Velos, melenas y desmelenes

septiembre 6, 2019

Artículo de opinión de Pilar Aguilar Carrasco, ensayista, investigadora, escritora, analista y crítica de cine

Tres escolares, una de ellas vistiendo velo, a la salida del colegio en Vitoria. EFE/David Aguilar

Tres escolares, una de ellas vistiendo velo, a la salida del colegio en Vitoria. EFE/David Aguilar

Pilar Aguilar, Público, 6 de septiembre de 2019

¡Sigue pasando! En cuanto se habla de vestimenta femenina, se lía. Y si se habla del velo, entonces se lía doblemente… Tanto que, antes de poner siquiera un pie (o una palabra) en el tema, es preciso acotarlo.

Aclaro, pues:

NO voy a comparar el grado de laicismo de España con el de Irán, los Emiratos o países por el estilo. Aquí es incomparablemente más alto, sin discusión posible.

NO dudo ni por un instante que el velo sea un signo patriarcal de sumisión, ni dudo de que sea signo religioso (sin entrar en finos análisis sobre si su uso viene impuesto por el Corán o por la costumbre).

En varias ocasiones he polemizado duramente con personas que defendían el velo presentándolo, incluso, como signo de liberación y para ello ¡apelaban al feminismo! Pero, claro, ya sabemos que, si bien hace unos años mentar al feminismo era como mentar al diablo, ahora se apela a él hasta para defender lo indefendible (verbi gratia, la prostitución y/o los vientres de alquiler…).

O sea y, por abreviar: comparto totalmente las opiniones vertidas por las autoras del artículo Fuera velos que someten publicado en este mismo periódico.

Aclarados estos puntos, voy a entrar en los que ahora me interesan. A saber:

  1. ¿Debemos indignarnos porque en España algunas mujeres lleven velo?
  2. Concretamente en las aulas ¿Podemos prohibirlo?

Lee el resto de esta entrada »