Intentando jugar con la verdad objetiva: El Génesis y la ciencia

Resultado de imagen de génesis

Luis Fernández, presidente de Asturias Laica, 27 de octubre de 2019

Sandra Myrna Díaz, bióloga argentina que investiga en el área de la ecología vegetal, agradeciendo el recibido premio Princesa de Asturias, decía:

“…lo tomo como un honor a todas las personas que estudiamos la naturaleza. La naturaleza que me gusta definir como el tapiz de la vida, del que formamos parte, que nos entreteje y nos atraviesa. ….Todas las personas que estamos aquí, y también los bacalaos, los tigres, las lombrices, los tomates que languidecen en el supermercado y las levaduras que levantan el pan, estamos hechos con los mismos átomos que se vienen tejiendo y destejiendo y retejiendo desde hace millones de años… Y en este maravilloso entremezclarse, el alquimista supremo son las plantas. Lo damos por sentado, pero cada día las plantas verdes llevan a cabo el increíble acto de transformar las moléculas inanimadas del aire, el agua y el suelo en vida para todo el planeta y también en alimento, cobijo e historias, para los seres humanos.

Jorge J. Fernández Sangrador, vicario general de la diócesis de Oviedo y canónigo de la Catedral, escribe hoy en La Nueva España, (“A partir del discurso de Sandra Myrna Díaz al recibir el premio “Princesa de Asturias” de Investigación Científica”), interpretando a la bióloga:

En el proceso de la Creación, existieron de las primeras, porque sin ellas no habría sido posible la vida en la tierra. Antes que el sol, la luna y las estrellas; antes que los seres marinos y las aves; antes que los ga­nados, los reptiles y las fieras; antes que el hombre y la mujer.

Después de haber sido proferida la luz, establecidos los límites de las aguas, an­tes que todo lo demás, comenzaron a existir las plantas, con semillas dotadas de una irreprimible fuerza multiplicadora, para que pudiesen reproducirse según sus especies.

Lo afirman el libro bíblico del Génesis y la bióloga argentina Sandra Myrna Díaz, galardonada con el premio “Princesa de Asturias” de Investigación Científica y Técnica de este año. (La negrita es mía)

Jorge Juan Fernández Sangrador es doctor en Teología (Universidad Pontificia de Salamanca), licenciado en Ciencias Bíblicas (Pontificio Instituto Bíblico, de Roma) y en Filología (Universidad Complutense de Madrid).  Ha sido director del Instituto Superior de Ciencias de la Familia, director de la revista Familia, profesor de Orígenes del cristianismo y Patrología, director espiritual del Colegio Mayor «Santa María» para sacerdotes estudiantes en la universidad y secretario del Curso de Teología para Sacerdotes.

Y amparado en este currículo ¡se permite interpretar como equivalentes la afirmación de Sandra Myrna Díaz y su lectura del Génesis!

Está claro que, puesto que no puede ser ignorancia, lo suyo es un obsceno intento de engañar.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: