FORO no acepta el ruego presentado por IU exigiendo publicidad de los bienes inmuebles exentos de IBI en Gijón

enero 12, 2017

Actualización: El Ayuntamiento hará públicos los inmuebles que no pagan el IBI sin citar dueños. La Nueva España, 19 de enero de 2017

pleno-gijon

Pleno Ayuntamiento de Gijón, 12 de enero de 2016

En la segunda sesión del Pleno del Ayuntamiento de Gijón, celebrada esta tarde, el grupo municipal de Izquierda Unida presentaba un ruego por el que pedía «que se publique en el Portal de Transparencia y Datos Abiertos del Ayuntamiento de Gijón/Xixón, en formato .xls o .ods la relación de bienes inmuebles, urbanos y rústicos que estén exentos de IBI,   indicando en cada caso su cuantía, el titular del inmueble, -salvo en caso de personas físicas- y la norma legal en la que se ampara»

Presentó el ruego el concejal Aurelio Martín, ruego que fue rechazado, en representación del Gobierno Municipa, l por la concejala Ana Braña,”por vulnerar la ley”

[Curioso resulta que lo que para el Ayuntamiento de Gijón es contrario a la ley, no lo sea, por ejemplo, para el de Granada:  Mil recibos del IBI que no se cobran ]

Ante la negativa del equipo de gobierno a aceptar el ruego aludiendo a vulneración de la ley, Izquierda Unida ha solicitado un informe jurídico que avale la negativa del Gobierno a publicar la información sobre los bienes exentos del pago del IBI, y emitido una nota de prensa.

 Solicitud de informe jurídico del Grupo Municipal de IU

Lee el resto de esta entrada »


Gonzalo Puente Ojea, intelectual ateo y exembajador en el Vaticano

enero 12, 2017

Obituario que firma en El País Juan G.  Bedoya

ojea

Creyente en sus años mozos, agnóstico y ateo más tarde, intelectual de fuste con una treintena de obras publicadas, siempre inconformista, el diplomático Gonzalo Puente Ojea solía acudir a una cita de Chesterton en Por qué soy católico para ilustrar cómo, entre ignorar las derrotas o exagerarlas, está el talento de arrancar victorias de los fracasos. Fue la historia de la ejecución, por sedicioso, del nazareno Jesús a manos de Poncio Pilato, instigado por los líderes judíos del momento. Chesterton sostenía que sin aquel ascenso al monte Calvario no habría habido cristianismo. También Puente Ojea creyó poder convertir en victoria su estrepitosa derrota cuando cayó en desgracia en el Ministerio de Asuntos Exteriores, del que había sido subsecretario con Fernando Morán en el primer Gobierno de Felipe González, cuando el Vaticano le retiró el plácet de embajador por divorciarse y volverse a casar por lo civil.

 La jerarquía católica se empeñó, con furia poco cristiana, en una campaña que destrozó la reputación incluso profesional de Puente Ojea, retirado de Roma de mala manera. Quien lo sentenció en agosto de 1987 fue el ministro Francisco Fernández Ordóñez. La polémica fue tan extravagante que Fernando Savater, otro ilustre laicista, la resumió entonces para EL PAÍS en un artículo titulado Embajador en el infierno.

Puente Ojea falleció en la madrugada del martes pasado en su casa de Getxo (Vizcaya) a los 92 años de edad. Sus restos fueron incinerados en el cementerio de Derio y en fechas posteriores, aún sin determinar, las cenizas serán trasladadas a Madrid para ser enterradas en la tumba familiar en el cementerio de la Almudena, donde reposan las de su compañera Pilar. Europa Laica, la organización de la que era presidente de honor, le prepara una despedida civil, de acuerdo con sus creencias, y un homenaje póstumo. Lee el resto de esta entrada »


Despidiendo a Gonzalo Puente Ojea

enero 12, 2017
Memoria del ateo confeso, tan vinculado a Asturias, que fue embajador de España ante la Santa Sede
pueblo-espanol

Gonzalo Puente Ojea fotografiado en Gijón (2013) por Marcos León

Francisco Prendes Quirós, La Nueva España, 12 de enero de 2016

En la madrugada del pasado 10 de enero, fallecía en Getxo, -tierra de su Pilar, la fiel compañera de su último años, que le dejó solo en su tierra el pasado verano-, a los 92 años, el embajador de España Gonzalo Puente Ojea, uno de los referentes del pensamiento laico de este país, que viudo y agotado no fue capaz de volver a su casa de Madrid. En realidad, creo que había muerto en Getxo, no el pasado 10, sino cuando en el caserío falleció Pilar.

La soberanía civil del Estado, la denuncia de los inconstitucionales “acuerdos” estatales con la Santa Sede que lo sujetan al ala más ultramontana y conservadora de la iglesia tradicional, vicio secreto en el que, por miedo al infierno y al poder terrenal de los señores obispos, cayeron Suárez y su UCD, mientras públicamente negociaban con las izquierdas del país una Constitución no confesional; y un cada vez más radical republicanismo cívico fueron el campo de su trabajo intelectual. Publicará ya entrado en años, unos espléndidos, documentados y polémicos libros debeladores del cristianismo oficial, y una crónica entre mordaz e irónica de sus días de embajador de España ante la Santa Sede, entre los años 1985 y 1987. Lee el resto de esta entrada »