si la Iglesia desarrolla directamente una actividad económica en un local comercial, tiene que pagar el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI), incluso aunque el establecimiento esté integrado en un complejo religioso. Así lo ha establecido la sala de lo contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Baleares en una sentencia firme. El Obispado de Mallorca debe abonar el IBI al Ayuntamiento de Escorca (Mallorca, 217 habitantes) por los inmuebles en los que se ubican una panadería, una tienda de recuerdos y una hospedería en el Santuario de Lluc. El fallo, de junio de 2017, no ha sido recurrido, confirma a infoLibre el Obispado. Es un hito en la batalla municipal contra las exenciones fiscales a la Iglesia católica y sus organizaciones.

El litigio parte del intento del Ayuntamiento de Escorca, gobernado por el PP, de cobrar el IBI de 2014 por las fincas con actividades no vinculadas al culto en el Santuario de Lluc, gestionado por la congregación de los Misioneros de los Sagrados Corazones. El Obispado de Mallorca se opuso por la vía administrativa, para intentar no pagar en ningún caso. El caso terminó en los tribunales centrándose en tres fincas. Lee el resto de esta entrada »


Sintonía Laica (322) 19/04/18

abril 19, 2018

Tras recordar a Luis Montes, Enrique Ruiz del Rosal  explica por qué no conviene marcar ni la casilla de la iglesia ni la de fines sociales. José Luis Iglesias, miembro como Enrique, de la junta directiva de Europa Laica y presidente de Asturias Laica, comenta el descarado acercamiento al nacionalcatolicismo del gobierno de España.

 

Enrique Ruiz del Rosal

Recuerdo de Luis Montes. Por qué no debe marcarse ninguna casilla, ni la de la iglesia ni la de fines sociales.

 

José Luis Iglesias

Sentencia del Constitucional sobre la LOMCE y el reconocimiento del derecho de los centros que segregan a recibir dinero público. Conciertos educativos. Hermandaz de los Estudiantes en la Universidad de Oviedo. Placa-homenaje a quienes dieron su vida por la libertad de conciencia…

 


Muere Luis Montes, el defensor de la muerte digna que abrió el debate de la eutanasia

abril 19, 2018

Luis Montes, presidente de la asociación DMD, nos ha dejado esta tarde, precisamente cuando se dirigía a un acto sobre muerte digna.

El doctor Luis Montes nos había acompañado en Asturias, como lo hacía siempre allí donde  se le requiriera para defender la libertad de conciencia y el derecho a  una “muerte digna”, una “buena muerte” y a “vivir y morir con dignidad”, en unas charlas organizadas conjuntamente por Asturias Laica y DMD en Oviedo y en Gijón.

Desde Asturias Laica lamentamos profundamente su desaparición. Su muerte es una enorme pérdida por su calidad humana y su incansable lucha. Gracias por su apoyo, su compromiso y su labor.

 

Luis Montes / EFE/ El Confidencial

Fuentes: Borja Rodrigo, El Confidencial, 19 de abril de 2018 / El País, Oriol Güell / Infolibre

Luis Montes (Salamanca, 1949), presidente de la asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD), y que en 2005 fue acusado -y posteriormente absuelto- de aplicar la eutanasia a 400 enfermos terminales ha muerto este jueves de un infarto cuando se dirigía en vehículo a Molina de Segura (Murcia), según ha podido saber El Confidencial. El caso Leganés, como se bautizó a la acusación que enfrentó Montes sirvió para abrir el debate sobre la eutanasia, práctica de la que este médico se volvió abanderado años más tarde.

Desde 2009 el doctor era presidente federal de DMD, desde donde defendía la despenalización de la eutanasia, el acceso universal a los cuidados paliativos y a la sedación. Montes ponía en el centro de su trabajo el derecho a la autonomía, la libertad individual y la voluntad del paciente. La militancia de Montes se remonta a los tiempos de la oposición al franquismo, donde se volcó en el trabajo comunitario en los barrios de chabolas que abundaban en el norte del actual distrito de Tetuan.

Montes saltó del anonimato a la primera página de los diarios sin pretenderlo. El que fuera coordinador de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés, en Madrid, fue acusado de 400 “homicidios” por sedaciones paliativas a pacientes terminales entre 2003 y 2005. La Justicia tardó tres años en limpiar su nombre, pero eso no evitó el “linchamiento moral” al que fue sometido por parte de la Comunidad de Madrid. Lee el resto de esta entrada »