La iglesia que encontró su paraíso en la tierra

julio 4, 2019

Eugenio Piñero Almendros, Levante

Después de tanta espera, por fin ha llegado el día. Los herederos de aquella extraña pareja que fue expulsada del paraíso y que, presuntamente, juraron regresar para recuperar lo que consideraban suyo, ya lo han conseguido. Los descendientes de Adán y Eva, más concretamente la Iglesia católica, han recuperado el paraíso perdido. Estos míticos antepasados gozaban de todo tipo de comodidades: abundante comida, nada en ese edén resultaba peligroso, nada amenazaba su posición privilegiada. Vivían como reyes. ¡Mejor! ¡Como dioses! Pero su codicia les pasó factura. Traspasaron la única línea roja dibujada por el dueño de aquel vergel; lo tenían casi todo, pero quisieron más y acabaron desahuciados para siempre. ¿Para siempre?

Desde entonces, los descendientes no han tenido otra obsesión que regresar al edén, donde quiera que este estuviese.

Inventaron el reino celestial, lugar idílico pleno de felicidad y a salvo de cualquier amenaza del mal. ¡Problema! Que era tan utópico como la isla de Jauja. Las escasas garantías de su existencia y el particular medio de acceder a él (pasando a mejor vida), les empujó a buscar ese paraíso en la tierra. ¡Lo que va delante, va delante! ¡Que nos quiten lo bailao!. Fueron, han sido y son, los lemas que han guiado su camino. Lee el resto de esta entrada »