Una unión psicológica entre religión y política

Las conclusiones a las que llegan Kramer y Bressan pueden ser un poco especulativas, pero aún así es remarcable que, tanto la religiosidad como la ideología conservadora, se puedan predecir simplemente sobre la base de una inhabilidad psicológica para hacer frente a la aleatoriedad de los sucesos, sobre una tendencia a suprimir, ignorar o simplemente olvidar información que no se adecua a sus esquemas mentales.

Julio Rodríguez, Investigación y Ciencia, 18 de diciembre de 2019

Los seres humanos tienen una habilidad innata para detectar coincidencias, pero existen diferencias significativas sobre el valor que se le da a esas coincidencias. Tomemos, por ejemplo, un experimento realizado hace unos años por Paola Bressan y Peter Kramer, psicólogos de la Universidad de Padova, en Italia. El experimento consistía en pedirle a los sujetos participantes en el estudio que observasen una pantalla de ordenador. En dicha pantalla, puntos blancos iban apareciendo por encima o por debajo de un par de palabras (sobre un fondo negro). Según dónde apareciesen estos puntos (por encima o por debajo), los participantes tenían que pulsar una tecla determinada.

Después de 32 rondas, una de las palabras aparecía inesperadamente en un rectángulo blanco.

Esto era completamente irrelevante para la tarea de pulsar el botón dependiendo de dónde apareciese el punto (una mera coincidencia), pero aún así captaba la atención de los participantes. Los sujetos tardaban más tiempo en presionar el botón correspondiente ya que se preguntaban el porqué de la aparición del rectángulo blanco (el porqué de la “ruptura” de lo que era “normal”).

Al correlacionar los tiempos empleados en la tarea con la religiosidad de los participantes, los investigadores encontraron que existía una correlación significativa entre ser creyente (de cualquier religión) y tardar más tiempo en pulsar el botón cuando aparecía el cuadro blanco. Este efecto se produjo debido a que para este grupo era más difícil aceptar la coincidencia per se, ya que no creían que esta pudiese acontecer simplemente por azar.[1]

En un estudio similar, David Amodio, psicólogo de la Universidad Estatal de Nueva York, encontró que algo similar ocurre con las personas de ideología conservadora. En este caso el experimento consistía en que los sujetos tenían que presionar una tecla al ver la letra “M”, pero no al ver la letra “W”.[2]

El caso es que casi siempre salía la letra “M”; de esta manera se creaba la expectativa de que la siguiente también sería una letra “M”. Sin embargo, de repente los experimentadores introducían una letra “W” y medían el tiempo que tardaban los participantes en pulsar la tecla correcta. De esta manera se probaría la facilidad de los sujetos para liberarse o no de sus expectativas.

Los investigadores encontraron que aquellos sujetos que tenían una ideología política progresista eran más capaces de ignorar esta respuesta condicionada y pulsaban más rápido la tecla correcta que sus compañeros con ideología conservadora.

¿Y cuál es la relación entre los dos trabajos? Pues según un artículo reciente de Kramer y Bressan, los resultados experimentales de ambos estudios pueden explicarse por el mismo fenómeno psicológico. Estos dos investigadores postulan que, para enfrentarse a la vida, el ser humano crea ‘esquemas mentales’ – conceptos fundamentales sobre cómo funciona el mundo, y que estos se correspondería con lo que conocemos con el nombre de “creencias”. Estos esquemas mentales son muy útiles porque simplifican mucho el gasto cognitivo acelerando el procesamiento mental.[3]

Mediante el empleo de estos esquemas mentales, el cerebro puede pasar por alto la cavilación sobre cosas que sean irrelevantes desde un punto de vista de la supervivencia (como en este caso que salga “M” o “W”, que haya un punto blanco arriba o abajo, o cómo se creó el Universo ;)). Sin embargo, cuando estos esquemas se rompen inesperadamente, se crea confusión en el participante, y por eso tardan más tiempo en asimilar el cambio. Según los autores, la creación de estos esquemas mentales es una técnica muy efectiva, ya que mediante el empleo de sencillas reglas generales para explicar el mundo se consigue un gran ahorro energético y es lo suficientemente efectiva como para mantenerte vivo, pero por otra parte hace que tengas una fuerte tendencia a mantenerlos y defenderlos, ampliando tu margen de error y cerrando tu mente ante ideas o hechos que los contradigan, aunque estos sean totalmente ciertos y demostrados.

Las conclusiones a las que llegan Kramer y Bressan pueden ser un poco especulativas, pero aún así es remarcable que, tanto la religiosidad como la ideología conservadora, se puedan predecir simplemente sobre la base de una inhabilidad psicológica para hacer frente a la aleatoriedad de los sucesos, sobre una tendencia a suprimir, ignorar o simplemente olvidar información que no se adecua a sus esquemas mentales.

 

Referencias

[1]Bressan, P., Kramer, P., & Germani, M. (2008). Visual attentional capture predicts belief in a meaningful worldCortex, 44 (10), 1299-1306 DOI: 10.1016/j.cortex.2007.08.021

[2]Amodio, D., Jost, J., Master, S., & Yee, C. (2007). Neurocognitive correlates of liberalism and conservatism Nature Neuroscience, 10 (10), 1246-1247 DOI: 10.1038/nn1979

[3]Kramer, P., & Bressan, P. (2011). Belief in God and in strong government as accidental cognitive by-productsBehavioral and Brain Sciences, 34 (01), 31-32 DOI: 10.1017/S0140525X10002104

 

Julio Rodríguez, Científico, Biólogo, Doctor en Medicina Molecular, psicólogo, escritor y divulgador. Estudia la genética de trastornos psiquiátricos en la Fundación Instituto de Investigación Sanitaria (FIDIS) y la Universidad de Santiago de Compostela. Trabajo un tiempo en la Universidad de Oxford y en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de Madrid. Colabora divulgando ciencia con Ángel Carracedo en @RadioGalega.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: