Connivencia entre PP y PSOE en Galicia para no investigar los bienes inmatriculados por la Iglesia

El BNG, a través de su diputado por Pontevedra y portavoz en materia de memoria histórica, Luis Bará, defendió en el Parlamento una batería de iniciativas instando a la Xunta de Galicia a exigir al Estado hacer público el listado de bienes inmatriculados por la Iglesia católica entre los años 1946 y 1998, teniendo en cuenta la posibilidad de que habían sido registrados ilegalmente.

Luis Bará, diputado de BNG por Pontevedra

Fuentes: BNG  / BOPG nº 521 /  Contrainformación.es

La Iglesia católica disfruta desde 1946 de un privilegio franquista que le permitió inscribir miles de bienes sin tener que acreditar la propiedad de los mismos, porque la Ley hipotecaria y el reglamento permitieron que los representantes eclesiásticos actuaran como “fedatarios públicos”.

Aunque la citada norma impedía inscribir templos dedicados al culto por ser considerados bienes de dominio público, la realidad es que nos años 80 y 90 del siglo pasado muchos de estos bienes fueron inmatriculados, inscritos por primera vez en el Registro de la Propiedad a nombre de la Iglesia y, en 1998, el gobierno del PP amplió “el privilegio franquista” mediante una modificación de la Ley hipotecaria que le permitía a la iglesia inscribir también lugares de culto como iglesias, monasterios, ermitas, capillas y catedrales.

A consecuencia de esta norma, se estima que entre 1998 y 2015, año de la supresión de esta prerrogativa, fueron inscritos más de 30.000 bienes a nombre de la Iglesia católica, de los cuales una parte podrían ser bienes privados, otros de propiedad de las administraciones y otros de dominio público.

Moción instando al Estado a hacer público listado inmatriculaciones así como estudiar vías de anulación de los bienes públicos ilegalmente inmatriculados en Galicia

El BNG, a través de su diputado por Pontevedra y portavoz en materia de memoria histórica, Luis Bará, defendió el miércoles 18 en el Parlamento gallego una proposición no de ley  “Sobre las medidas que debe llevar a cabo la Xunta de Galicia para pedir al Gobierno del Estado la publicación del listado de bienes inmatriculados por la Iglesia católica y el estudio de vías legales para su anulación, así como para promover la anulación de las inmatriculaciones de bienes de dominio público que se encuentren en Galicia”.

Planteaba la PNL una batería de iniciativas instando a la Xunta de Galicia a exigir al Estado hacer público el listado de bienes inmatriculados por la Iglesia católica entre los años 1946 y 1998, teniendo en cuenta la posibilidad de que hubieran sido registrados ilegalmente. La propuesta proponía, pues,  estudiar “vías legales para reclamar la anulación de las inmatriculaciones” de bienes de dominio público y sin documento acreditativo de la propiedad, así como la creación de una una oficina de información y asesoramiento para las entidades que reclamen estos bienes así como estudiar vías legales para reclamar la anulación de las inmatriculacións de bienes de dominio público y sin documento acreditativo de la propiedad

Las iniciativas fueron vetadas por el PP que votó en contra de estas medidas.

Bará criticó la posición del PP “que se mantiene en su posición habitual de defensa de los privilegios, de los abusos y el expolio de la Iglesia, lo hicieron durante el franquismo y lo siguen haciendo ahora”, denunció, “solo así se explica que vetaran la propuesta de crear una oficina de asesoramiento, porque muchos dieras bienes pueden ser propiedad de ayuntamientos, de comunidades vecinales, parroquiales o comunidades de montes y que, sin saberlo, la Iglesia se había quedado con sus bienes”.

Menos comprensible es la falta de apoyo del PSOE, que se abstuvo en la votación en comisión parlamentaria. El Gobierno de Pedro Sánchez “está retrasando la publicación del informe de los bienes inmatriculados, y por lo tanto es responsable porque a partir de ese informe pueden iniciarse las acciones legales para destapar el registro de bienes que se hicieron de manera irregular o ilegal”, según Bará.

Recuerda el diputado del BNG que el Ejecutivo central dispone desde agosto de 2018 de un listado de bienes inmatriculados, pero que no hizo público impidiendo abrir vías legales. Por esta razón, el BNG reclamó la publicación de ese listado para, a continuación, demandar al Gobierno del Estado y a la Xunta que promovieran la anulación de aquellas inscripciones que supongan la apropiación de bienes de dominio público y de otras propiedades de administraciones y particulares.

La iniciativa apostaba por investigar todos las inmatriculaciones realizadas desde 1946, fecha en que se aprobó la norma que otorgaba a la Iglesia católica a posibilidad de registrar bienes sin acreditar propiedad, apuntando que esta investigación debía incidir especialmente en la inscripción de lugares de culto, -que están excluidos de la ley de 1946, aunque sí incluidos en la reforma de 1998 de la Ley Hipotecaria-, y en los bienes considerados de dominio público.

A este respeto, el nacionalista recordó la sentencia del Tribunal de Estrasburgo de 2016 que califica de “arbitrario el derecho de inmatriculación de la Iglesia” y considera que viola el derecho de propiedad. Por eso critica la “connivencia de PP y PSOE para proteger estos privilegios y abusos, impropios de un Estado aconfesional”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: