Memoria social de Gijón: Refugio de Cimadevilla. Presentación conclusiones del trabajo desarrollado

Refugio antiaéreo de Cimadevilla / Foto LNE

23 de julio de 2018

Un estudio del geógrafo Antonio Huerta había localizado y catalogado 154 sótanos, portales y refugios antiaéreos, de los que sólo se conservan Cimavilla y Tabacalera, que ampararon a los gijoneses en 1936 y 1937. El estudio, «Catalogación y puesta en valor de los refugios antiaéreos de Gijón», se presentó oficialmente en 2011, en el salón de recepciones del Ayuntamiento de Gijón de la mano de Jesús Montes Estrada, responsable político entonces del área de Memoria Social del gobierno local.

En 2016, en el Pleno extraordinario del Ayuntamiento de Gijón del 26 de octubre,  IU presentaría una proposición, -que resultó aprobada-, sobre  MEMORIA SOCIAL DE GIJÓN/XIXÓN 1936-1937  por la que se instaba al Gobierno Municipal, entre otras cosas, a “Establecer un marco de colaboración con la Universidad de Oviedo con el objetivo de realizar un trabajo de campo con georradar que determine el estado de conservación de los refugios antiaéreos de Cimavilla y Begoña”.

Esta mañana, diez años más tarde del estudio y dos desde la aprobación de la moción de IU,  el presidente de la Asociación Lázaro Cárdenas, José Manuel García Villar, en compañía del coordinador del proyecto el geógrafo Antonio Huerta Nuño, presentaban en rueda de prensa las conclusiones del trabajo desarrollado, las propuestas de trabajo posterior y la financiación necesaria: 14.000 euros en una segunda fase y 12.000 en una tercera fase, sin entrar aún en lo que supondría la última fase que sería la más costosa, el proyecto de obra.

El refugio se considera perfectamente seguro y recuperable y si hay voluntad política, señalan, en tres años podría ser visitable.

La Nueva España, recogía la noticia: El refugio de Cimadevilla busca protección

Grabación en directo de la rueda de prensa (IU Xixón)


“…Desde que en agosto de 1938 se iniciaran los intensos bombardeos desde el aire y el mar sobre la ciudad, el último bastión del Frente Norte, se llegaron a habililtar 193 espacios para ser usados como refugios para civiles. En ellos, la poblacion se guarecía del fuego del crucero ‘Almirante Cervera’ y de las constantes incursiones de la aviación rebelde o de la alemana Legión Cóndor con base en León. El mayor de esos refugios es el ahora investigado, pero hubo otros de considerable capacidad bajo edificios emblemáticos como la antigua Tabacalera o la actual Biblioteca Jovellanos, en los túneles de Aboño junto a El Musel y en numerosos inmuebles ya desaparecidos, muchos de ellos instalaciones fabriles.  Todos ellos han sido investigados por Huerta y su equipo en el curso de un proyecto de catalogación y estudio histórico de esas estructuras de protección civil, además del diseño de la ruta interpretativa ‘1936Xixón1937’ que también incluye paneles explicativos, un plano-guía y un libreto sobre la historia de la citada contienda y el papel de los refugios”. La Voz de Asturias

refugio

“El refugio”, Nicanor Piñole

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: