Las mentiras de la sangre

junio 14, 2019

“Ni la religión ni las culturas se heredan por la sangre. Los dioses no tienen patria, por mucho que las patrias se empeñen en tener dioses”.

En este artículo, escrito al hilo de la publicación de un estudio de investigadores genetistas de la Universidad de Granada (del que se hicieron eco diversos medios) en el que se señalaba la escasa herencia genética de Al-Ándalus en el sur de España, Antonio Manuel desmonta, entre otras cuestiones, el mito de la “pureza de sangre” como fundamento histórico del nacional catolicismo

 Antonio Manuel, Portal de Andalucía, 14 de junio de 2019

Las mentiras de la sangre

Investigadores de la Universidad de Granada, de prestigio incuestionable como genetistas, han publicado un estudio en la revista Scientific Reports en el que, tras analizar el cromosoma. Y en 150 varones de Almería, Granada y Málaga, llegan a la conclusión de que apenas mantienen diferencias genéticas con los habitantes de otros pueblos europeos, especialmente del Mediterráneo. El problema surge a la hora de interpretar esta evidencia científica partiendo de la historiografía oficial española. Y es entonces cuando se comete el error al afirmar que “Al Ándalus no dejó huella en la genética del Sur de España”, como titula la noticia el Diario El País del pasado 5 de junio.

Si en un silogismo, una premisa verdadera toma en consideración una premisa falsa, la sentencia final siempre será equivocada. La gravedad de este caso no sólo proviene del halo de certeza que inviste el rango científico del estudio a la conclusión errónea, sino de su uso torticero por otros para consolidar la mentira de la sangre que ingenió el nacionalicatolismo como mito fundacional de la identidad española. Lee el resto de esta entrada »