La asignatura de religion católica no enseña religión

La asignatura de Religión católica no es una asignatura en la que se enseñe religión católica, por muy paradójico que esto pueda parecer.

Eugenio Piñero, El Diario.es, 7 de junio de 2019

La asignatura de Religión católica no es una asignatura en la que se enseñe religión católica, por muy paradójico que esto pueda parecer. “En la clase de religión no solo se habla de religión” es el lema de la campaña de la Iglesia católica para animar al alumnado de ESO y Bachillerato a que se apunten a la asignatura de Religión católica el próximo curso. Este lema guarda una gran verdad, y un enorme peligro para la libertad de conciencia del alumnado.

Por lo que me cuentan mis alumnos, en la asignatura de religión se habla sobre todo del abominable aborto y de los derechos de los no nacidos, de que los niños tienen pilila y las niñas vulva, de que nadie puede disponer de su propia vida ni para evitar sufrimientos horribles, de la vestimenta adecuada de las chicas para evitar violaciones, de la anomalía de la homosexualidad, de lo necesario que son un padre y una madre (no dos padres, ni dos madres, ni una madre, ni…) para el buen desarrollo psicológico de los niños, y cosas por el estilo. De lo que menos se habla es de religión.

La asignatura de religión católica es  Moral católica, pura y dura. Lo que convierte a esta asignatura en mucho más sectaria y peligrosa. Lo de Dios es lo de menos. Lo verdaderamente importante es hacerles llegar a los adolescentes los mensajes moralizantes. La existencia o inexistencia de Dios no da mucho de sí. Ni para discutir más de 5 minutos. Cuestión de fe. En realidad, el objetivo de esta asignatura es su misión moralizante y adoctrinadora, misión que asume gustosamente el profesorado de esta asignatura, designado “a dedo” por el arzobispado.

La Iglesia católica acaba de ganar en el TSJ su batalla para que la asignatura de Moral católica se imparta también en 2º de bachillerato*** (curso fundamentalmente dirigido a la selectividad). Y si hay asignatura, habrá alumando. La posibilidad de sacar un 10 sin esfuerzo, que contará para la nota de acceso a la universidad, es un señuelo demasiado tentador como para no morderlo. Entre las asignaturas humanísticas y científicas, se ha colado el adoctrinamiento moral de los adolescentes.

La libertad de conciencia de nuestros alumnos debe ser protegida, poniéndola a salvo de los intentos de la Moral católica de culpar a las mujeres de las violaciones que sufren, o de criminalizar la decisión de las mujeres que prefieren abortar, o el intento de valorar como desgraciadas las vidas de los niños y niñas cuya familia no es la de 2 progenitores heterosexuales.

Los adolescentes son muy sensibles a estas píldoras adoctrinadoras. Afortunadamente a muchos les llenan de espanto, como a la alumna que me enseñó el tríptico promocional de la susodicha asignatura, indignada por la homofobia que destila el modelo de familia defendida en el folleto. Es por ella, y por los que se exponen peligrosamente a este tipo de mensajes, por los que hay que pelear. Y que los que mandan, tomen nota.


***El TSJ obliga a Educación a incluir Religión en Bachillerato pero no a ampliar las horas en Secundaria

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: