Una pregunta sin respuesta

Sobre el desayuno informativo, organizado por Nueva Economía Fórum el 5 de junio, con el Secretario General de la CEE, al que asistió como invitada Europa Laica, y la “pregunta sin respuesta” formulada a Luis Argüello, escribe Juanjo Picó, miembro de la Dirección y de la Comisión Permanente de Europa Laica.

Juanjo Picó, Europa Laica / Laicismo.org , 6 de junio de 2019

Esta mañana ha tenido lugar en Madrid un desayuno informativo, organizado por Nueva Economía Fórum, con Monseñor Luis Argüello, Secretario General de la Conferencia Episcopal Española, como ponente. A este evento ha asistido Europa Laica como uno más del centenar largo de invitaciones presentes.

Monseñor Argüello, con una plática de contenido más bien eclesial, ha hecho también mención a la Memoria de Actividades de la Iglesia Católica en España presentada esta misma semana a los medios.

En esta Memoria figuran los datos de la Asignación Tributaria que la Iglesia Católica (IC) recibe anualmente de los Presupuestos Generales del Estado a través de la casilla de la Declaración del IRPF.

Esta controvertida Asignación tiene su origen en los Acuerdos del Estado con la Santa Sede de 1979 donde si bien se establecía que “El Estado se compromete a colaborar con la IC en la consecución de su adecuado sostenimiento económico”, siendo lo de la Asignación Tributaria la manera actual de satisfacer este asunto, siendo continuación de otras diferentes maneras anteriores, tal compromiso tenía un claro carácter temporal puesto que a su vez el Acuerdo establecía que “La IC declara su propósito de lograr por sí misma los recursos suficientes para la atención de sus necesidades”. Es decir, un claro compromiso por parte de la IC de autofinanciarse.

Pues bien, en este desayuno informativo, en  la ronda posterior a la plática de Monseñor, se han planteado una veintena de preguntas, la mayoría procedente de los medios de comunicación presentes, sobre distintos temas de la actualidad política o sobre asuntos propios de la actividad eclesial, siendo contestadas todas ellas por Monseñor, algunas de forma agrupada, dando la opinión de la IC al respecto ….…. excepto con una única pregunta que ha quedado sin respuesta ya que el  facilitador de la mesa ni se la ha llegado a plantear a Monseñor por “falta de tiempo”, dando por terminado el acto informativo.

Esa pregunta, qué especial casualidad, era la que Europa Laica había pasado por escrito a la mesa, con el siguiente contenido textual:

La Iglesia católica se comprometió en 1979 en los Acuerdos firmados con el Estado a lograr por sí misma los recursos económicos suficientes para la atención de sus necesidades”, como objetivo a alcanzar en un tiempo. Han pasado más de 40 años y todavía la Iglesia sigue percibiendo una muy elevada contribución directa del Estado. Tan solo en los últimos años, un montante de más de 250 millones de euros anuales a través de la Asignación Tributaria del IRPF.

La pregunta doble es:

¿QUÉ PLANES CONCRETOS EN EL TIEMPO TIENE LA IGLESIA CATÓLICA PARA AUTOFINANCIARSE Y DEJAR DE PERCIBIR ESTA CONTRIBUCIÓN ESTATAL?

¿CÓMO EXPLICAR QUE SIGA ESTANDO INCUMPLIDO ESTE COMPROMISO DE AUTOFINANCIACIÓN 40 AÑOS DESPUÉS DE HABERLO FIRMADO?

Una pregunta que ha quedado sin respuesta por parte de la IC, aunque los hechos muestran, no obstante y a las claras, la situación de ausencia de voluntad real de cumplir con lo acordado. Y si bien la IC no tiene ningún interés en que eso suceda, para seguir así disfrutando del erario público por la vía del IRPF, resulta una vergüenza democrática que los distintos gobiernos de turno durante todo este tiempo -PP y peor aun PSOE-, no hayan tenido la decisión, cuando no por connivencia y negligencia, en exigir a la IC el cumplimiento de su propio compromiso. Porque es responsabilidad del Gobierno exigírselo. No lo han hecho y no parece que tengan mucha intención de hacerlo.

Esta omisión es una muestra más de la sombra de un pacto de tranquilidad para dejar tal cual el status-quo, como así también se ha reflejado en los recientes elecciones generales en donde han desaparecido de los programas electorales, de forma muy intencionada y sintomática, cualquier reivindicación relacionada con poder avanzar de forma efectiva en la laicidad del Estado, además de ignorar anteriores compromisos políticos contraídos, entre otros, como el más grave,  el de la denuncia y derogación de los Acuerdos con la Santa Sede de 1979, punto clave para resolver las importantes contradicciones y carencias que, a pesar de la proclamada aconfesionalidad constitucional, están impidiendo avanzar en nuestro país hacia un Estado que tenga en la laicidad su referencia democrática y no como un eslabón perdido de la Transición.

Vídeo desayuno informativo
(canal Youtube  EpiscopalConferencia)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: