Precisamente por eso

…Porque no somos laicistas liberales trasnochados del siglo XIX, sino laicistas del siglo XXI con sensibilidad social, nos preocupa y muy seriamente, que el Estado entregue 11.000 millones de Euros anuales a la iglesia católica…

Joaquín Torres García

Joaquín Torres García


José Luis Iglesias
, presidente de Asturias Laica. Asturias24 (3/05/16)

Porque nos preocupan los necesitados, los desahuciados, los parados carentes de todo ingreso, los niños que reciben educación en barracones, las mujeres agredidas y asesinadas por el machismo y las que defienden su derecho al aborto (y a las que, por cierto, el papa Francisco ,“el bueno”, cardenal primado durante la dictadura Argentina, -página negra de su biografía que se quiere ocultar-, acusó en Estrasburgo de cometer asesinatos). Porque nos preocupan los marginados, los refugiados, los palestinos, los saharauis, en fin los que siempre produjeron un pan que nunca fue repartido.

Porque no somos laicistas liberales trasnochados del siglo XIX, sino laicistas del siglo XXI con sensibilidad social, nos preocupa y muy seriamente que el Estado entregue 11.000 millones de Euros anuales a la iglesia católica cuando hay cosas mucho más importantes en lo que gastar ese dinero que es de todos. Dinero que debería entregarse a la asistencia social. Pero a una asistencia social concebida como un servicio público administrado por el Estado para satisfacer como derecho las necesidades de los ciudadanos y ciudadanas que se ven en esas situaciones y no privatizando los servicios sociales a través de la iglesia y las ONGs que reparten las migajas a unas personas que las reciben como caridad privada y no como justicia.

Precisamente por eso somos laicos. Porque nos preocupan cuestiones muy importantes. Y sin embargo se nos acusa de querer suprimir las subvenciones a Cáritas. Cuando, que yo sepa el único que ha hecho declaraciones en tal sentido ha sido el Cardenal Rouco Varela que amenazó con quitarle la subvención a Cáritas si se obligaba a la iglesia a pagar el IBI. Y eso que solo contribuyen con el 2% del presupuesto de Cáritas. De esto ya no se habla. No interesa. Ahora lo que toca es envenenar a la opinión pública diciendo que los laicos quieren quitar las subvenciones a Cáritas. Cosa que nunca se nos ha pasado por la cabeza.

No somos partidarios de eliminar las subvenciones. Entre otras cosas porque la Constitución establece que el Estado fomentará la cultura, el deporte….Lo que somos partidarios es de que se concedan únicamente mediante un concurso general de subvenciones en pie de igualdad para todos y todas. Presentando informes, facturas, proyectos y una comisión que valore. Por el contrario, somos partidarios de eliminar las subvenciones específicas que han sido fuente de toda clase de corruptelas.

Nos acusan de querer suprimir las procesiones, los belenes y la cabalgata de los reyes magos. Quienes así lo dicen o son unos ignorantes o mienten a sabiendas. Lo que defendemos es la no ocupación permanente de los espacios públicos y ninguna ocupación de los espacios educativos por propaganda de doctrinas o ideologías en ningún caso. Los espacios públicos abiertos son de todos. Para entendernos: Las calles y las plazas. Y si hoy lo ocupa una manifestación laboral, mañana con el mismo derecho lo puede ocupar una procesión organizada por una cofradía privada. Lo que no puede ser es que esos actos litúrgicos sean organizados por las propias instituciones públicas o que asistan las autoridades que ni fueron elegidas para eso ni pueden ostentar la representación de todos y todas en esos actos, cuando la sociedad es plural y muchos no solo no se ven representados , como decimos en esos actos, sino incluso ofendidos por su presencia.

Pero lo que más nos ofende es que haya medios de comunicación se hagan eco de quienes nos acusan de todas estas falsedades. Porque una de dos o estos medios carecen de rigor o sabiendo que mienten contribuyen a la propagación de esas mentiras. La única explicación es que lo hacen porque están al servicio de los intereses clericales que a veces son clientes poderosos. No nos extrañaría que el menor día nos acusaran de romper la paz social o de comernos a niños católicos crudos.

Defendemos las medidas del Tripartito de Oviedo porque con ellas no está aplicando otra cosa que la separación de la iglesia y el Estado. Y lo hace en la misma línea en la que nosotros entendemos el laicismo sin adjetivos. Nada de aconfesionalidad positiva o laicismo integrador, que lo único que pretende es disfrazar el Estado Confesional Católico para que la iglesia siga disfrutando de sus enormes privilegios.  El tripartito lo que está haciendo es poner las instituciones al servicio de todos y todas las ciudadanas y ciudadanos de Oviedo tratándolos a todos por igual y sin privilegios.

La política de hacerse la victima porque le quitan privilegios es una táctica muy vieja. La de utilizar a los pobres para el negocio de mantener esos mismos privilegios también.

Devuelvan las inmatriculaciones, paguen el IBI y tributen por los negocios “como todo hijo de vecino”, reconózcanse como una asociación privada de creyentes más y serán bienvenidos al espacio ciudadano.

Precisamente por todo eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: